Pese a las buenas intenciones y los 44 acuerdos alcanzados, los presidentes de Paraguay y Uruguay actuaron como voceros de EEUU y atacaron a Cuba, Venezuela y Nicaragua. Maduro los desafío a debatir el tema en forma pública.

La sexta cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) volvió a reunir a las jefas y jefes de Estado de la región, con México como país anfitrión. Fue inaugurada por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien planteó la importancia de organismos como la Celac para consolidar las relaciones entre los países de la región. Los participantes aprobaron de forma unánime la adopción de las medidas propuestas por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) para atender la actual emergencia sanitaria por la pandemia de covid-19.

“La Celac puede convertirse en el principal instrumento para consolidar las relaciones entre nuestros países y alcanzar el ideal de una integración económica, con EEUU y Canadá y en un marco de respeto a nuestras soberanías”, indicó AMLO ante líderes de 31 países en la ciudad de México el sábado 18 de septiembre. Argentina estuvo representada por el subsecretario de Asuntos de América Latina, Juan Carlos Valle Raleigh.

Pero más allá de los 44 acuerdos alcanzados, las declaraciones a favor de la integración y la expresión de buenas intenciones, los representantes de la derecha regional parecen más dispuestos a la desintegración, y a seguir atacando a Cuba, Venezuela y Nicaragua. Es decir: continúan con la embestida. 

Los presidentes de Paraguay, Mario Abdo, y de Uruguay, Luis Lacalle, expresaron durante sus discursos opiniones adversas a los gobiernos de Caracas, La Habana y Managua. Brasil se retiró de la Celac en enero de 2020 con el mismo libreto: “El organismo no logró resultados en la defensa de la democracia en la región; al contrario, daba su escenario para regímenes no democráticos como Venezuela, Cuba, Nicaragua”, afirmó el canciller brasileño, Ernesto Araújo.

La respuesta de Maduro a los ataques

Luego de que el mandatario de Paraguay, Mario Abdo Benítez, se negara a reconocer al gobierno de Caracas en el marco de la cumbre de la Celac, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, lo desafió a organizar un debate regional para discutir la democracia: “Nosotros creemos profundamente en el diálogo de diversos, y yo le digo al presidente de Paraguay: ponga usted la fecha, el lugar y la hora para un debate sobre democracia, en Paraguay, en Venezuela y en América Latina. Estamos listos para darlo, ponga usted el lugar”, desafío el mandatario venezolano.

En su intervención, Abdo Benítez había señalado que la participación de Paraguay en el encuentro no implicaba necesariamente un reconocimiento al Ejecutivo de Venezuela. “Mi presencia en esta cumbre, en ningún sentido ni circunstancia, representa el reconocimiento al gobierno del señor Nicolás Maduro. No hay ningún cambio de postura de mi gobierno y creo que es de caballeros decirlo de frente”, declaró.

Por su parte, el presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, se sumó a las críticas de su homólogo paraguayo al manifestar su preocupación por la situación de Venezuela. “Nosotros en esta voz tranquila pero firme debemos decir con preocupación que vemos gravemente lo que ocurre en Cuba, Nicaragua y Venezuela”, afirmó.

El presidente venezolano extendió su invitación a Lacalle Pou y AMLO, y propuso convocar un debate regional sobre “democracia, libertades, resistencia, revolución, o de lo que haya que debatir, de neoliberalismo”. “De cara a los pueblos, en transmisión en vivo y en directo, en privado, como ustedes quieran”, puntualizó. “Con respeto, sin exclusiones”, añadió Maduro que también llamó a la unidad de la región para cumplir el sueño de los próceres latinoamericanos que hace más de 200 años lucharon por la independencia y la integración.

La ausencia de Brasil fue criticada tras la decisión del mandatario brasileño de retirarse del organismo latinoamericano. “Muy lamentable que el presidente Jair Bolsonaro, en una visión negacionista y divisionista, haya retirado a Brasil de esta comunidad que tanto necesita a Brasil”, lamentó Maduro.

“La OEA actúa contra la democracia”

Se esperaba un debate más profundo sobre la OEA y sobre la necesidad de otorgarle un papel más relevante a la Celac. Si bien el tema no estuvo en el centro de la agenda, hace tiempo que la idea se viene desarrollando en la región, y especialmente en Bolivia. El mandatario de ese país, Luis Arce, llamó al fortalecimiento de la Celac y agregó que la OEA resultó “obsoleta e ineficaz” para los fines que fue creada. “La OEA en vez de actuar bajo los mandatos de la Carta Democrática actúa en contra de los principios de la democracia. Su creciente injerencia en los asuntos de los Estados no contribuye a la solución pacífica de controversias, sino que las genera”, afirmó Arce. 

“No responde a las necesidades de nuestros Estados ni a los principios del multilateralismo. Ante ello es clara la necesidad de fortalecer la Celac”, remarcó.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, señaló que “en su momento se presentará un documento” sobre el futuro de la OEA.

Sólo Luis Lacalle, de Uruguay, defendió a la OEA y aseguró que participar en la Celac, que cumple este año su primera década de vida, “no hace caer en desuso” la participación de los mismos estados en la institución interamericana, que tiene 73 años de creada.

Ebrard cerró el encuentro destacando los 44 acuerdos logrados, incluyendo el apoyo a la Argentina en la causa Malvinas. También se acordó la creación de un Fondo Integrado para hacer frente a los efectos del cambio climático para el cual han recaudado entre los países de la región 15 millones de dólares. Además del apoyo de vacunas para Latinoamérica “para que nunca más tengamos una situación como la que pasamos en 2020 y 2021”, y señaló que muchos dirigentes deambularon en búsqueda de vacunas.

Malvinas

La Celac exhortó al secretario general de la ONU a que renueve los esfuerzos orientados a que se reanuden las negociaciones entre Argentina y el Reino Unido para buscar una solución pacífica a su disputa por este territorio.

El organismo se refirió a la importancia de respetar la Resolución 31/49 de la Asamblea General de la ONU para que ambos países se abstengan de cualquier decisión que entrañe modificar la situación actual, tanto de las Malvinas como de las Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes a estas islas.

La Celac también llegó a acuerdos sobre la necesidad de aumentar el financiamiento climático durante la próxima Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático (COP26), para alcanzar los 100 mil millones de dólares al año por parte de los países en desarrollo.

También hubo una declaración conjunta sobre los pueblos indígenas y la pandemia del covid-19, reconociendo a este sector como uno de los más afectados, debido a las profundas desigualdades existentes en los países de la Celac. Y hubo un compromiso para realizar acciones efectivas que garanticen su acceso a las vacunas.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Pablo Bilsky
  • El dictador revolucionario

    Se reeditó Catilina, de Ernesto Palacio, libro en el que el autor vuelve sobre la figura d
  • Se planta y te cura

    Tanto por su validez como complemento de un concepto de salud integral, como por su potenc
  • La muerte menos esperada

    El asesinato del arquitecto Joaquín Pérez “conmociona” porque reúne las condiciones de una
Más en Columnistas

Dejá un comentario

Sugerencia

Dos veces con la misma red

Natalí Incaminato –La Inca, en Twitter– acaba de lanzar Peronismo para la Juventud, libro