Central venció 2 a 1 a Racing, en el Gigante, por la fecha 18, en un entretenido partido. Gino Infantino abrió con un golazo, Enzo Copetti lo empató, y Marco Ruben, en una escena de película, puso el triunfo, cuando ya se aprontaba para salir. Gastón Ávila, expulsado en el final.

En un encuentro que tuvo emociones de principio a fin, el auriazul dejó los tres puntos ante Racing. Lo ganaba con un gol épico de Ruben –que quedó a uno del récord de Mario Alberto Kempes– y en el final una fina posición adelantada lo salvó.

Central padeció en la primera parte la velocidad de Racing, que para bien del dueño de casa, aminoraba en los metros finales. Por eso intentó en varias ocasiones con remates desde afuera del área, como el de Tomás Chancalay que hizo lucir a Jorge Broun, quien antes ya le había tapado una muy buena a Matías Rojas, que encontró un rebote y lo agarró en retroceso.

Al equipo dirigido por Cristian González le costaba mantener la pelota en sus pies. La perdía rápido, y hacía poco en los escasos momentos que la tuvo. La falta de referencia de área en el conjunto del debutante Fernando Gago, quizá era la puntada final que le faltaba para traducir en el marcador lo que generaba.

En el segundo tiempo ya arrancó todo más parejo, incluso con una leve inclinación favorable al local, que ganó en confianza cuando a los 11’, Gino Infantino clavó un zurdazo al ángulo desde afuera de la medialuna. Nada que hacer para Gabriel Arias.

Pero en el momento menos esperado, apareció el empate. Iban 20’ cuando Enzo Copetti, ahora sí esperando su chance dentro del área como referencia, le puso la frente a un preciso centro de Lisandro López y clavó la igualdad. 

En partido había ingresado en una especie de bajón, con poco peligro. Hasta que a falta de diez para el cierre, se vivió un momento de película: Luciano Ferreyra ya se preparaba –ya al lado del 4° árbitro– para reemplazar a Marco Ruben, desmejorado físicamente. Pero el goleador pidió, con gestos hacia el banco, una más, y le concedieron la solicitud. Y como en un guión cinematográfico, la pelota fue al área, cabezazo y gol del capitán a los 34’.

Ya en tiempo de descuento, Carlos Alcaraz metió un cabezazo con destino de ángulo, pero otra impresionante volada de Fatura Broun le impidió la igualdad. A los 51’, Gastón Ávila vio la roja por doble amarilla.

El final fue infartante. Racing marcó un gol en la última jugada del partido, pero para alivio del Gigante de Arroyito, el línea levantó la bandera, al observar una fina posición adelantada. Tras eso llegó el pitazo final de Darío Herrera, y el desahogo.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Hubo récord de Ruben, pero no victoria ante el campeón

Rosario Central y River jugaron un partidazo: lo ganaba el local con dos de Ruben –uno de