El especialista Rodrigo Quiroga repasa el cuadro de situación y cuestiona el relajamiento de las restricciones ya que aún no está conjurada la pandemia que introdujo al 2020 en la historia de los focos infecciosos que asolaron al planeta.

“Cómo mínimo el relajamiento de las restricciones parece apresurado con Delta recién comenzando a circular”, escribió en las redes el investigador del Conicet, Rodrigo Quiroga. La pandemia no sólo no terminó sino que genera y agudiza contradicciones. Luces y sombras en la responsabilidad social, emergencia de las menos felices condiciones humanas, vaivenes en el manejo pero también el trabajo de científicos y personal de salud con una abnegación que recogerá la historia. 

Cuando en marzo de 2020, la noticia sobre un virus inédito congeló la actividad del planeta, nadie imaginó la magnitud del hecho. Un año y medio después, hay quienes aún no lo entienden y no asumen que la libertad que invocan incluye la posibilidad de portar el bicho e infectar a otro o incluso causarle la muerte. Pandemia, pandemia. No en vano pandemónium se siente como su significado hiperbolizado.

“En los últimos meses venimos mejorando bastante, los números de casos y fallecidos vienen disminuyendo, pero esta situación no es homogénea en todo el país; hay provincias donde los casos siguen altos y en algunas incluso parecen estar aumentando, como Córdoba, La Rioja, Catamarca, Río Negro y La Pampa”, explicó Quiroga, que además es doctor en Ciencias Químicas, bioquímico, docente de la Universidad Nacional de Córdoba y dedicado a la bioinformática. “Esto tiene que ver con un relajamiento casi total de las restricciones por parte de los gobiernos provinciales pero también una disminución de los cuidados por parte de la ciudadanía, tal como ocurrió a principio de año. Pensamos que la pandemia ya terminó cuando en realidad no es así”, enfatizó.

“A pesar de que la vacunación avanzó muy rápido, somos el tercer país en Sudamérica con avances en la vacunación, pero no alcanza para pensar que podemos comportarnos como lo hacíamos en febrero de 2020”, aseguró. Y dijo que con la vuelta a la actividad social alta, o a reuniones con muchas personas puertas adentro, los contagios pueden volver a subir como está ocurriendo en las provincias mencionadas. Más aún, hay una espada de Damocles en puerta.

“Tenemos frente a nosotros lo que inevitablemente será la ola de contagios por la variante Delta. Aflojar en este momento y dar un mensaje a la población de que la pandemia ya fue, me parece equivocado, porque justo está arrancando la transmisión comunitaria de esta variante más contagiosa. Debería ser un momento para cuidarnos más y evitar mayores restricciones de cara a fin de año”, explicó.

Además, con respecto a la apelada responsabilidad social, Quiroga no pasó por alto que si bien hay cansancio entendible, “no se termina de comprender que bajar las restricciones, abandonar los cuidados antes de tiempo, opera en sentido contrario y puede llevar a situaciones complicadas que remitan a restricciones fuertes”. Hay una opción, sostener los cuidados mínimos: distancia, ventilación y barbijo. “Si hubiéramos avanzado más en el tema de la ventilación, que es un tema clave, podríamos estar un poquito mejor, hacer más actividades sociales con menor riesgo. Sin embargo, parece que una gran parte de la población, y debo decir también de funcionarios, sigue sin comprender la importancia de estas medidas”.

¿La gente entendió qué es una pandemia? “Es difícil responder. Las vivencias fueron muy heterogéneas, según estrato social, capacidad económica, ciudad y tamaño de la población, pero lamentablemente no sé si las principales enseñanzas que nos podríamos llevar de esta pandemia han quedado claras y han sido comunicadas de manera efectiva. Me parece que el Gobierno Nacional, en particular, así como los provinciales, han hecho cosas muy bien y otras no tanto, pero si en algo quedaron en deuda, es en el tema comunicacional”, argumentó.

