El Xeneize se adjudicó la cuarta Copa Argentina de su historia al imponerse en definición por tiros penales a Talleres de Córdoba por 5 a 4, luego de igualar 0 a 0 en los 90 minutos regulares de la final disputada en el estadio Único-Madre de Ciudades, de Santiago del Estero, siendo éste el primer título que consigue de la mano de Sebastián Battaglia como entrenador.

El último tiro, ejecutado por Eduardo Salvio, que había ingresado en el minuto final de partido, desató la locura en las tribunas del moderno estadio de Santiago del Estero, donde 30 mil simpatizantes de ambas hinchadas vibraron con un encuentro que dejó poco en cuanto a nivel futbolístico.

En la tanda de penales Boca no falló ninguna ejecución, y anotó por intermedio de Rojo, Izquierdoz, Pavón, Sández y Salvio; mientras que para Talleres marcaron Retegui, Méndez, Díaz y Santos, en tanto que Fértoli desperdició su tiro, atajado por Agustín Rossi.

Con la obtención de la Copa Argentina, Boca se asegura la clasificación a la fase de grupos de la Copa Libertadores del año que viene, pase que Talleres obtuvo con anticipación por los puntos acumulados en la temporada de la Liga Profesional.

La palabra de Román

El vicepresidente y titular del Consejo de Fútbol de Boca Juniors, Juan Román Riquelme, aseguró que “nunca” habló con ningún entrenador para reemplazar a Sebastián Battaglia, pero se negó a hablar de su continuidad y solamente refrendó que su permanencia fue acordada “hasta el 31 de diciembre”.

“Esto es raro, porque tenemos más títulos que nadie y pocas finales jugadas en estos dos años de gestión”, destacó Riquelme después de la final de Copa Argentina ganada ante Talleres. “Boca es muy grande, tanto que hasta hizo a un presidente de la Nación como en su momento ocurrió con Mauricio Macri. Pero nosotros hoy estamos contentos, porque el hincha también lo está. Por eso ahora vamos a sentarnos con el cuerpo técnico a analizar el futuro, como corresponde”, explicó.

Sobre el provenir, resaltó que para Boca “será importante el amistoso con Barcelona en Arabia. «Nosotros queremos mejorar siempre, aunque este semestre fue muy largo por todo lo que nos pasó en la Copa Libertadores”, sostuvo. “Pero el hincha sabe que vamos a cuidar al club. Aunque como cuando jugaba hace 10 años, cada cosa mala que pasaba en Boca era culpa mía y ahora parece que pasa lo mismo”, apuntó.

“Por suerte hoy hasta mi madre estaba disfrutando mucho y llorando como cuando yo jugaba, y eso me pone muy feliz”, concluyó.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Fernández: “El mundo reclama litio y tenemos la oportunidad de brindarlo”

El presidente destacó las “enormes posibilidades” económicas y tecnológicas que genera su