Con las elecciones de medio término a la vuelta de la esquina, tras mega ajuste macrista y crisis sanitaria mediante, el gobierno le da aire a la “sostenida” reactivación económica, todavía dispar, y admite las dificultades para recomponer salarios e ingresos.

Después del desastre que dejó el macrismo en tándem con el FMI y la posterior crisis pandémica, dos realidades insoslayables y de consecuencias masivas, sumadas a las expectativas de dejar atrás el impacto de la segunda ola y atento a lo que ocurra con la variante Delta de coronavirus, el gobierno nacional transita el último tramo de la campaña electoral hacia las Paso del 12 de septiembre poniendo énfasis en la “recuperación sólida y sostenida” de la economía, traccionada, entre otros sectores, por la industria y la construcción. Dicha remontada transcurre a la par del avance del plan de vacunación y la mayor movilidad de personas con el regreso de varias actividades.  

Sin pagos de IFE para desempleados y trabajadores no registrados ni ATP para empresas, la gestión de Alberto Fernández rebajó el gasto del Estado en el primer semestre de este año cotejado con igual período de 2020, aunque repuntó si se lo compara con 2019, otro año malo económicamente hablando. Según el Mirador de Actualidad del Trabajo y la Economía (Mate), “hubo dos partidas cuyo gasto se redujo: jubilaciones y salarios. En tanto, los mayores incrementos se dieron en programas sociales, como políticas alimentarias y Potenciar Trabajo”.

De cara a las urnas, esta acción de política fiscal se modificó. El gobierno ayudó a mejorar el nivel de actividad dando una inyección de recursos adicional para mover la rueda virtuosa de la economía, con expansión del gasto público para tratar de reforzar los bolsillos de las familias argentinas y así reactivar consumo, inversión y empleo. Al mismo tiempo, acompañó la reapertura de paritarias para que los incrementos salariales favorezcan a recomponer el mercado interno.

Desde el oficialismo se destacó durante los últimos días la capacidad de respuesta del Estado ante las secuelas económicas y sociales en el peor momento de la pandemia. También se admitió que la recuperación económica es heterogénea, ya que hay sectores que aún no consiguen reponerse del golpe covid. También se reconoció que persiste la pérdida de poder adquisitivo del salario, deteriorado por la suba de precios –sobre todo alimentos– aunque se reduzca el ritmo de inflación, en un marco de relativa estabilidad cambiaria y tarifas pisadas.

“No es rebote, es recuperación”, sostuvo el ministro de Economía Martín Guzmán. Los últimos datos del Indec mostraron que el estimador mensual de actividad económica (Emae) de junio registró un alza de 2,5 por ciento respecto a mayo, mientras que en la comparación interanual, con junio de 2020, el indicador evidenció un incremento de 10,8 por ciento.

De esta manera, en la primera mitad del año el Emae acumuló un alza de 9,7 por ciento, empujado por la industria manufacturera y el comercio. Economistas y funcionarios nacionales prevén un crecimiento de entre 8 y 9 por ciento para todo 2021, con lo cual se recuperaría buena parte de la caída histórica del año pasado de casi diez puntos porcentuales del PBI.

El ex viceministro de Economía de la Nación Roberto Feletti explicó: “Con los números de la recuperación económica empezamos a revertir el daño que provocó la pandemia, pero nos falta afrontar la pérdida durante el macrismo (caída de la economía del 4 por ciento, elevado nivel de inflación, endeudamiento inédito). Si todo sale bien, en 2023 tendremos el tamaño de la economía de 2015”. Y recordó: “En 2015 al FMI no le debíamos nada y cuando se fue Mauricio Macri del gobierno le debíamos una fortuna”.

Las elecciones legislativas están a la vuelta de la esquina. El arco opositor de derecha, con los grandes medios como aliados, lanza rayos escandalizadores y no mucho más. El oficialismo promueve un debate sobre cuestiones vinculadas a la economía. Incluso contrapone modelos de país en pugna hacia la tan ansiada pospandemia. Las últimas intervenciones de la vicepresidenta CFK, tanto en actos de campaña como en redes sociales, fueron en esa dirección.

“En pandemia se perdió un poco de salario, pero donde se perdió mucho fue en el gobierno de Macri”, advirtió la vicejefa de Gabinete Cecilia Todesca Bocco, y Cristina retuiteó el video con las declaraciones. “Durante los tres gobiernos kirchneristas el salario real del sector privado registrado aumentó 78 por ciento en términos reales. Con Macri, ese mismo indicador cayó 20 por ciento”, comparó.

“Durante nuestro gobierno –continuó la funcionaria– tenemos tres etapas: en los primeros tres meses, el salario aumentó 6,4 por ciento en términos reales; en el primer año de pandemia perdimos 6,9 por ciento, y en lo que va de 2021 recuperamos 0,8 por ciento. Es decir, estamos como al inicio de nuestro mandato”. Y agregó: “La economía argentina está creciendo, pero tuvo una doble crisis (macrismo + pandemia), por lo que necesita afrontar dos recuperaciones”.

De acuerdo al último informe de Cifra, dependiente de la CTA que lidera Hugo Yasky, “en el segundo trimestre de 2021 el salario real de trabajadores registrados en el sector privado cayó 4,2 por ciento respecto a igual período de 2020 y 5,3 por ciento contra 2019. Así, el poder adquisitivo del salario es 20,1 por ciento menor al cuarto trimestre de 2015”.

La recuperación de la economía convive con la caída salarial. Por el momento, el crecimiento económico no se transfiere a mejoras tangibles en el nivel de vida de la población. “Todavía la reactivación no se ve en los barrios, donde hay un agravamiento de la crisis de los sectores populares por la suba de precios”, coinciden desde diferentes organizaciones sociales que integran el Frente de Todos.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Guillermo Griecco
  • Las dos perlas

    Yo no sé, no. Ese viernes a la tarde, con Pedro nos sentíamos ansiosos, no veíamos la hora
  • Democracia o corporaciones

    El derecho a la libre expresión, tanto individual como colectiva, y al acceso a la informa
  • Memoria en disputa

    El dolor y las dudas de familiares de los muertos se desplegó en una ciudad militarizada,
Más en Columnistas

Dejá un comentario

Sugerencia

Invitan a un encuentro sobre niñeces y adolescencias trans

La actividad es este martes 27, a las 16, en el salón de actos de la Corte Suprema de Just