Se puede decir con seguridad que en el mundo, la industria de los automóviles fue cambiando drásticamente con el paso de los años, migrando actualmente la producción hacia los vehículos que son eléctricos o híbridos. Debemos decir que de la mano de esto, se analiza de manera periódica, cuál es la antigüedad que en promedio tienen los autos en los países, a los fines de saber con qué rapidez va a poder suceder el paso de autos a combustión a los que cuentan con tecnologías verdes

Un primer dato que se puede ponderar es que la venta de vehículos en Argentina tuvo un crecimiento muy bueno en el último año, situándose en un porcentaje de aproximadamente un 24 por ciento. Pero en contraposición con eso, lo que ocurre es que de igual modo va en aumento el promedio de antigüedad de las unidades que todos los días circulan a lo largo y ancho del territorio nacional. 

Estudios determinaron, en base a las emisiones de carbono a nível nacional, que Argentina posee uno de los parques automotores más antiguos del mundo. Lo que se busca, de cara al futuro, es que haya una reducción de estas emisiones, con distintas iniciativas. Una de ellas pueden ser los programas de desguace, pero claro, para que eso pueda ocurrir, se precisa de incentivos financieros, a los fines de que los dueños de vehículos que quedan en desuso cuenten con el dinero suficiente para poder comprar uno nuevo mediante financiación acorde. 

Más allá del incentivo crediticio, concuerdan los especialistas, que se tiene que avanzar en el dictado de normas y reglamentos, que efectivamente logren adecuar conductas para reducir las emisiones. También afirman que será muy importante en el corto y mediano plazo, comenzar con campañas de concientización y educación ambiental, para que la población pueda comprender que ciertas acciones pueden perjudicar al planeta como así también a la economía propia, debido a que en términos de consumo, los autos más antiguos son los que más consumen, y por ende, en los que más se gasta en combustible y en mantenimiento cotidiano. 

Hoy en día, en materia de créditos para actualizar tu auto hay alternativas que ofrecen los bancos, a través de los préstamos prendarios tradicionales o mediante los que son por UVAs, aunque estos por la inflación cada vez son menos solicitados. Luego aparece también la opción de financiación por medio de planes de ahorro, una alternativa para quien no está sumamente apurado en tener su auto. De hecho, del total de vehículos que se espera que se vendan en el país en este 2021 (alrededor de 400.000), los planes de ahorro aportarán casi un 30 por ciento. 

Para cerrar, no dejar de decir que cada vez más personas eligen no tener vehículo directamente, algo que beneficia al medio ambiente, y ellas están optando por los nuevos sistemas que se denominan “carsharing”. Es una forma de alquiler de vehículos, que puede ser por minutos, horas, días o paquetes especiales en caso de querer alquilar un auto por vacaciones, por ejemplo. Dependiendo qué auto se quiera alquilar va a ser el costo, y algunas de las empresas que ya están funcionando en Argentina son Awto, Kinto, VoyEnAuto, MyKeego, entre algunas otras, pudiendo contratar vía digital, mediante aplicaciones móviles. 

Más notas relacionadas
Más por Redacción
Más en novedades

Dejá un comentario

Sugerencia

Tras el reclamo del Instituto 22, Educación abrirá una mesa de diálogo

La subsecretaria de Educación Superior, Patricia Moscato, dijo que el pedido de esta comun