El documentalista Sebastián Kohan Esquenazi y las y los chicos del portal Lástima a nadie maestro, llegaron al papel: los libros Dante Panzeri y el paradigma perdido y Crónicas maradonianas entran en calor en la preventa y en octubre salen a las canchas.

El Dante Panzeri periodista y el Diego Armando Maradona jugador profesional respiraron el mismo aire y habitaron el mismo mundo apenas un par de años. Es que el Pelusa debutó en Argentinos Juniors en octubre del nefasto año 76, y el cronista deportivo falleció en abril del 78, meses antes del Mundial al que tanto –y casi en soledad– se opuso. Pero los ojos del ex director de la revista El Gráfico no se perdieron a quien tiempo después se convertiría en el mejor futbolista de todos los tiempos. Palabras más, palabras menos, el autor de Fútbol, dinámica de lo impensado pidió no cargar de presiones al oriundo de la pobrísima Fiorito, cuando éste daba sus primeros pasos (y gambetas) en la Selección. Y fue precavido al advertir que aún no se lo podía calificar de crack, porque “para Panzeri, crack era el tipo que perduraba en el tiempo”, según le aporta a este medio el escritor Matías Bauso, autor de Dirigentes, decencia y wines. Y vaya si perduró, aunque el Dante no haya llegado a ver esa obra maestra completa escrita con la zurda.

La historia común que une a estos dos fenómenos vuelve a coincidir en este septiembre-octubre: es que los libros Dante Panzeri y el paradigma perdido, de Sebastián Kohan Esquenazi, y Crónicas maradonianas, de Lástima a nadie maestro (LAN), ya están disponibles en la preventa, y llegarán a las librerías el mes próximo. “Si el periodismo deportivo hubiese mejorado, y no empeorado como ocurrió, a lo mejor no tendría sentido leer a Dante”, dice el autor del documental Buscando a Panzeri. “Diego, como ser humano, es un Aleph, la figura esa de Borges en la que todo el universo se ubica en un punto”, suma por su lado Juan Stanisci, referente de la web futbolera-literaria.

Fuegos de octubre

En el maradoniano mes 10, justamente, LAN sale a la cancha de papel y aporta su granito de arena en los mares de tintas que ya han corrido sobre el hombre que nació, debutó y se retiró en octubre. “Son 22 textos, la mitad inéditos”, adelanta el fundador de la página que ya le dedicó varios párrafos a la figura de D10S, antes y después de su paso a la inmortalidad. “Con lo que había en el portal –reconoce– teníamos material para llenarlo, pero nos parecía una buena oportunidad para laburar algunos temas que no habíamos tocado”.

El libro ya está en preventa, en la web de Milena Caserola, la editorial, hasta septiembre, con un precio más barato del que estará en la primera semana de octubre, cuando ya recorra las vidrieras. En la tapa, dibujada por Gonzalo Lanzilotta, figura un Diego interplanetario, vestido con traje de astronauta, con sus clásicos botines Puma Borussia, rodeado de la Copa del Mundo, la gorrita de Fidel, un barrilete y –entre otros objetos– por supuesto, la pelota. “El 90 por ciento son crónicas, pero hay algún que otro cuento, o alguna crónica que cruza más para el lado de la ficción”, adelanta uno de los capitanes de Lástima. 

Gambeteando esa frase hecha que reza que sobre Maradona está todo dicho, Stanisci avisa que “tratamos de enfocarnos en temas de los que no se habló mucho”, y ejemplifica: “De México 86 hay un relato pero no una gran cobertura, lo mismo con Italia 90. Tratamos de centrarnos en historias y particularidades que no se hayan contado tanto”, como lo que ocurrió en su estadía en Rosario. “De ese paso por Newell’s, contamos su encuentro con Magic Johnson, la estrella de la NBA y de los Lakers, con quien se fundió en un abrazo en el estadio cubierto, allá por enero de 1994. “Creo que todavía hay mucho por contar, porque es la persona que más ha influenciado, más ha alegrado, que más ha generado sensaciones en otras personas”, añade.

En este sentido, Juan sostiene que “el Diego es una máquina en sí mismo, es literatura”, ya que “si nosotros no lo narráramos, ya sería literatura en sí mismo, sólo por sus propias frases”, una de ellas, la que le da el nombre al sitio web que conduce. “Diego, como ser humano, es un Aleph, la figura esa de Borges en la que todo el universo se ubica en un punto”, compara con temor a exagerar, y abunda. “Acá, todo el universo se ubica en una persona. O por lo menos, todo lo que haga al ser nacional argentino, lo bueno, lo malo, todo está ahí”.

