DHyTecno es un proyecto iniciado en 2017 que, entre otros aspectos, investiga cómo las tecnologías utilizadas en la vida cotidiana pueden vulnerar derechos fundamentales, como la libertad de expresión o la privacidad, así como afectar la vida democrática.

Primero DHyTecno fue un canal de Telegram, la app de mensajería instantánea que compite con WhatsApp y que, además de conectar individuos entre sí, también es escenario de múltiples experiencias colectivas. Así fue que el activismo digital encontró su hábitat natural en Telegram, como el emprendedurismo o las fakenews lo hicieron en las redes de Mark Zuckerberg.

El canal de DHyTecno invita a reflexionar sobre la dimensión política de las tecnologías, cuenta con más de 1200 personas suscriptas y una comunidad bastante activa. También produce un newsletter mensual y un sitio web.

DHyTecno es una comunidad que genera saberes esenciales para sostener militancias en tiempos de hiperconectividad y sobreinformación. La pandemia generó una creciente adopción de tecnologías informacionales –o TICs–, acentuó la brecha digital que excluye a grandes mayorías y dejó una vez más en evidencia antiguas injusticias y desigualdades.

Como señala el investigador uruguayo Cristóbal Cobo en su libro Acepto las condiciones, Internet “ha dejado de ser concebida solo como una herramienta de inclusión y hoy genera y amplifica nuevas formas de poder y control”. No es un dato menor el hecho de que desde 2015 Google sea la empresa que más dinero invierte en influir sobre el gobierno de Estados Unidos, muy por encima de los contratistas militares o las petroleras.

La principal responsable e iniciadora de DHyTecno, Carolina Martínez Elebi, es licenciada en Ciencias de la Comunicación, docente y periodista. El Eslabón se comunicó con la investigadora, que desde la localidad bonaerense de Ramos Mejía, accedió a conversar a través de Telegram.

¿Qué lugar ocupan en la agenda de los derechos humanos temas como la privacidad o la seguridad digital?

En Argentina, esos temas, así como de libertad de expresión o acceso a la cultura, a la educación, entre otros, forman parte de la agenda de diversas organizaciones de la sociedad civil y de gran parte del mundo académico, pero todavía no forman parte central de la agenda del Estado. Lo que sí destaco es que hay personas valiosas dentro de la Secretaría de Derechos Humanos que siguen estos temas de cerca y que han diseñado una capacitación sobre principios de derechos humanos y las TIC. Creo que por la propia historia de nuestro país, todavía la agenda de derechos humanos del Estado argentino se asocia más fuertemente a los delitos de lesa humanidad y, un poco más recientemente, a la violencia institucional. Por el contexto actual que estamos viviendo de la implementación de las TIC a nivel transversal en toda nuestra vida cotidiana, sería necesaria una mirada desde los derechos humanos también desde el Estado en todos sus niveles. Es necesario comprender de qué modo las tecnologías están diseñadas, pensadas, desarrolladas e implementadas y cómo pueden vulnerar nuestros derechos. Por otro lado, además, como sociedad es necesario imaginar e investigar de qué otro modo podrían diseñarse, pensarse, desarrollarse e implementarse las tecnologías de tal modo que garanticen derechos en lugar de restringirlos. En este sentido, creo que el rol del Estado, a través de la inversión en educación, ciencia y tecnología, y el abordaje multidisciplinario, es fundamental.

¿Te considerás ciberactivista?

Nunca lo había pensado en esos términos, pero podría decir que en algún aspecto de lo que hago sí. Me considero una ciudadana comprometida con un tema que me apasiona y por el que considero que debemos luchar. Las tecnologías de la información y la comunicación pueden potenciar el acceso a la información, a la educación, a la libertad de expresión, a la construcción de comunidades, a desarrollar lazos sociales, o pueden fomentar todo lo contrario. Es necesario siempre recordar que las TIC no se reducen solo a las cinco grandes compañías de tecnología, pero hoy sí concentran un enorme mercado y poder. Mi humilde lugar de lucha es desde el periodismo, la divulgación y la educación. DHyTecno nació con esos objetivos, además de formar comunidad e intercambiar información, conocimientos y fomentar la cooperación. Creo en eso, creo en el poder de las comunidades para luchar por sus derechos. Y creo que si estos temas logran instalarse en la agenda política, la agenda pública y la agenda mediática, es posible contrarrestar esa enorme concentración de estas empresas que han hecho que la experiencia en internet para muchas personas y sociedades sea muy negativa.

¿Cómo protegemos los derechos humanos frente al capitalismo de vigilancia?

No tengo una respuesta sencilla a esta pregunta, porque definitivamente es un problema complejo que puede abordarse desde diversos puntos. Hay algunas cosas que podemos hacer en forma individual, pero nunca va a ser suficiente. El abordaje tiene que ser colectivo y tiene que ser un tema que se afronte desde los Estados, no solo a nivel nacional. De hecho son temas que se están pensando, discutiendo y revisando en la Unión Europea, en los Estados Unidos y también en organismos regionales e internacionales. En principio, se tiene que imponer un límite firme y concreto a este modelo de negocio que se basa en el avasallamiento de derechos fundamentales de toda la población. No podemos permitir que nos quieran convencer de que el fin de lucro sea más valioso que todo lo demás en la vida de las personas y las sociedades.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Javier García Alfaro
  • Motoqueros (capítulo 3)

    Ahora va por la avenida, pero en sentido contrario al de los otros viajes. Marcha hacia el
  • Los pensamientos quedarán

    Camilo Gómez, director del documental Buscando a Andresito reivindica la figura del hijo a
  • El último viaje

    Yo no sé, no. Pedro me cuenta que siempre se le viene una imagen recurrente: que está en u
Más en El Eslabón

Dejá un comentario

Sugerencia

¡Viva la Scaloneta, cabrones!

En un duro partido, la Selección Argentina derrotó 2 a 0 a México, por la fecha 2 del Grup