El rojinegro hizo un gran primer tiempo, pero no pudo aguantar el ritmo en el segundo, y sufrió una dura goleada ante el Millonario: fue 4 a 1, en el cierre de la fecha 11 del torneo local. Álvarez anotó dos, más los de De la Cruz y Carrascal. Scocco había puesto el empate transitorio.

Newell’s y River no se dieron respiro en una primera parte muy intensa, con gran protagonismo rojinegro, que de entrada padeció el gol de Nicolás De la Cruz, cuando apenas iban 4’. El uruguayo recibió en un costado, y remató fuerte, cruzado y abajo, haciendo vano el esfuerzo de Alan Aguerre por impedir la caída en su valla.

De ahí en más, casi todo ocurrió en territorio adversario, en las inmediaciones del área de Franco Armani. La Lepra le quiso pagar con la misma moneda, pero el remate de Maximiliano Comba, fuerte, cruzado y abajo, no tuvo la misma efectividad que el del volante ofensivo de la Celeste.

Después, el equipo de Fernando Gamboa intentó entrarle por los costados, con sus laterales. Un fuerte disparo de Mariano Bíttolo encontró bien parado a Armani, y otro de Gabriel Compagnucci, por la banda opuesta, dio en el costado de la red.

En la siguiente, el arquero de la visita calculó mal en una salida, dejó corto su despeje, y casi lo aprovechó Nicolás Castro con su típica pegada a colocar. El casildense se rehizo en la próxima acción, en la que sacó a relucir sus reflejos cuando Comba desvió en el camino un buen pase de Ramiro Sordo.

Ignacio Scocco, de muy buena primera parte, igualó el marcador a los 35’, con un verdadero golazo. Nacho, que complicó a la defensa millonaria jugado de espaldas, se acomodó como pudo en el borde del área y sacó un potente y preciso derechazo, y se la clavó bien contra el palo a Armani.

El conjunto dirigido por Marcelo Gallardo casi no llegó después de ponerse arriba en el marcador. Recién en el final, minutos antes del entretiempo, tuvo otra chance, en una jugada de pelota parada en la que Aguerre le ahogó el grito a Robert Rojas en dos oportunidades: primero en un cabezazo, y lo mismo en el rebote.

Los del Parque Independencia arrancaron con todo la etapa complementaria. Jerónimo Cacciabue (que reemplazó al lesionado Pablo Pérez) sacó un latigazo, muy cerca del palo. Y a continuación, Nacho desperdició un mano a mano, en el que definió con sutileza, despacito y afuera.

El rojinegro estaba mejor, pero la fortuna no lo acompañó. Porque a los 15’, Fabricio Angileri remató al arco con cierta dificultad, y sin querer habilitó a Julián Álvarez, que tras aplicar mucha calidad para frenar esa pelota, definió mejor ante Aguerre para poner arriba a los de Núñez nuevamente.

La Lepra no bajó los brazos, y vio de cerca el empate en una jugada de córner en la que Cristian Lema ganó de cabeza y Julián Fernández no la pudo empujar antes del rechazo desesperado de la defensa rojiblanca. Pero la esperanza duró poco.

Es que a los 26’, River estiró la ventaja con otro lindo gol. Jorge Carrascal y Álvarez construyeron una buena pared, que el habilidoso enganche colombiano selló con gol. Y a los 31’, Álvarez volvió a ser letal en el mano a mano, y se anotó otro tanto a su cuenta, para cerrar como la gran figura de la noche rosarina.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Tras el reclamo del Instituto 22, Educación abrirá una mesa de diálogo

La subsecretaria de Educación Superior, Patricia Moscato, dijo que el pedido de esta comun