La semana, paso a paso. Donbás y los derechos humanos. China. Rusia. Francia. El gas. La variante Snowden. Sun Tzu y los ejercicios militares. El pueblo ucraniano. El declive anglosajón. La acción multipolar. El catolicismo. Las narraciones invertidas. ¿Dónde está el capitalismo?

En vilo

Mientras las autoridades de Donetsk y Lugansk despliegan el éxodo de sus pueblos rumbo a la cercana Rusia, la Conferencia de Seguridad con hegemonía atlantista reunida en Múnich registra varios elementos de interés: La vicepresidenta norteamericana Kamala Harris insistió en que Moscú desea invadir Ucrania, el presidente ucraniano Volodímir Zelenzsky señaló que su país quiere integrarse a la OTAN y que está dispuesto a dialogar con el jefe de Estado ruso Vladimir Putin y el canciller alemán Olaf Shulz apuntó que apoya ese encuentro, en tanto señaló que las sanciones sobre la nación euroasiática deberían ser económicas, con el objetivo de evitar una contienda militar.

Minutos antes del cierre de esta edición Rusia y Francia acordaron buscar una solución a la crisis. El presidente Putin, y su colega francés, Emmanuel Macron, se manifestaron a favor de hallar una salida pacífica en la línea de litigio entre las fuerzas ucranianas y las milicias prorrusas en la región de Donbás, tras los recientes enfrentamientos en la zona. Acordaron también, si las  condiciones lo permiten, una cumbre para definir una nueva arquitectura para la paz y la seguridad en Europa. La información fue suministrada por el Palacio del Elíseo y denota las diferencias internas en el espacio europeo.

En las últimas horas recrudecieron los bombardeos ordenados desde Kiev, la capital de Ucrania, sobre el Donbás así como la resistencia de los milicianos ucranianos de habla rusa. La vocera de la diplomacia rusa, María Zajárova, subrayó que en Donbás también existe población civil, personas mayores, mujeres y niñas y que ellos también “requieren ayuda y apoyo reales, no imaginarios”. En su opinión, aquellos que continúen ignorando la difícil situación de las personas en Donbás “se convertirán en cómplices de los crímenes de lesa humanidad perpetrados por el régimen de Kiev”.

Los gobernantes de las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk detuvieron agentes ucranianos acusados por atentados en la región, el área de Defensa rusa informó que dos misiles disparados desde Kiev alcanzaron su  territorio; simultáneamente, las denominadas Fuerzas de Disuasión de la nación euroasiática desarrollaron ejercicios militares bajo la conducción de Putin, visibilizando el poderío. Como veremos más adelante, estas acciones incluyen órganos de mando y control militar, tripulaciones de combate, tripulaciones de los buques de guerra y portadores de misiles estratégicos, así como armas de las fuerzas estratégicas nucleares y no nucleares. Al lado del presidente ruso está su colega bielorruso Alexander Lukashenko, evidenciando el respaldo de los aliados asiáticos.

En la misma dirección, China refrendó el parecer de su mandatario Xi Jingpin, quien una semana atrás ratificó su confianza en el espíritu pacífico que comanda el proceder ruso. Hace pocas horas, el ministro de Relaciones Exteriores, Wang Yi, rechazó la “mentalidad de la Guerra Fría” en el contexto de las tensiones y abogó por el multilateralismo como solución a los conflictos. Al hablar de forma virtual en la Conferencia de Seguridad en Múnich, el funcionario cuestionó a los Estados Unidos al referirse a una “cierta gran potencia” que está “reviviendo la mentalidad de la guerra fría y avivando la confrontación entre bloques“. Indicó que la forma de actuar de Washington “se contrapone al progreso histórico”, puesto que erosiona el estado de derecho a nivel internacional y trata de frenar la globalización.

Las carteras económicas europeas están trabajando con intensidad para relevar un eventual cese de la provisión rusa de gas. Mientras los Estados Unidos y la conducción de la OTAN intentan avanzar hacia el Este con la intención de provocar un conflicto que Rusia desea evitar, puertas adentro de cada administración se desliza una honda preocupación por los resultados del camino escogido. Hasta el presente la única variante surgida en el horizonte es la “oferta” norteamericana de proveer al viejo continente con gas cinco veces más caro que el entregado mediante el Nord Stream. Más del 65 % del gas que importa Alemania proviene de Rusia, pero es el 100 % en la República Checa y Letonia; el 94,9 % en Hungría; el 85 % en Eslovaquia; el 54,8 % en Polonia; el 46 % en Estonia y el 41,7 % en Lituania.

