“La psoriasis no impacta sólo en la piel, sino que afecta a la autoestima, genera depresión”, afirmó Verónica Ortega, dermatóloga del Servicio del Hospital Centenario de Rosario, quien se refirió a la importancia de diagnosticar y tratar a tiempo.

Bajo el lema “unidos” (“United¹”) este 2021 se lleva adelante el Día mundial de la psoriasis, un evento promovido por la Federación Internacional de Asociaciones de Psoriasis (IFPA), que busca dar voz a las personas que viven con la enfermedad y que se conmemora cada 29 de octubre. 

Se estima que en Argentina, entre el 2 y 3 por ciento de la población vive con psoriasis, una enfermedad crónica e inflamatoria que se manifiesta fundamentalmente en la piel en forma de placas y escamas blancas y rojas localizadas con mayor frecuencia en codos, rodillas, tronco y cuero cabelludo. Compromete al sistema inmune e impacta en múltiples áreas del organismo. Puede aparecer tanto en hombres como en mujeres y presentarse a cualquier edad, tanto en lactantes, niños como en adultos. 

Si bien las y los especialistas remarcan que no es una enfermedad contagiosa, que las placas en la piel estén a la vista, en ocasiones pueden generar rechazo o temor. Muchas personas aún la consideran como una patología menor o cosmética, que sólo afecta la piel, ignorando la realidad de su alcance y subestimando su gravedad e impacto en todo el cuerpo, desde las articulaciones hasta el corazón, e incluyendo la salud mental, según advirtieron.

Estudios estiman que 3 de cada 10 personas con psoriasis puede desarrollar además artritis psoriásica y aquellas con una condición severa tienen además más probabilidades de tener un evento cardíaco mayor, de desarrollar diabetes tipo 2 y más probabilidades de tener un accidente cerebrovascular. Alertan además que las relaciones familiares, laborales y sociales pueden verse afectadas y es por esta razón que el paciente puede sentir inseguridad, preocupación, vergüenza, frustración, estigmatización, ira, baja autoestima y síntomas depresivos.

“La psoriasis no impacta solo en la piel, sino que afecta a la autoestima, genera depresión, y repercute en la salud en general: hígado graso, obesidad, riesgo cardiovascular, diabetes, entre otras” aseguró Verónica Ortega, médica Dermatóloga del Servicio del Hospital Centenario de Rosario.

Sostuvo que el diagnóstico a tiempo, un tratamiento temprano y su correcto cumplimiento, permiten evitar serias complicaciones, así como un mejor manejo de las mismas. Hoy el control de la enfermedad es posible porque, si bien no existe una cura, los tratamientos han evolucionado notablemente permitiendo a los pacientes una mejor calidad de vida y el camino hacia la remisión. En este punto, los especialistas afirman que es fundamental la adherencia y constancia ya que, si los mismos no se realizan de forma correcta, no se obtienen los resultados esperados. También advierten acerca de la importancia de un enfoque multidisciplinario de la enfermedad.

“El diagnóstico precoz es esencial para el correcto tratamiento de la psoriasis y para detener su avance, y así modificar el curso de la enfermedad y las complicaciones. Un diagnóstico temprano ayuda a mejorar la calidad de vida del paciente”, agregó Ortega. Por eso, los médicos insisten en la importancia de no abandonar las consultas y aseguran que los pacientes no deben suspender los controles ni los tratamientos. “En enfermedades como la psoriasis, llevar adelante un control periódico es fundamental”, aseguran.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Info General

Dejá un comentario

Sugerencia

Más de 54 mil estudiantes de 6° grado serán evaluados en Santa Fe

Será este miércoles 1° de diciembre, a través de la Prueba Aprender que aplican el Ministe