“Para mantener la producción de un insumo clave como estrategia de desarrollo nacional”, el Sindicato de Obreros y Empleados Petroquímicos Unidos (SOEPU) junto a la Mesa de Acción Política Multisectorial reclamó que la empresa química sea declarada de Utilidad Pública. Este jueves, a las 10, el gremio fue citado a una audiencia en el Ministerio de Trabajo en la sede de la ciudad de Santa Fe.

La Mesa de Acción Política Multisectorial por el cierre de la planta de Dow Argentina en Puerto General San Martín se reunió este miércoles por la tarde en el Centro Cultural Punta Quebracho, donde hubo más de 20 referentes políticos y gremiales que debatieron y trabajaron en propuestas para que la fábrica continúe abierta y sus trabajadores en funciones, según remarcaron.
Entre las iniciativas que se plantearon, el secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Petroquímicos Unidos (Soepu) Mauricio Brizuela, sostuvo: “La planta de Dow queremos que sea declarada de Utilidad Pública para mantener la producción de un insumo clave como estrategia de Desarrollo Nacional”. 

Al respecto, el dirigente sindical explicó que “no hace falta un rescate público, ni endeudar al Estado, ni ceder políticamente ante nadie que vaya en contra de los intereses de nuestro país”. En efecto, comentó: “Si el gobierno nacional se propuso como política económica incorporar valor a las materias primas, con este caso puede dar muestras contundentes de que eso no es sólo un discurso sino una realidad que se traduce en decisiones políticas contundentes”.

Desde el gremio aseguraron que ante la situación que atraviesa la planta química, el sostenimiento de la actividad productiva en la vecina localidad es “totalmente factible”, desde el punto de vista jurídico, administrativo, técnico, económico y financiero, “sea que la firma Dow Argentina quiera revertir su decisión de cerrar la planta, como que abandone la actividad”. Y añadieron: “Esta es una noble causa nacional porque no hay argentino que pierda con la planta de PGSM produciendo con sus trabajadores adentro”.

“Así las cosas, la pregunta que surge es ¿por qué motivo Dow Argentina decide cerrar, no vender y destruir una planta que es rentable, estratégica y única oferente de un insumo estratégico a nivel global? La respuesta la dio el propio gerente de Asuntos Públicos de la empresa: «Se trata de una decisión en el marco de una reestructuración global de la compañía y que no tiene ninguna relación con la coyuntura económica o sanitaria del país. La idea es seguir suministrando el producto en la Argentina a través de otras plantas donde producimos poliuretano, como la de Colombia, Brasil o los Estados Unidos»”. Ante esta declaración de la firma, Brizuela remarcó que “la fábrica anunció el cierre y demolición de su planta dejando tierra arrasada para los santafesinos”.

“En este anuncio no hay que olvidar que se están destruyendo puestos de trabajo directos (120 aproximadamente) y miles de empleos indirectos en riesgo, con efecto sobre contratistas, servicios tercerizados y otras actividades conexas. Además, la demanda neta de divisas que significará importar los polioles (como propone la empresa Dow Argentina), afectando la balanza económica y financiera nacional, siendo que ahora se produce internamente. Y no es un dato menor la pérdida de competitividad que implicará conseguir este insumo clave, a la par de otras economías del mundo”, agregó el titular del Soepu.

La planta de Dow ubicada en Puerto General San Martín es la única en el país que produce los insumos necesarios (polioles) para la elaboración de poliuretano, que es un insumo crítico y fundamental en el proceso productivo de una enorme cantidad de insumos y productos. “Para dar una idea general de su importancia, esta planta provee insumos irremplazables para la industria colchonera, farmacéutica, automotriz, de refrigeración y electrodomésticos, para la construcción, la industria del calzado, para la elaboración de pinturas y solventes y hasta para la actividad minera, entre otras actividades que podría alcanzar. Son pocas las fábricas que producen un insumo tan ampliamente demandado por otras actividades, por eso se trata de una industria de base”, detallaron.

“Dow Chemical no está en crisis –afirmó Brizuela–. En el caso argentino, además, se trata de una empresa que goza del beneficio de una posición monopólica; es decir, que es el único oferente de este producto en el mercado local. Tampoco padece la competencia del extranjero, ya que hace algunos meses el gobierno nacional otorgó el beneficio antidumping, restringiendo las importaciones de polioles de China y protegiendo la producción de la planta de PGSM”.

Los puntos sobre la Mesa

La  Mesa de Acción Política Multisectorial expresó su apoyo a la lucha por la continuidad laboral en la empresa química, al advertir que “no podemos permitir que se concrete semejante avasallamiento” con la partida de la compañía, anunciada para mayo del año próximo.