Una variante curiosa

Edward Snowden, el ex agente de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) y de la CIA que reveló en 2013 la existencia de programas de espionaje electrónico masivo en EE.UU., afirmó el miércoles que la avalancha de noticias falsas respecto a una invasión de Rusia en Ucrania, con fechas y horas exactas de la ofensiva incluidas, forma parte del plan de la Casa Blanca para desviar la atención de otra cuestión que implica directamente a los servicios de inteligencia.

“Ahora que la prometida invasión no se ha materializado, tal vez podríamos echar otro vistazo a la historia que estaba divulgándose, cuando la Casa Blanca se vio repentinamente dominada por un misterioso e inexplicable deseo de cambiar el ciclo de noticias“, escribió Snowden en las redes, y difundió el enlace de un artículo del diario The Washington Post. En el material se revela que la CIA, en el marco de sus operaciones de inteligencia exterior, estaría implicada en la recolección de datos de ciudadanos estadounidenses sin contar con la autorización del Congreso del país. Así lo sugiere una carta parcialmente desclasificada la semana pasada de los senadores Ron Wyden y Martin Heinrich, ambos miembros del Comité de Inteligencia del Senado.

Esos congresistas sostienen en la misiva, enviada el 13 de abril de 2021 a la directora de Inteligencia Nacional, Avril Haines, y al director de la CIA, William Burns, que dicha agencia ha estado operando un programa secreto de recolección de datos de inteligencia exterior que también incluye información de ciudadanos estadounidenses. Wyden y Heinrich subrayaron en su mensaje que el programa funciona “completamente fuera del marco legal que el Congreso y el público creen que rige esta recopilación”. En vista de ello, los legisladores piden mayor transparencia al respecto, incluido en lo que se refiere al tipo de información recabada.

Tras difundirse la carta, desde la CIA aseguraron que “en el curso de cualquier recopilación legal” la agencia puede obtener “incidentalmente información sobre estadounidenses que estén en contacto con ciudadanos extranjeros”. Paralelamente, constataron que la entidad guarda los datos sobre sus propios ciudadanos “en concordancia con procedimientos aprobados por el fiscal general que restringen la capacidad de la CIA para recoger, retener, utilizar y difundir la información”.

Vale recordar que hace años Snowden afirmó que la NSA accedía a grandes volúmenes de datos de proveedores de Internet y a millones de registros de llamadas de compañías de telecomunicaciones de EE.UU. Además revelar el espionaje a gran escala por parte de EE.UU. y Reino Unido a sus ciudadanos, Snowden denunció que los servicios especiales de dichos países realizaban escuchas ilegales de los líderes de otros estados. Después de aquello, el ex contratista de la CIA solicitó asilo en algunos países hasta alcanzarlo en Rusia, donde permanece en la actualidad.

En modo alguno este periodista evalúa el dato revelado por Snowden como determinante, pero si valora su existencia dentro del complejo cuadro de situación interno que padece el bloque anglosajón. La fantasía de ocultar el deterioro económico y su derivación institucional -violatoria de derechos que se proclaman sostener-, y relevarlos por grandes campañas publicitarias con ejes oblicuos, ya es otra de las tradiciones de Occidente.

Los ejercicios militares

Aunque la lectura completa de El Arte de la Guerra resulte lo más recomendable, es posible realzar un puñado de ideas fuerza que caracterizan el pensamiento activo de Sun Tzu. En todos ellos el concepto de disuasión resulta esencial, aunque no aparezca formulado. Veamos:

  • “El arte de la guerra es someter al enemigo sin luchar”.
  • “Quien sabe resolver las dificultades las resuelve antes de que surjan”.
  • “Conoce al adversario y sobre todo conócete a ti mismo y serás invencible”.
  • “Quien no tiene metas, es poco probable que las alcance”.

Ayer comenzaron los ejercicios estratégicos con el uso de misiles balísticos intercontinentales y de crucero, dirigidos por el presidente Vladímir Putin en tanto comandante supremo de las Fuerzas Armadas de su país. Planificadas con antelación, las maniobras cuentan con la participación de las Fuerzas Aeroespaciales, el Distrito Militar del Sur, las Tropas de Misiles de Designación Estratégica, la Flota del Norte y la Flota del Mar Negro.

Durante los ejercicios se llevaron a cabo lanzamientos de:

  • misiles hipersónicos Kinzhal;
  • misil de crucero Iskander, desde el polígono Kapustin Yar en la provincia de Astracán;
  • misiles de crucero Kalibry el misil hipersónico Tsirkón, desde los buques y submarinos de las Flotas del Norte y del Mar Negro, que alcanzaron los blancos marítimos y terrestres;
  • misil balístico intercontinental Yars, desde el cosmódromo de Plesetsk contra el polígono Kurá en la península de Kamchatka;
  • misiles de crucero desde los portamisiles estratégicos Tu-95ms, que impactaron contra los blancos en los polígonos Pemboi y Kurá;
  • misil balístico Sinevá, desde el submarino Karelia de la Flota del Norte en el mar de Barents contra el polígono Kurá.