Inédita y letal

Se considera pandemia a un foco infeccioso inédito que se expande a nivel mundial. “Por eso es tan importante el control de la frontera, de lo contrario habrá una y otra vez contagio a través de las variantes del virus que van surgiendo en diferentes lugares del mundo”, explicó. La ola de contagio de principios de año en el país fue por las variantes Manaos y Andina, por eso hay que buscar soluciones globales y no a nivel país. Uno puede tener todas las vacunas, pero si en el resto del planeta no lo hacen, seguirán surgiendo variantes que en algún momento llegarán”. 

Para Quiroga, dentro de un mes es muy posible que haya una circulación comunitaria de la temida variante Delta, que causa preocupación en Estados Unidos por la cantidad de niños internados, al punto de saturar camas pediátricas. “Covid es la enfermedad que produce el virus respiratorio SRAS-CoV-2, que a medida que infecta personas se va replicando dentro de sus células, y a medida que esto ocurre va acumulando una cierta cantidad de cambios que pueden tener efectos negativos o positivos, en la capacidad del propio virus para infectar y propagarse”, describió. Y dijo que los virus que van acumulando cambios negativos van desapareciendo, mientras que los que tienen mayor capacidad de infección son los que prevalecen. Son las variantes que después viajan en avión a otros países.

Vacuna: el plan exitoso

“Si hay algo que no se puede criticar es la campaña de vacunación”, enunció. Y dijo que se apostó por la vacuna Sputnik cuando ningún proveedor estaba entregando vacunas y muy pronto consiguieron millones de dosis para los mayores de 60 años, lo que permitió salvar decenas de miles de vidas. “Luego apareció el problema de la segunda dosis que claramente fue desafortunado, pero que se subsanó combinando diferentes vacunas que los datos internacionales indican que funcionan muy bien en seguridad y efectividad, generando una alta respuesta de anticuerpos”, comentó. Y dijo que hay muchos países que lo están aplicando como Alemania y España. Pero si hay un mensaje a remarcar es la importancia de que se vacunen los jóvenes “porque en Israel y el Reino Unido se está observando que las personas vacunadas infectadas, se contagian de un conviviente no vacunado”, enfatizó. El análisis de la pandemia no puede pasar por alto el papel que los medios de comunicación tuvieron en la construcción de sentido con respecto a la responsabilidad social, frente a un hecho que asoló al planeta, y que no pocas veces fue utilizado como ariete político o para instalar dudas y desconfianza.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

  • El concurso sin fin

    El juez Civil y Comercial de la 2da Nominación de Reconquista, Fabián Lorenzini, prorrogó
  • Una condena viral

    El podcast La Segunda Muerte del Dios Punk se hunde en la historia del artista callejero y
  • Quiero ser, quiero estudiar

    La provincia reúne una variada propuesta de profesorados y tecnicaturas de nivel superior,
Más notas relacionadas
  • Solo se trata de convivir

    El Concejo reemplazó el antiguo Código de Faltas por uno de Convivencia. Son 348 artículo
  • Las cajas de Pandora

    El politólogo Diego Añaños analiza el mundo de las offshore y el modo hegemónico de reprod
  • Un debate a cara de perro

    Luego de confrontar en la tele con Ricardo López Murphy, el ex ministro de Producción naci
Más por Silvia Carafa
  • Una condena viral

    El podcast La Segunda Muerte del Dios Punk se hunde en la historia del artista callejero y
  • Quiero ser, quiero estudiar

    La provincia reúne una variada propuesta de profesorados y tecnicaturas de nivel superior,
  • Diciembre a Fondo

    El desenlace con el FMI marcará el pulso económico y político hacia adelante. El gobierno
Más en El Eslabón

Dejá un comentario

Sugerencia

El concurso sin fin

El juez Civil y Comercial de la 2da Nominación de Reconquista, Fabián Lorenzini, prorrogó