Es un aniversario especial para las y los que obramos en el periódico El Eslabón, en sus inicios un mensuario, desde hace ya largo tiempo semanario sabatino. Este 2 de septiembre cumplimos veintidós años, ni tanto ni tan poco. De Fernando De la Rúa a surfear la segunda ola pandémica y esa gran incertidumbre rara que flota entre las anomalías de los tiempos que corren. Es especial, bajón y tristón, porque es el primer cumple eslaboneano sin nuestro compañerazo infinito Juane Basso Feresín, chofer, pasajero y guía de este colectivo comunicacional, político y cultural que se sigue escribiendo.

Hace veintidós años, en un contexto de crisis neoliberal de fin de siglo, nos sumergimos en el fascinante mundo de la gráfica. Algunas computadoras algo armatostes, entre disquetes, cedés, scanner, cámaras réflex. También, y continuando, ceniceros abarrotados, mate amargo, birra fría. También alguna Olivetti o Remington como parte del decorado para darle clima de vieja redacción. Rutinas trastocadas por el mal bicho y las medidas de cuidado durante el último año y medio que nos mantuvieron en casa.

Veintidós septiembres atrás, en 1999, entraba a imprenta por primera vez El Eslabón: periodismo autogestionado hecho en Rosario, aunque con impronta federal entre sus hacedores y, ciertamente, sus queridísimos lectores, principales puntales de este proyecto periodístico bajo el ala de la asociación civil Cadena Informativa y de la cooperativa La Masa, editora además del diario digital Redacción Rosario.

Detrás del legado del periodista, escritor y militante político Rodolfo Walsh, abrazamos este oficio terrestre, mundano, sensible, con ideales, convicciones y pasión. Y con sudor, mucho sudor, peleando desde el vamos para sostener este medio de comunicación como sustento de vida, como opción válida de trabajo, sin grandes empresas detrás, ni corporaciones, reclamando siempre una distribución más equitativa de la publicidad oficial.

Andamos siempre del lado de la verdad, la justicia, la igualdad y la pluralidad de voces. Somos difusores de noticias, hacemos preguntas y buscamos respuestas aunque no las haya. El por qué y el contexto son muy importantes. Contra viento y marea, llegamos hasta acá, amplificando espacios y derechos. Hay trayectoria, historias, aprendizajes, caminos recorridos, y mucho por andar.

Militamos periodismo por el derecho a la información, con honestidad y compromiso, con humor y rigurosidad profesional. Nos detenemos en los títulos y ponemos la tapa donde hay que ponerla. No la vamos de “periodistas serios e independientes”, nos asumimos un medio de comunicación cercano a la comunidad, luchador, portavoz de causas nobles y justas. Esto es lo que lectores y lectoras tienen en sus manos o en la pantalla frente a sus ojos.

Pasan los años y nos vamos poniendo tecnos. Arrancamos analógicos y nos adaptamos a lo digital. Exploramos una era de cambios tecnológicos que abre nuevos desafíos. Estamos online, en las redes sociales y subidos a la nube de internet pero sin dejar de pisar el suelo o el hondo bajo fondo, como reza el tango. Big data, inteligencia artificial, no-te-tenemos-miedo.

El 22 es un número pintoresco. Un número de locos, de colifatos, de odiseas. Pasadas más de dos décadas del nuevo milenio, acá estamos. Todavía en papel, haciendo el mejor papel que podemos, sabemos, queremos.

El vigésimo segundo aniversario eslaboneano, en contexto de elecciones legislativas 2021, llegó cargado  de emociones, muchas a contramano, disparando palabras al corazón. Rechazamos las prácticas monopólicas y a las derechas neoliberales siempre agazapadas. Estamos a favor de la democratización de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

En un contexto de crisis sanitaria, económica y socioambiental, difícil  por donde se lo mire, después del piñazo al mentón que nos propinó la repentina partida de Juane, tratamos de no perder la alegría. De meterle para adelante. Porque la vida sigue. Y El Eslabón también. Larga vida a El Eslabón.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
  • No se va, Dow no se va

    La petroquímica dio marcha atrás y anunció que su planta de Puerto General San Martín segu
  • Dow: el cierre puede esperar

    El gobierno nacional intervino con una medida cautelar y una investigación por abuso de po
  • Acuerdos en carne viva

    El gobierno nacional liberó exportaciones de vaca “vieja” a China y mantiene restricciones
Más por Guillermo Griecco
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Tras el reclamo del Instituto 22, Educación abrirá una mesa de diálogo

La subsecretaria de Educación Superior, Patricia Moscato, dijo que el pedido de esta comun