Aunque nunca se fue del todo, es todo un retorno de la pandemia lo que se transita en estos días, aunque con diferencias no menores a aquellas dos primeras “olas”: los datos diarios sobre cantidad de contagios no se traducen en falta de camas en hospitales y sanatorios ni conllevan un alza en el número de fallecimientos. De todos modos, la realización de testeos y la atención de consultas, en plenas vacaciones y con las altas temperaturas como dificultad extra, provocan no pocos problemas al personal de Salud, que junto con la gran mayoría de la población asisten a otro “retorno”: el de negacionistas de toda laya que andan otra vez de protesta en protesta.

Y claro que no falta pintoresquismo en los reclamos. Pero lo bizarro no quita lo peligroso, sobre todo porque las y los protestantes del momento añadieron una reivindicación que le pone pólvora a la cosa, ya que se trata de la solidaridad con policías que también se niegan a cumplir con las medidas oficiales. Así, para enfrentar al gobierno “tiránico” que manda a la gente a vacunar ahora se agita la “unidad entre pueblo y fuerzas de seguridad”.

Con todo, es justamente a “seguro” al que más se sigue llevando preso la pandemia, siempre pródiga en falta de certezas. Así, se anuncian medidas que pocos días después se modifican y que no se acatan con la misma masividad y disciplina de cuando cundía el pánico.

En su nueva versión, el virus pinta menos perjudicial para la salud y el humor social. Ojalá ese debilitamiento se acentúe y entonces las restricciones y obligaciones se disipen, y lo mismo suceda con el movimiento negacionista y sus invitaciones a tumbar gobiernos fierros en mano.

Nota relacionada

La caravana del No

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Manolo Robles
  • Al ritmo de los deseos

    Yo no sé, no. “Seguro que el tiempo va a cambiar”, se decía Pedro mientras miraba unas nub
  • Patio trasero y petróleo

    La reunión entre Washington y Caracas mostró a un Maduro firme, que dejó al descubierto la
  • Salarios sin sal, inflación picante

    Entre la interna del FdT y un crecimiento económico desigual, los ingresos se actualizan c
Más en Columnistas

Dejá un comentario

Sugerencia

Afirman que las vigiladoras no supera el 10% en una empresa

La seccional rosarina del gremio que nuclea al personal de seguridad creó un área de géner