“Los proyectos de Juntos por el Cambio no pretenden generar puestos de trabajo. Muy por el contrario, propician el despido libre y sin consecuencias económicas para el empleador”, indicaron desde la Federación Nacional Aceitera.

La propuesta del macrismo para favorecer a las patronales en desmedro de las y los trabajadores, sigue sumando rechazos gremiales. En esta ocasión, los aceiteros advirtieron en un comunicado que de avanzar con esta iniciativa de eliminar indemnizaciones por despido “llevaremos a cabo todas las acciones gremiales necesarias para defender nuestros derechos fundamentales”.

La Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina expresó el “más profundo rechazo a los proyectos legislativos, impulsados por la alianza Juntos por el Cambio, que pretenden eliminar la indemnización por despido y sustituirla por un seguro de garantía”.

“El nuevo seguro se conformaría con los aportes mensuales de los empleadores y al momento de la extinción del contrato de trabajo –por la causa que fuese– sería utilizado para el pago de una especie de remuneración mensual hasta que la persona obtenga un nuevo empleo”, indicaron desde la entidad sindical.

Entre los principales motivos del rechazo de “forma contundente” al proyecto opositor, enumeraron: 

1- Implica la derogación de un derecho fundamental de la persona trabajadora, el derecho a ser –al menos– indemnizada, frente al ilícito patronal de segregación del empleo.

2- El despido “sin causa” es un acto ilícito. Afecta la protección contra el despido arbitrario (artículo 14 Bis de la Constitución Nacional) y el derecho “al trabajo” (artículo 6 del Pacto Internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales, entre otras normas internacionales con rango constitucional). La persona despedida no solo pierde su salario –derecho fundamental– sino que se le afectan todas sus dimensiones vitales y las de su familia (alimentación, vivienda, salud, educación, vestimenta, seguridad social, acceso al crédito, proyectos familiares y personales, entre otros).

3- De todos los sistemas de despido posibles, la “tarifa” del artículo 245 de la Ley de Contrato de Trabajo no es el más protectorio. Por ejemplo, por la normativa de emergencia, desde hace un año y medio, los despidos sin causa o por falta de trabajo o fuerza mayor se encuentran prohibidos y son nulos.

4- El proyecto de seguro de garantía de indemnización (SFI) viola la Constitución Nacional, con lo cual generaría una catarata de litigios, ya que no sería avalado por la justicia laboral.

5- Los proyectos de Juntos por el Cambio no pretenden generar puestos de trabajo. Muy por el contrario, propician el despido libre, masivo y sin consecuencias económicas para el empleador.

6- El seguro de garantía no solo afecta la indemnización del trabajador y la trabajadora, sino que implica que “sería gratis” despedir para las empresas. De este modo, no cumple una función esencial de la indemnización, que es el desaliento del despido.

7- La potestad patronal de despedir sin causa es el máximo poder de disciplinamiento sobre los reclamos de las y los trabajadores y atenta contra el ejercicio de sus derechos colectivos. De esta manera, sería muy sencillo para las patronales sacarse de encima a las y los trabajadores “molestos” que participan, reclaman y se organizan en el lugar de trabajo.

“Por las razones planteadas y por nuestra conciencia de clase, rechazamos estos proyectos que pretenden hacernos retornar a los inicios del capitalismo, cuando la explotación de la fuerza de trabajo era ilimitada y no existían los derechos laborales conquistados a lo largo de siglos gracias a la lucha de nuestra clase trabajadora y al movimiento obrero organizado”, indicaron los aceiteros en su comunicado

En ese sentido, reclamaron “derechos para las mayorías populares que deben ser ampliados en su alcance y contenido ya que se relacionan con el goce de una vida digna”, y recordaron “la experiencia de nuestro país en la década del ’90, en la que vivimos a la vez una profunda flexibilización de los derechos laborales y una destrucción masiva de empleos con cientos de miles de personas desocupadas, demostró la falsedad de los argumentos patronales que pretenden justificar nuestra precarización con una supuesta creación de trabajo”.

“Advertimos que como organización sindical llevaremos a cabo todas las acciones gremiales necesarias para defender nuestros derechos fundamentales”, agregó el escrito. “Nos pronunciamos por la continuidad de la vigencia de la prohibición de los despidos, la doble indemnización, y todas aquellas medidas que garanticen la efectividad de la protección contra el despido arbitrario y la estabilidad en el empleo”.

Por último, indicaron que “el único camino para salir de la compleja situación que atraviesa nuestro país es preservando y creando trabajo digno, con ingresos como dictan el 14 bis de la Constitución y el 116 de la Ley de Contrato de Trabajo”, y completaron: “A la crisis se la enfrenta con pleno empleo, con salarios mínimos vitales de acuerdo a su definición legal, paritarias libres y la plena vigencia de los derechos laborales, sindicales y constitucionales para el conjunto de la clase trabajadora argentina”.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Otros actores posibles

Ante la incidencia de los monopolios en la puja por los precios, la experiencia del cooper