En el comunicado afirmaron que “el sostenimiento de la actividad productiva de la planta resulta totalmente factible desde todo punto de vista y no podemos permitir que el cambio que se pretende encubra un reemplazo de la producción por importaciones desde el extranjero resignando nuestra soberanía industrial argentina”.

“Ya se han manifestado interesados con intenciones de adquirir y continuar con el funcionamiento la planta, sin embargo la vocación exhibida por la empresa de impedir la continuidad a partir del desguace de la misma, revela un posicionamiento injustificadamente abusivo que no debe ni puede aceptarse”, agrega el escrito, firmado por intendentes, presidentes comunales y concejales de la zona del cordón industrial, además de legisladores nacionales y provinciales, y sindicatos de la región.

Comunicado completo

No al cierre de Dow

La mesa de trabajo convocada con la finalidad de aunar esfuerzos en pos de la lucha contra el cierre de la empresa “DOW”, reunida en el Centro Cultural “Batalla de Punta Quebracho” de la ciudad de Puerto General San Martín, manifiesta su decisión irrevocable de defender las fuentes laborales que en forma directa e indirecta dependen de dicha firma, que alcanza aproximadamente a 500 familias de nuestra región.

Este grupo empresario que ha obtenido y obtiene grandes volúmenes de ventas y ganancias a partir de su posición dominante en el mercado, resulta a su vez una industria estratégica a nivel nacional que alimenta tantas otras actividades dentro y fuera de la región.

Nunca como hoy una empresa que declama que su decisión está sustentada en una restructuración global -aún con las ganancias extraordinarias que reflejan sus balances-, ha sido tan indiferente a la necesidad de sus trabajadores en particular y de todos los argentinos en general, habida cuenta que el producto es utilizado a lo largo y a lo ancho de nuestro país.

No puede más que advertirse una nueva afrenta contra la matriz productiva provincial y nacional convirtiéndonos en rehenes de las importaciones de mercaderías, cuando nuestro país necesita como nunca sumar valor agregado a nuestros productos para cambiar la realidad que nos impone la actual coyuntura.

Debemos hacer saber a todos los santafesinos y santafesinas que el sostenimiento de la actividad productiva de la planta “Dow” de Puerto General San Martín resulta totalmente factible desde todo punto de vista y no podemos permitir que el cambio que se pretende encubra un reemplazo de la producción por importaciones desde el extranjero resignando nuestra soberanía industrial argentina.

Como santafesinos y fieles a nuestra historia no podemos permitir que se concrete semejante avasallamiento y desde un escritorio en otro lugar del mundo se nos condicione sin asumir la intervención que la defensa de los intereses reclama de todos los actores de la vida institucional.

Ya se han manifestado interesados con intenciones de adquirir y continuar con el funcionamiento la planta, sin embargo la vocación exhibida por la empresa de impedir la continuidad a partir del desguace de la misma, revela un posicionamiento injustificadamente abusivo que no debe ni puede aceptarse.

Por tal motivo, las personas abajo firmantes, juntamente al gremio y demás organizaciones sindicales, políticas y sociales, se ponen en alerta en defensa de las fuentes laborales y la industria nacional y regional.

Que todos los actores presentes han asumido el compromiso de luchar en pos de sostener el funcionamiento de la empresa y en tal sentido las legisladoras y legisladores santafesinos presentes, invitan a sus pares de todos los sectores políticos a acompañar la decisión de impulsar la sanción de una ley provincial que declara de utilidad pública conforme la ley provincial N° 7534 para otorgar al Poder Ejecutivo Provincial, las herramientas necesarias a esos efectos.

Carlos Alberto De Grandis (Intendente de Puerto General San Martín)

Carlos Alberto Marinucci (Presidente Honorable Concejo Deliberante)

Leonardo Raimundo (Intendente de San Lorenzo)

Mariano Cominelli (Intendente de Fray Luis Beltran)

Adrian Maglia (Intendente de Granadero Baigorria)

Claudia Maceratesi (Presidenta Comunal de Aldao)

Ayelén Cogo (Vicepresidenta Comunal de Timbúes)

Jose Abraham (Presidente Comunal de Andino)

Armando Traferri (Senador Provincial)

Cesira Arcando (Diputada Provincial)

Carlos Del Frade (Diputado Provincial)

Silvana Distéfano (Diputado Provincial)

Julio Genesini (Ex Ministro de Trabajo)

María De Los Ángeles Sacnun (Senadora Nacional)

Matilde Bruera (Diputada Provincial)

Representantes de la CGT San Lorenzo y gremios industriales de la región.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Región

Dejá un comentario

Sugerencia

Dos veces con la misma red

Natalí Incaminato –La Inca, en Twitter– acaba de lanzar Peronismo para la Juventud, libro