Año 1 después de Diego. Desde aquel triste 25 de noviembre de 2020 a éste, Redacción Rosario y El Eslabón recordaron la figura de Maradona en crónicas, entrevistas, reseñas de libros. Que el Diego dure para siempre.

El 25 de noviembre del año pasado, Diego Armando Maradona dio el pase a la inmortalidad. Millones de personas en todos los rincones del planeta lo lloraron y lo lloran. Y habrá muchos que lo seguirán llorando por el resto de sus vidas. Su huella será imborrable y su amor incondicional, como se demuestra en este compilado de notas publicadas en los medios autogestivos y maradonianos El Eslabón y Redacción Rosario (de la cooperativa La Masa) desde hace un año atrás. Laura Hintze, Hugo Basso, Santiago Garat, Facundo Paredes, Alfredo Montenegro, Marcela Isaías, algunas de las plumas de estas crónicas y entrevistas.

Leer a Maradona

Mi sueño es que sea mentira: El miércoles 25 de noviembre de 2020 se apagaron las luces de todos los estadios del mundo y las tribunas quedaron en el más absoluto de los silencios. Las pelotas dejaron de rodar, se desinflaron. Las banderas quedaron inmóviles, en los mástiles, pese al viento. Las camisetas guardadas en los armarios se arrugaron de golpe. Dicen que el mundo dejó de girar por un instante eterno, el planeta entero, bah.

Homenaje: Un pibe en Villa Fiorito hace jueguitos con una mandarina. El chico y la amarillenta fruta son protagonistas de un fascinante encantamiento. La mandarina sube y baja y rebota y gira en el aire con interminables volteretas. De pronto se duerme increíblemente sobre el empeine de la alpargata izquierda, en una maniobra que por antinatural, sería condenada por la santa inquisición. El horizonte bajo y latoso de Villa Fiorito, es inerme testigo del milagro.

Es mentira: La crónica exige narrar el final de su existencia temporal. Cuando esta noticia termine de ser cargada, la palabra funesta precederá el nombre con el que fue conocido en su existencia física, la persona que hace años había dejado de pertenecer al mundo terrenal.

Diego, el ritual: Miro para arriba entrecerrando los ojos. El sol del mediodía pega fuerte. La bandera argentina, a media asta, flamea cerca. Es tan grande. El viento la mueve y yo siento que si me concentro, si inhalo y exhalo y me estiro con paciencia, puedo tocarla. Nunca había estado en el mástil de la Plaza de Mayo. Hay flores alrededor mío, una que otra vela que quedó a medio quemar. También un cartel azul: “Gracias D10s. Por siempre Diego. Familia Gómez”.

La máquina de hacer feliz: Hoy tanta gente llora, piensa este cronista que decidió viajar a Buenos Aires a ser testigo de la última gambeta del Diego –con la que demostró que la magia, a pesar de todo y de todos, y hasta de la puta muerte, sigue intacta– cuando rodea las inmediaciones de ese emblema de la patria que es el Cabildo, embanderado como siempre, pero más que nunca.

Diego, pasión de multitudes: Desde el 25 de noviembre de 2020, los días pasarán a contarse Antes de Diego y Después de Diego. El deceso de Maradona demostró que no sólo la pandemia es mundial, porque su figura, su rostro, sus jugadas, sus palabras, recorrieron absolutamente todos los rincones del planeta del que supuestamente vino.

Una casi entrevista: Sábado 23 de junio de 1979. Argentinos Juniors recibía a Huracán. Con goles de Dante Sanabria y Carlos Babington, el Globo caía por 3 goles que les encajó el Diego Armando Maradona. En la tribuna de Ferro, donde Argentinos jugaba de local, ocho casi-estudiantes de periodismo se mezclaban desordenadamente con la hinchada, tras entrar con puerco papel firmado por el director del Instituto Superior de Periodismo, ubicado en el barrio porteño de Congreso.

Pedagogía de la pelota: “…Eterna tu zurda, el mejor de todos los tiempos, celebro tu irreverencia…”. No es un analista deportivo quien le escribe a Diego celebrando su rebeldía, es uno de los tantos educadores y educadoras que se han expresado sobre su muerte. Desde ex ministros de Educación de la Nación hasta docentes de todos los rincones mostraron en estos días su pesar en las redes sociales, dándole pelea a la educación pacata y revelando que también es posible pensar una pedagogía de la pelota.

