La enseñanza y el aprendizaje de al menos un idioma extranjero en las escuelas primarias y secundarias del país todavía es una deuda, aún cuando el cumplimiento de este derecho lo establece la ley de educación nacional de 2006. Un grupo de Docentes de Lenguas Extranjeras de Santa Fe -como se presentan- comenzó a reunirse para que la situación no se naturalice más, ni desde el Estado, ni entre la propia docencia ni en la comunidad.

“Somos un grupo de docentes de lenguas extranjeras comprometido con la educación pública. Buscamos promover el desarrollo de políticas lingüísticas que fomenten la enseñanza y el aprendizaje de la lengua extranjera como derecho”, así se presentan públicamente en los perfiles que armaron para las redes sociales (Facebook e Instagram). El grupo pedagógico se hizo público el 22 de julio pasado y ya suma más de 200 seguidoras y seguidores.

Las cuatro docentes que dieron el puntapié a esta idea son Flavia Bonadeo, Jesica Bassani, Analía Moschini y Carla Raguseo. “Las cuatro somos de inglés pero nos pensamos como docentes de lenguas extranjeras dentro del sistema educativo”, describe la profesora Carla Raguseo en charla con Redacción Rosario y en representación del grupo.

Las docentes son las iniciadoras de este espacio, pero aseguran que son un grupo más amplio que trata de reunirse “en torno a esta idea de fortalecer la agenda educativa de las lenguas extranjeras en la escuela”.

La preocupación de las educadoras no es menor cuando señalan la ausencia de políticas públicas lingüísticas. Un dato revelador que sustenta la afirmación es la falta de referentes de lenguas extranjeras en las carteras educativas, desde 2015. “Hay una ausencia de políticas lingüísticas, no tenemos ningún referente de lenguas extranjeras en el Ministerio de Educación. Hasta 2015, había un equipo de Lenguas Extranjeras en Nación y referentes en cada provincia, que eran quienes articulaban las políticas lingüísticas, quienes escribían los diseños curriculares. Eso no se ha reconstituido desde el 2015, ni a nivel nacional ni a nivel provincial”, señala la profesora Raguseo.

La ley de educación nacional N°26.206 -sancionada en 2006- establece en su artículo 87 que “la enseñanza de al menos un idioma extranjero será obligatoria en todas las escuelas de nivel primario y secundario del país. Las estrategias y los plazos de implementación de esta disposición serán fijados por resoluciones del Consejo Federal de Educación”.

La realidad es que esta enseñanza es absolutamente dispar en las diferentes provincias. En el caso de la primaria de Santa Fe sólo está reglamentada en los planes de estudio para el 7° grado (una definición que viene de la ley federal de educación de los 90), y luego como parte de las actividades de las jornada extendida y en algunas escuelas.

“El problema es la ausencia de políticas y, de alguna manera, la ausencia de discusión. Y lo que nos interesa a nosotras como primer paso promover la discusión, de cara a las autoridades, pero también hacia el interior de nuestras comunidades profesionales, porque pareciera que hay una aceptación de lo que pasa”, remarca la profesora Raguseo.

Docentes Lenguas ExtranjerasDocentes Lenguas ExtranjerasDocentes Lenguas Extranjeras

Ampliar la mirada sobre el mundo

¿Por qué es importante que una chica o un chico aprenda una lengua extranjera en la escuela? Porque significan “otras maneras de conocer el mundo, de ampliar la mirada sobre el mundo, ese es el valor educativo sobre el que tenemos que trabajar en la escuela”, define la educadora para destacar la mirada plurilingüe y multicultural que subyace en esta enseñanza..

Esa perspectiva plurilingüe de las lenguas extranjeras, las trasciende e incluye tanto el español como las lenguas originarias. “El plurilingüismo promueve la valoración y el respeto hacia todas las expresiones lingüísticas que hay en una sociedad. Ese es un rol que tenemos que cumplir todos los docentes de todas las lenguas: generar esa sensibilización en los ciudadanos, generar el respeto hacia la diversidad lingüística”, destaca Raguseo

Pensada así, esta enseñanza no se queda en el manejo instrumental propio de un idioma. En la escuela adquiere otra dimensión -se explaya-, que tiene que ver con el objetivo del respeto de la diversidad lingüística: “Cuando una aprende otra lengua también aprende otra cultura, y eso es un insumo para la enseñanza. Se trata de trabajar sobre esa reflexión intercultural, que tiene que ver con poner a todas las lenguas y culturas al mismo nivel y generar una comparación en términos de enriquecimiento. Un enriquecimiento en tanto permite otras maneras de conocer y ampliar la mirada sobre el mundo”.

A su vez las distintas lenguas extranjeras tienen diferentes desafíos dentro del sistema. El inglés tiene más presencia en las aulas, pero a la vez “hay toda una representación social de que el inglés no se aprende en la escuela”. En tanto que para otras lenguas extranjeras “la lucha no es por esta representación sino por la propia inserción dentro del sistema”.

La aceptación social de que uno u otro idioma extranjero se aprende en forma privada -alerta la profesora- tiene un riesgo muy grande: “Cuando no hay política pública se privatiza de facto. Y eso no implica solo el arancelamiento sino el control ideológico de la enseñanza”.

Carla Raguseo es docente de inglés en las escuelas secundarias de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), también tiene a su cargo un taller de docencia en el profesorado del Instituto Superior San Bartolomé y es maestranda en procesos educativos mediados por tecnologías (Universidad Nacional de Córdoba). Desde su experiencia de educadora y formadora de docentes, insiste en la importancia de que se revalorice la agenda pedagógica de las lenguas extranjeras por la mirada más amplia y el trabajo interdisciplinario que proponen.

El debate que abren desde el grupo de Docentes de Lenguas Extranjeras Santa Fe es de cara a las autoridades, para las comunidades de profesionales y también de cara a la sociedad, que “también tiene una mirada muy instrumental sobre la enseñanza”.

Para mediados de agosto preparan un conversatorio sobre qué pasa con la enseñanza de las lenguas extranjeras con investigadores de la Universidad Nacional Arturo Jauretche. Será el primer encuentro formal de discusión y de encuentro, para seguir dando el debate con las y los demás docentes, la sociedad y poder incidir a largo plazo en las políticas públicas.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

 

Más notas relacionadas
Más por Marcela Isaías
Más en Educación

Dejá un comentario

Sugerencia

La inflación no renuncia

En medio de la hecatombe de los precios –alimentos, especialmente– Feletti dejó la Secreta