Una obra dantesca

El arduo recorrido que desandó el documentalista y sociólogo Sebastián Kohan Esquenazi durante casi una década –rastreando archivos y testimonios sobre la vida de ese ícono del periodismo deportivo argentino–, no quedó registrado sólo en el documental Buscando a Panzeri (2019). Ese laburo es una pata fundamental del libro Dante Panzeri y el paradigma perdido, aunque no es la única. “Ahí tuve la posibilidad de contar varias cosas que en la peli no se notan, porque son muy cortas y no entra todo. Así que ahí cuento cosas buenas y cosas horribles que pasaron en ese proceso”, cuenta su autor.

El ejemplar ya está en preventa en el sitio de la editorial Fútbol Contado y el 10 de octubre sale a la luz. El 5 de noviembre, a 100 años de su nacimiento en Rosario (aunque tempranamente su familia emigró a Las Varillas, Córdoba), será la presentación oficial.

Además del episodio sobre la incansable búsqueda del autor de Fútbol, dinámica de lo impensado y Burguesía y gangsterismo en el deporte, Kohan Esquenazi también se calza el traje de ensayista. “Decidí hacer lo que se me diera la gana. No me puse a escribir ni como periodista ni como historiador, ninguno de los dos lugares me queda bien. Ahí reconstruyo a Panzeri desde el lugar que yo lo veo”. Y en otro capítulo pública “una selección de textos de Panzeri, hermosísimos, como para que podamos volver a leerlo de nuevo y no sólo interpretaciones”, según anticipa.

Sebastián nació en Buenos Aires pero vivió su infancia en México, país al que debieron exiliarse sus padres: una chilena y un argentino que escapaban de sendas dictaduras. Se considera un crítico del actual periodismo dedicado al deporte, como seguramente lo sería aquel histórico cronista del diario Crónica si aún viviera. “Si el periodismo deportivo hubiese mejorado, y no empeorado como ocurrió, a lo mejor no tendría sentido leer a Panzeri”, dice, y agrega: “Por eso es una figura que se hace urgente, más necesaria”.

El documentalista remarca que “la diferencia de ahora a hace 10 años es que tiene sus libros reeditados y la película, ya que antes no existía nada de eso”. Y explica el eslogan que acompaña al título del libro (“La historia del periodista más citado y menos leído”), en referencia a la tan trillada frase “dinámica de lo impensado”, creada por el pelado y muchas veces cabrón periodista deportivo: “Muchas veces está mal utilizada, es ridícula”. Y lo suele comprobar con “una alarma de google, donde todos los lunes a la mañana me llegan noticias sobre Panzeri. De las 12 notas que recibo, una tiene que ver con algún libro o algo interesante, y las otras son de periodistas deportivos que hablan de un partido cualquiera, en el que un equipo empató en el último minuto, y ahí escriben «como dice Panzeri…» y no tiene absolutamente nada que ver. La utilizan mal, muchas veces en sentido contrario a lo que quiso decir Panzeri”.

Por eso, este panzeriano de pura cepa invita a volcarse a las páginas del Dante: “Cada vez que lo vuelvo a leer me sorprende. Porque más allá de que es actual y urgente, uno se da cuenta que está leyendo a alguien de otra época y es un viaje, con otra escritura, otra prosa, con palabras que no se usan hace 40 años. En sí mismo era un tipo antiguo”.

Todos los caminos conducen al Diego

“Cuando la editorial nos propuso sacar un libro con textos nuestros –revela Juan Stanici–, en lo primero que pensamos fue en Maradona”. Es que el piberío que lleva adelante Lástima a nadie maestro es, entre otras cosas y ante todo, muy maradoniano. “Ya teníamos bastante material trabajado y seguimos laburando otras crónicas nuevas”.

El también estudiante de historia –que luce el look del Diego de su última etapa bostera, con una franja tenida de amarillo– adelanta algunas pistas de su relato en el libro: “Te metés a buscar material sobre Diego y decís que ya lo tenés cubierto, y de golpe te encontrás con cosas desconocidas. Yo me encontré con que el último partido que juega en Argentinos, antes del amistoso en el que se presenta con Boca, es un amistoso con Villa Dálmine en Campana, y es algo que está recontra olvidado”.

El infierno del Dante está encantador

“Tras una docena de años panceriando por la vida, pensé que había terminado el ciclo y esa relación mía tan potente con Dante Panzeri”, admite Sebastián Kohan Esquenazi. Hasta que en su vida apareció Francisco Clavenzani, creador de la editorial Fútbol Contado. “Me propuso hacer un libro sobre Panzeri, que contara un poco de nuevo esa búsqueda. En un principio, iba a ser una especie de adaptación de la peli al formato escrito, con toda esa búsqueda de su familia para reeditar el libro (Fútbol, dinámica de lo impensado) pero al final hicimos algo más potente que esa primera idea”, señala el sociólogo.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Facundo Paredes
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Tras el reclamo del Instituto 22, Educación abrirá una mesa de diálogo

La subsecretaria de Educación Superior, Patricia Moscato, dijo que el pedido de esta comun