Darío de Laferrere: Van pasando los días y el Diego sigue y seguirá acampando entre gentíos y sus recuerdos de alegrías que dejó tatuados en el lado de adentro de las mayorías. Lejos de disputas por herencias o regalías, el de Fiorito sigue muy de pecho en alto, como todo guardián de lo popular. Sabemos que con sólo con una apilada de contrarios y una supuesta mano en alto, convoca a su pueblo a otra historia y más revanchas.

Una pared con el Diego: El paso a la inmortalidad del más grande futbolista de todos los tiempos generó un aluvión de homenajes a lo largo y ancho del planeta: banderas, remeras, tatuajes y murales, como el que pintó Lacast en Maipú al 1300.

Estampitas de un santo vivo: La colección Un Dios salvaje reúne fotografías de los miles de homenajes que el pueblo argentino le ofrendó a Maradona tras su paso a la inmortalidad. Participan reporteros gráficos rosarinos.

No llores por mí: El periodista Alejandro Duchini escribió, con la herida recién abierta por la muerte de Maradona, Mi Diego, libro en el que también juegan personalidades cercanas al astro y jóvenes fanáticos que ni siquiera lo vieron en cancha.

Páginas redondas: En el maradoniano mes 10, justamente, el portal Lástima a Nadie Maestro sale a la cancha de papel con Crónicas maradonianas, que aporta su granito de arena en los mares de tintas que ya han corrido sobre el hombre que nació, debutó y se retiró en octubre. “Son 22 textos, la mitad inéditos”, adelanta el fundador de la página que ya le dedicó varios párrafos a la figura de D10S, antes y después de su paso a la inmortalidad.

Santo D10S: En el mes del nacimiento de Diego Armando Maradona, la periodista y escritora Gabriela Saidon publicó un libro que se propone deconstruir la figura del astro del fútbol mundial. Feminismo, contradicciones y los orígenes de esa estampita humana.

Maradona, en este día y cada día: El periodista Oscar Barnade se lanzó a la aventura de repasar, a través de posteos en Twitter, todo lo que ocurrió en la vida del 10 desde su debut en Primera –hace 45 años– hasta su “pase” a la eternidad.

El álbum de figuritas difíciles: El Proyecto Pelusa reconstruye la vida de D10S a través de los ojos de fanáticos que alguna vez tuvieron el privilegio de tomarse una foto con él. El libro y un documental ya están en camino.

El más humano de los Diegos: “¡Es Dalma!”, lo codea uno de los presentes en la Ex Esma a otro, y lo dice bajito, para no interrumpir a la y los escritores de libros relacionados a Diego Maradona que estaban en el panel. Quien sí los interrumpe segundos después de tamaña aparición es Juanky Jurado, moderador de la jornada que organizó la escuela de periodismo Tea&Deportea, junto a Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas.

Negros y peronistas: La marca cordobesa de zapatos y zapatillas Justicialistas lanzó un nuevo producto: los botines de fútbol Barrilete Cósmico, con el sello de Diego Armando Maradona, la inscripción de la fecha de su obra culmine (22|06|1986) y una V bien grande.

Tan(die)go: El cantante y ex futbolista Cucuza Castiello, que se dio el gusto de entonar las estrofas de El sueño del pibe frente a Maradona en plena cancha de Argentinos Juniors, rescata la humanidad del 10.

No quiero: No quiero que suene la Guardia Hereje con eso de no hace falta más que entrecerrar los ojos para verte gambetear | No quiero escuchar el te quiero Diego del Potro Rodrigo | Ni a Valeria Lynch gritando me das cada día más | No quiero leer a Scher con eso de todo mientras Diego | Ni a Sacheri con eso de me van a tener que disculpar | No quiero escuchar a Cucuza con el sueño del pibe…

Un libro Rep maradoniano: El dibujante Miguel Repiso publicó Diego, nacido para molestar, un homenaje en clave humorística al más grande futbolista de todos los tiempos: “Hay una cosa casi religiosa, que empapa toda la obra, como una especie de construcción del Dios”, adelantó.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Hubo récord de Ruben, pero no victoria ante el campeón

Rosario Central y River jugaron un partidazo: lo ganaba el local con dos de Ruben –uno de