El Canaya no se durmió en la siesta santiagueña y venció al Ferroviario por 4 a 2, con goles de Gastón Ávila, Facundo Almada y dos de Marco Ruben, y el descuento de Milton Giménez. El auriazul, que venía de anotarle cuatro a Arsenal, parece despertar en el torneo, tras un mal comienzo.

Rosario Central se trajo desde el imponente Estadio Único Madre de Ciudades de Santiago del Estero una importante victoria, que realza la levantada post clásico, luego de un arranque flojo, cuando aún tenía vida en la Copa Sudamericana, en la que había posado todas las esperanzas, en desmedro del campeonato doméstico.

El equipo dirigido por Cristian González empezó a ponerse cómodo desde los 14’, al marcar el primer gol de la tarde, gracias a un cabezazo de Gastón Ávila, que permanecía en el área rival tras la salida de un córner, y recibió un lindo centro del venezolano Michael Covea, que le puso la bocha en la cabeza.

Antes de eso, hubo avisos en ambos arcos, con diferencia de segundos entre una jugada y su réplica: Pablo Argañaraz hizo revolcar a Jorge Braun con un potente disparo desde la puerta del área, mientras que Luciano Ferreyra hizo lo propio con César Rigamonti.

Pero el Canaya no se conformó con la apertura del marcador, y fue por más: a los 25’, Marco Ruben recibió desde el costado un pase de Lucas Gamba y se anticipó a Gonzalo Bettini para empujar la pelota al fondo de la red.

El segundo tiempo arrancó a todo ritmo, con mucho peligro a un lado y al otro del campo de juego. Corrían segundos aún cuando el arquero local salvó a los suyos desviando con el pie un remate de Gamba. Y más clara aún fue la los santiagueños, en una doble jugada en la que se les negó el gol: primero por una buena tapada de Fatura a un cabezazo del ingresado Carlo Lattanzio, y antes de que la pelota deje el área, lo tuvo Alejandro Martínez, pero su remate no pudo esquivar el arsenal de piernas con las que Central defendía su valla.

El premio para los del Sapito Gustavo Coleoni llegó a los 7’ de ese complemento. Un rebote cortó que dejó Broun –al no poder controlar un fortísimo disparo de Lattanzio– le cayó en los pies a Miltón Giménez, que no le perdonó el error no forzado, y acortó distancias en el marcador.

Ese fue el mejor momento para los dueños de casa, ya que el auriazul había quedado grogui por el golpe que le propinaron. Broun se rehizo de su reciente error con una buena volada, aunque Pupi Ferreyra ponía en alerta a la defensa rival cuando –pese a tener otras opciones, como habilitar a un Diego Zabala sin marca– hizo lucir a Rigamonti con un remate esquinado.

Todo se le hizo más sencillo a Rosario Central en apenas un minuto: es que a los 27’ fue expulsado Alejandro Maciel, por doble amarilla, tras cometer una falta. Y de la ejecución de ese tiro libre llegó el tercero, a los 28’, por un terrible cabezazo al ángulo de Facundo Almada.

La cosa parecía finiquitada hasta que a los 40’, el ingresado uruguayo Sebastián Rivas –con un breve paso por Central– puso en partido al Ferroviario, con un golazo, tras una linda pared entre el autor del gol y Giménez. Pero por suerte para el auriazul desde ahí en adelante no pasó mucho más en las cercanía de Broun, y los tres puntos van para Rosario.

La frutilla del postre la puso Ruben a los 46’, luego de capturar un rebote en el área chica, después de un cabezazo al palo de Ávila. El delantero lo había tenido en un mano a mano anterior, y se pudo sacar las ganas en la jugada siguiente.

Rosario Central alternó más buenas que malas en la tarde de Santiago, y se trajo tres puntos valiosos, sobre todo después de un comienzo flojo de campeonato. De esta manera, empieza a dejar atrás los últimos puestos de la tabla, allí donde se lo vio mientras tenía la cabeza (y sus titulares) puesta en el certamen internacional. Y volvió a despacharse con cuatro goles, aunque en esta oportunidad no tuvo un partido tan sencillo como el de la fecha pasada ante los de Sarandí.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Dos veces con la misma red

Natalí Incaminato –La Inca, en Twitter– acaba de lanzar Peronismo para la Juventud, libro