El Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya que desarrolló la vacuna rusa Sptunik V contra el COVID-19, anunció este lunes que ya comenzó a desarrollar la nueva versión del fármaco adaptado a la nueva variante del virus Ómicron, según informó el Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF).

“El Centro Gamaleya cree que tanto Sputnik V como Sputnik Light neutralizarán la última variante Ómicron y ha comenzado los estudios necesarios. No obstante, el Centro Gamaleya, basado en los protocolos existentes de desarrollo inmediato de versiones de vacunas para variantes de interés, ya ha comenzado a desarrollar la nueva versión de la vacuna Sputnik adaptada a Ómicron», detalla el comunicado.

Según adelantó el RDIF, “en el caso poco probable de que se necesite la modificación” de la vacuna, la nueva versión de Sputnik Ómicron puede estar lista para la producción a gran escala en 45 días. En este marco, prevé que “varios cientos de millones de refuerzos Sputnik Ómicron” puedan proporcionarse a los mercados internacionales para el próximo 20 de febrero con “más de 3.000 millones de dosis disponibles en 2022”.

El Fondo de Inversión Directa de Rusia destacó que Sputnik V y Sputnik Light “han demostrado ser altamente efectivas contra todas las variantes del SARS-Cov-2 conocidas hasta la fecha”, a través de publicaciones científicas en la revista médica Vaccines y datos del mundo real de numerosos países, como Hungría o San Marino.

¿Qué se sabe de la nueva variante Ómicron?

La nueva variante del coronavirus -identificada primero en Sudáfrica, pero también detectada en Europa, América del Norte y Asia- está provocando preocupación en todo el mundo debido al número de sus mutaciones, que podrían ayudar a su propagación o incluso a evadir los anticuerpos de una infección previa o la vacunación. La propagación de la variante llevó a los países a anunciar nuevas restricciones a los viajes el pasado viernes e hizo que los fabricantes de medicamentos se apresuraran a comprobar si sus vacunas para el COVID-19 seguían siendo protectoras.

La Organización Mundial de la Salud ya clasificó a la variante B.1.1.529, u Ómicron, como una “preocupante” del SARS-CoV-2, diciendo que puede propagarse más rápidamente que otras formas de coronavirus. Si bien la variante Delta sigue siendo la dominante en todo el mundo, aún no está claro si Ómicron podrá desplazarla, dijo el doctor Graham Snyder, director médico de prevención de infecciones y epidemiología hospitalaria del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh.

La nueva variante, en tanto, presenta más de 30 mutaciones en la parte del virus a la que se dirigen las vacunas disponibles, además se sospecha que ha provocado un aumento de las nuevas infecciones en Sudáfrica. Es probable que las mutaciones de Ómicron hagan que ciertos tratamientos contra el COVID-19 -incluidos algunos anticuerpos fabricados- sean ineficaces, dijo el doctor David Ho, profesor de microbiología e inmunología de la Universidad de Columbia.

Fuente: El Destape

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Mundo

Dejá un comentario

Sugerencia

Cristina: “Esto es un Estado paralelo y mafia judicial”

La vicepresidenta de la Nación aseguró que “no es que fuéramos clarividentes, ni adivinos.