La Lepra dejó el invicto en el Coloso al caer 2 a 1 ante Atlético Tucumán, por la fecha 9. Los goles fueron en el complemento: Franco Mussis abrió el marcador, lo empató Ignacio Scocco y lo ganó Augusto Lotti en el final.

El Marcelo Bielsa dejó de ser una fortaleza para el rojinegro, como lo supo ser en las primeras fechas, en las que acumuló allí puntaje ideal. El arranque arrollador en el Parque Independencia se detuvo en el clásico, con un empate, y se cayó este lunes ante Atlético, que le propinó la primera derrota en casa. 

Newell’s arrancó el partido parado en campo adversario, asediando por momentos a su rival. Pero con el correr de los minutos, esa supremacía se fue atenuando, e incluso en algunos tramos se revirtió. En ese buen momento rojinegro, la más clara fue un remate a colocar de Nicolás Castro, que pasó muy cerca del palo más lejano de Cristian Lucchetti, que voló en vano, para la foto por si la pelota se metía.

El equipo dirigido por Omar De Felippe se despertó a tiempo, y de a poco se fue sintiendo más cómodo, a tal punto de jugar gran tramo de esa primera parte más cerca de Alan Aguerre que de su propia área. Lo tuvo en los pies de Ramiro Ruiz Rodríguez, que barajaba opciones de pase tras recuperar el balón por una mala salida en el fondo del rojinegro, pero decidió patear directo, cerca del palo.

En el final, los del Negro Fernando Gamboa recuperaron terreno, pero no estuvieron finos en las jugadas de peligro. Primero, Juan Garro le cambió la dirección a la pelota con un cabezazo cruzado, pero muy débil y a las manos del Laucha. Después, el arquero del Decano le tapó una clarísima a Castro, y un remate lejano pero fuerte a Franco Negri.

El segundo tiempo comenzó torcido para el dueño de casa, ya que después de unos minutos de intrascendencia, los tucumanos llegaron al gol. Fue a los 7’, a través de Franco Mussis, que la cuchareó para habilitar a un compañero y se terminó dando un autopase. Después, el disparo se desvió apenas en Negri, y se le metió bien pegada al palo a Aguerre.

La Lepra sufría la falta de claridad en los metros finales, a lo que se le sumaba la desesperación por la adversidad en el marcador. Hasta que apareció Nacho Scocco con un golazo, a los 26’. El experimentado delantero había desperdiciado minutos antes un tiro libre en el borde del área, pero en esta ocasión, recibió de Castro, le apuntó al ángulo y la pelota, esta vez, le obedeció.

En su afán por dejar los tres puntos en el Parque Independencia, el local se descompensó en el fondo y sufrió un par de contras que el conjunto visitante no supo resolver. Mejor le fue a los 40’, cuando el ingresado Augusto Lotti –ante la pasividad del arquero y la defensa rojinegra tras rebotar una pelota en el palo– la empujó de cabeza, casi sobre la línea y a cobrar.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Dos veces con la misma red

Natalí Incaminato –La Inca, en Twitter– acaba de lanzar Peronismo para la Juventud, libro