Hace muchos años en Argentina es privilegio de unos pocos poder ingresar a una concesionaria, solicitar un presupuesto de un automóvil 0km, pagar el dinero de contado y hacerse acreedor del vehículo. Los altos precios indexados al dólar, los costosos aranceles administrativos, de patente y de flete, entre otros, convierten la compra de un auto nuevo en una odisea para los argentinos.

Las distintas marcas y agencias presentan en el mercado nuevos modelos con un abanico de precios variado, pero que no desciende de $1.8 millones. Encontrar un auto nuevo por debajo de ese valor resulta inutil, y los sobreprecios en las unidades ocasionan que gran parte de la población opte por adquirir un auto usado. 

Según la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA), en abril de este año se detectó un aumento de un 66% en los precios de los 0km. La suba de las tarifas es prácticamente incontenible debido al contexto inflacionario, con una variación interanual, que según INDEC, superó en este periodo el 58% y acumula un 29,1% en el primer semestre del 2021.

Para ofrecer posibilidades a los consumidores, las grandes marcas como Toyota o Nissan, presentan a la venta modelos económicos, con precio de lista más accesibles. En el mes de septiembre, según los valores oficiales de las concesionarias, las unidades más baratas que se pueden encontrar son el Toyota Etios, el Chevrolet Joy, el Nissan V-Drive, el Fiat Mobi, el Volkswagen Gol, el Renault Kwid, el Fiat Cronos y el Renault Sandero, con valores iniciales que oscilan entre los $1.731.000 y los $1.932.400.

Sin embargo, considerando que el cliente llegue a disponer el dinero suficiente para la compra, o acceda a un plan de cuotas para poder solventar el vehículo, aun así puede encontrarse con otros problemas importantes, entre ellos el stock. Debido a la alta demanda de estos modelos de baja gama, en ocasiones se producen discontinuidades en su fabricación, limitando la cantidad de autos en el mercado.

Estas claras obstaculizaciones en la adquisición de un 0km afectan fuertemente las cifras de patentamiento de vehículos a nivel nacional. Según el informe mensual de la ACARA los números representan una baja del 9,5% en relación al mismo mes del año 2020, registrando en la actualidad solo 31.681 patentes. Los valores del acumulado anual, sin embargo, se mantienen en alza, con un 23,1% de aumento según el mismo periodo del año anterior.

Teniendo en cuenta los porcentajes de patentamiento y los nuevos modelos que se presentan en la canasta de vehículos disponibles en el mercado, el Índice de Precios del Sector Automotor en Argentina (IPSA) se seguirá modificando. El incremento de estos valores fue notable durante los primeros meses del 2021, y poco se puede especular sobre qué esperar para fin de año y el comienzo del 2022. 

 

Más notas relacionadas
Más por Redacción
Más en novedades

Dejá un comentario

Sugerencia

Festejo