A cinco del final, Luca Martínez Dupuy –que había ingresado en el primer tiempo por el lesionado Lucas Gamba– marcó el tanto del triunfo de Central, 1 a 0 ante San Lorenzo, por la fecha 12, en el Gigante de Arroyito.

Rosario Central tuvo que batallar, y mucho, para dejar los tres puntos en casa. Venció con lo justo al equipo de Boedo, y se acomoda en la tabla. El juvenil mexicano fue el héroe de la noche, con un gol agónico a los 40’ del complemento.

El arranque de Central fue arrollador, ahogando a San Lorenzo con mucha gente en campo adversario. Luciano Ferreyra avisó con un remate fuerte que Sebastián Torrico sacó abajo. Al toque lo tuvo Diego Zabala, quien recibió un pase atrás de Marco Rubén, pero su disparo no pudo superar la cantidad de jugadores del Ciclón que tapaban su arco.

Pero con el correr de los minutos, la visita logró salir de ese agobio y la iniciativa auriazul se fue diluyendo, por lo que se observó un partido parejo. Y Jorge Broun entró en acción: en un mano a mano con Nicolás Uvita Fernández le ofreció el primer palo, y hacia ahí fue para ahogarle el grito. 

El venezolano Michael Covea volvió a generar peligro para el Canaya luego de recibir sin marca cerca del área, con el tiempo suficiente para darse vuelta y acomodarse, pero su disparo raso se fue cerca del palo. Más sobre el final, a Nicolás Fernández Marcau le quedó una inmejorable chance, justo para la volea, pero la tiró arriba ante la rápida salida de Fatura.

La mala para el conjunto dirigido por Cristian González fue que Lucas Gamba duró poco más de media hora en cancha, por culpa de la lesión que lo tuvo en veremos en la semana. En su lugar ingresó el mexicano Luca Martínez Dupuy.

En el segundo tiempo arrancó mejor el Cuervo, con dos claras: una de Franco Di Santo, cuyo remate se le abrió demasiado, y otra de Uvita, que salvó Facundo Almada al ponerle el cuerpo a su disparo. Una inmejorable tuvo minutos después, cuando tras una gran habilitación del 9, Fernández desperdició otro mano a mano ante Braun, y en el rebote salvó al arquero otra vez Almada, quien alcanzó a tapar lo que era gol seguro de Marcelo Herrera.

Los de Arroyito apenas se habían acercado con la Bomba Zabala, que capturó un rebote, pero la pelota fue fuerte y directa al cuerpo de Torrico. Hasta que a los 40’, de manera agónica, llegó el gol de Martínez Dupuy: el experimentado arquero azulgrana le ganó el duelo al mexicano tras un cabezazo, Ruben falló de manera increíble en el rebote, pero en la revancha, el juvenil ingresado en la primera parte no perdonó.

A Rosario Central le costó mucho el partido, y logró una victoria importante en su casa, sobre todo después de un trámite adverso. Su juego fue mayor a menor, y tuvo en las manos de Broun gran parte de la explicación del resultado.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Tras el reclamo del Instituto 22, Educación abrirá una mesa de diálogo

La subsecretaria de Educación Superior, Patricia Moscato, dijo que el pedido de esta comun