El titular del Banco de Inversión y Comercio Exterior pidió apostar a un modelo de desarrollo capaz de generar valor agregado y pidió unidad del campo nacional para encarar esta batalla pendiente.

“Siempre se trata de descalificar a los proyectos de desarrollo, diciendo que es populismo, que se trata de darle a la gente lo que no hay y que eso después genera crisis, el verdadero populismo que tuvimos en la Argentina, en los últimos años, fue el populismo financiero”,  dijo el presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), Juan Ignacio de Mendiguren, el Vasco como se define en las redes sociales, además de desarrollista y empresario textil. 

“Se permitía a los bancos tomar la plata de la gente al 30 por ciento, darse vuelta y prestárselo al Estado al 75 por ciento, entonces eso sí que era populismo, garantizarle una rentabilidad sin hacer nada a un sector como el financiero, en detrimento de la sociedad, esos son los verdaderos populismos que destruyeron el sistema financiero y endeudaron al país hasta la insolvencia”, analizó el Vasco. Además dijo que al asumir su cargo en el BICE, las tasas de interés en pesos, estaban entre el 80 y 85 por ciento anual y en dólares al 14 por ciento anual, cuando en el mundo estaban al 3 por ciento. 

A partir de su gestión al frente del BICE, las tasas anuales en pesos están entre 25 y 35 por ciento y en 4 por ciento en dólares. “Si usted no financia a la producción y sólo financia el consumo, hace que ese consumo, como pasó en el gobierno anterior, se fuera a la importación, en lugar de producirlo a nivel local”, explicó. Y dijo que esos resabios del modelo anterior tuvieron un giro de 180 grados y “esperamos que concluida la pandemia, o aminorado sus efectos, podamos desplegar en todo sentido este Plan Económico”.   

Para el ex presidente de la Unión Industrial Argentina, es indudable que ciertos sectores de la economía se están reacomodando. “Lo que parecía que era rebote ahora se va transformando en tendencia. Había un problema grave, la pandemia, a nivel internacional, un tema que nadie sabe cómo termina y que sólo supimos cómo empezaba. Ahora se ve una luz con la vacunación y, a medida que avanza, el nivel de actividad de comercio y servicio comienza a recuperarse”.

“Por supuesto que es heterogéneo, hay sectores que tienen mejor performance, y otros más afectados como gastronomía, restaurante, hotelería, pero que ya se nota que van a empezar a tener un cambio importante”, aclara, y agrega: “Medimos el consumo de energía que hoy está 4.1 por ciento por arriba de la pre pandemia, quiere decir que estamos recuperando los niveles de actividad”,

“Esperemos que eso se vaya confirmando”, dijo el Vasco, que también fue diputado nacional, respecto de las fichas de la actividad económica que comenzaron a moverse desde el último trimestre del año pasado, y garantizaban un crecimiento de 3 o 4 por ciento. “Si logramos que la vacunación avance rápido y se comience a recuperar el poder adquisitivo del salario, ese crecimiento puede rozar el 7 u 8 por ciento”.

Los datos duros como el consumo de energía, contrarrestan lo que se pretende instalar como crisis generalizada. “Creo que sin lugar a dudas hay una campaña, muy orquestada, muy dura, para tratar de demoler, de sacar todo atisbo de esperanza. Si vacunan, porque vacunan; si no lo hacen, porque no lo hacen, si las estadísticas dicen que se avanza responden que es un mero rebote”, enumeró sobre los dardos opositores. 

“No entiendo que haya una campaña tan destructiva en la Argentina,  esto no ha pasado en ninguna parte del mundo donde oposición y oficialismo se ponen de acuerdo para salir de algo tan complejo como es la pandemia, al contrario, se trata de utilizarlo políticamente y la víctima de esto es la gente que sufre, y en lugar de mostrarle estos números que permiten ser optimista, tratan de demolerla para dificultar más la recuperación”, argumentó.

Para De Mendiguren, de importante actividad gremial empresaria, “el mundo quiere que Argentina sea proveedora de materias primas y recursos naturales, como en el siglo XVIII, entonces quieren nuestro maíz, no quieren nuestra carne de cerdo, quieren nuestro poroto de soja, no nuestro biocombustible, quieren nuestro trigo no los fideos, porque ese valor agregado se quiere hacer en los países centrales”, ironizó. 

“Acá hace falta tener una unidad del campo nacional para encarar esa batalla que se llama la batalla por el desarrollo”, acuñó. 

“Es muy bueno que la gente, antes de votar, le exija a la dirigencia definiciones. El gobierno de Macri está muy claro: hizo una alianza con la especulación financiera, endeudó al país, importábamos hasta tomates, no podíamos producir y llegamos a la catástrofe que fue el final del gobierno anterior”, repasó. Y contrapuso la gestión actual que comanda Alberto Fernández: “Este gobierno definió otra alianza, como los sectores de la producción y el trabajo. En la mitad, le explotó esta bomba atómica que fue la pandemia, pero el gobierno, y lo digo como industrial pyme que soy, hizo una campaña que no había visto en mi vida”, enfatizó, y detalló: “A las pymes nos dieron moratoria, nos plancharon las tarifas, bajaron las tasas de interés, hasta se nos ayudó a pagar los sueldos. Eso en el gobierno anterior era inconcebible, así que la política va en el rumbo correcto ahora. Falta pasar esta pandemia y recuperar los procesos de crecimiento con agregado de valor más rápido”.   

A propósito del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), en los últimos días se conoció que 2 mil empresas deberán devolver los fondos recibidos. “Si usted está pidiendo una emergencia para que le den plata porque no puede pagar los sueldos, no es lógico que vaya y con ese dinero compre dólares o distribuya utilidades”, comentó.

Además dijo que en el banco que preside están con “muchos proyectos de pequeñas y medianas empresas que exportan cinco veces el valor de los exportadores tradicionales argentinos, porque exportan valor agregado y tecnología”. Y dijo que está creciendo mucho esta actividad hacia Brasil, “que es nuestro primer comprador de productos manufacturados, por eso estamos con una línea de crédito trabajando muy fuerte con el Banco de Desarrollo de Brasil, para promover el comercio exterior sobre todo de las pymes”, enfatizó.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
  • Solo se trata de convivir

    El Concejo reemplazó el antiguo Código de Faltas por uno de Convivencia. Son 348 artículo
  • Las cajas de Pandora

    El politólogo Diego Añaños analiza el mundo de las offshore y el modo hegemónico de reprod
  • Un debate a cara de perro

    Luego de confrontar en la tele con Ricardo López Murphy, el ex ministro de Producción naci
Más por Silvia Carafa
  • Otros actores posibles

    Ante la incidencia de los monopolios en la puja por los precios, la experiencia del cooper
  • Hay que pasar el verano

    Nueva suba de la carne, remarcaciones en vísperas de las fiestas y una próxima fase del co
  • Plata y mafia

    Balaceras a comercios, entre las extorsiones y la intimidación pública. Los Monos como fra
Más en El Eslabón

Dejá un comentario

Sugerencia

Otros actores posibles

Ante la incidencia de los monopolios en la puja por los precios, la experiencia del cooper