“No hay nadie que quiera trabajar con los pibes y pibas que salen de estar detenidos”, aseguró Jesús Romano, quien hace seis meses recuperó la libertad. “Es una política de seguridad que intenta bajar la tasa de reincidencia”, señaló la concejala Alejandra Gómez Sáenz, autora del proyecto que busca crear un dispositivo de acompañamiento para personas que salen de la cárcel.

En el Concejo Municipal se debate la creación de un dispositivo de acompañamiento para personas que recuperen su libertad tras haber estado privadas de la misma. La propuesta de Gómez Sáenz cuenta con las firmas de sus pares del bloque del Frente de Todos-PJ, Norma López y Eduardo Toniolli.

“Es sumamente importante que se ponga en marcha este dispositivo porque no hay nadie que quiera trabajar con los pibes y pibas que salen de estar detenidos”, confiesa Jesús Romano, quien hace seis meses recuperó la libertad y forma parte de la cooperativa textil Ziza, la primera cooperativa de trabajo creada en contexto de encierro de Santa Fe, a través de la cual venden los productos que confeccionan los propios pibes y pibas que están o estuvieron detenidos.

“Hay un desamparo bárbaro de parte del Estado, por eso queremos crear este dispositivo, para cobijar a esas personas, darles otra visión de vida, y entendemos que eso se logra a través del trabajo”, remarca Jesús, y argumenta: “El trabajo puede parar la olla en la casa y además hace que uno no piense pavadas, mente ocupada no piensa pavadas. Por eso es urgente que esto se ponga en la agenda del Estado y que sea muy abarcativo”.

En este sentido, recordó que “ya probaron de todas las maneras posibles: más policías, más gendarmes, y el nivel de muertes no baja. La única que queda es el trabajo, hoy somos 9 laburando en la cooperativa que lo único que queremos es ver crecer a nuestros hijos y que tengan un futuro mejor”.

Por su parte, Gómez Sáenz sostuvo que “el acompañamiento en el proceso de integración social de las personas privadas de la libertad que son liberadas tras cumplir sus condenas es una herramienta para que el ejecutivo municipal participe en la solución de una problemática que afecta profundamente a Rosario”.

“El proyecto fue iniciado con la participación de muchas de esas personas que dentro de la cárcel eran acompañadas por distintas organizaciones y que al salir no cuentan con ningún apoyo, ni de la sociedad ni del Estado, por lo que el afuera les resulta una jungla imposible de poder sobrellevar en soledad”, contó la edil peronista.

Además, la legisladora local indicó que “estas personas nos transmitieron lo importante que es mantener la cabeza ocupada, charlar con otros que hayan atravesado experiencias similares, sentirse alojados por equipos multidisciplinarios para sobrellevar los miedos”. Y cerró: “Como sociedad debemos dejar de estigmatizar a esas personas porque las desigualdades son cada vez mayores y la integración social es fundamental para que puedan tener acceso al sistema laboral y sobre todo para que puedan construir un proyecto de vida y un futuro, junto a sus vínculos, sus amistades y sus familias”.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Renunció Guzmán al cargo de ministro de Economía

El ahora ex titular de esa cartera publicó en su cuenta de Twitter una carta dirigida al p