Todos los misiles impactaron contra los blancos asignados, confirmando sus características, detalló el Kremlin en un comunicado. El objetivo principal es poner a prueba las fuerzas de disuasión estratégica y la calidad del armamento de las fuerzas nucleares y no nucleares. Además de la preparación de los órganos de mando militar, los militares rusos calibraron los lanzamientos, así como el estado de las tripulaciones de buques de guerra y de portamisiles estratégicos.

El jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia, Valeri Guerásimov, detalló que con estos ejercicios es posible “practicar las acciones de las fuerzas estratégicas ofensivas para infligir una derrota garantizada al enemigo”. Las maniobras se dividieron en dos etapas, que contribuyen a ensayar acciones militares con el uso de armas de peligro potencial elevado y el uso masivo de fuerzas estratégicas ofensivas en un ataque de represalia, agregó. El Ministerio de Defensa de la Federación Rusa puso de relieve que los ejercicios programados son transparentes y no deben causar preocupaciones. El humor, también cuenta.

Una historia apasionante

Mate de por medio, en el agradable ambiente del Estudio Patrick Rice, de Radio Gráfica, concretamos este viernes un Especial bien de fondo que nos permitió seguir aprendiendo y abordar la cuestión desde perfiles inexplorados por otros medios. Allí consultamos a los expertos Néstor Gorojovsky, Juan Constant y Juan Francisco Soto. La síntesis, contenedora de los ejes de sus consideraciones, resultó imperdible y contribuye como Fuente decisiva a este artículo.

Néstor Gorojovsky señaló que “Un porcentaje muy alto de la población ucraniana nunca confió en los acuerdos con la OTAN. No se habla de muchos levantamientos internos en contra de esa política. Y todo tiene una historia. La Revolución Bolchevique es lo que le dio la independencia y la existencia misma a la nación ucraniana”. Se permitió ahondar en una línea surgida de tal diagnóstico: “La división interna de Ucrania es otro motivo por el cual se impulsa esta guerra: los ucranianos hartos del belicismo de Kiev (y de las políticas de ajuste, añade este redactor) están exigiendo cambios profundos. El hijo de Joe Biden se quedó con campos petroleros, no nos engañen más, dicen”.

Por eso “La solución bélica de esas tensiones es una salida para los Estados Unidos, la OTAN y Kiev. ¡El problema es que enfrente está Rusia!”. Para machacar la idea, Néstor evaluó que “En esta pulseada aún no han dicho la última palabra la diplomacia rusa y el pueblo ucraniano. Lugansk y Donetsk están formados por personas de habla rusa que son y se sienten ucranianos. Lo que quieren en el fondo no es mudarse a Rusia, aunque ahora deban hacerlo por la emergencia, sino modificar las estructuras de su propio país”. Luego lanzó una apreciación que sería profundizada por los otros entrevistados: “Hay que tomar en cuenta que la situación interna norteamericana no es estable”.

Por su parte Juan Constant indicó que “Las capacidades del unipolarismo expresadas en la OTAN están materializando sus límites. El globalismo y el continentalismo con centro en los Estados Unidos tienen internas que permiten ver lo que está pasando. Esa es una de las puntas para desentrañar esta red compleja. Esta crisis del unipolarismo angloamericano, en un declive estratégico y por ende sin capacidad para imponer su voluntad a los pueblos, se orienta hacia posiciones guerreristas”. Atención con sus objetivos: “Más que expresar un conflicto entre la Europa Oriental y la Europa Occidental es una estrategia que tiene la OTAN para mantener bajo su control a los demás miembros”.

Sin embargo, “Esto no cuadra con la nueva Multipolaridad. Se ve en Europa con el Nord Stream y el Nord Stream 2. Por eso las posiciones de tantas naciones europeas dicen aflojemos porque nuestros recursos económicos y energéticos vienen de ahí. Es que Occidente solo ofrece financierización y guerra, sometimiento, mientras el Mulpolarismo –como vos explicás-  ofrece inversiones concretas. Lo vimos recién con la fundamental gira de Alberto por Rusia y por China. El declive del eje atlantista se materializa con contundencia en la capacidad económica, tecnológica y militar, pero también se expresa como disputas al interior de las instituciones internacionales, en este caso la OTAN, pero también adentro del FMI”.

Frente a esto, puntualizó Constant, “Ya no hay margen. Rusia no le da margen a la OTAN para seguir con este juego psicológico que pone en riesgo la propia seguridad. Es difícil que se llegue a un conflicto bélico por las capacidades técnico militares de Rusia y de China, y sus potencialidades económicas. Este nuevo mundo Multipolar ofrece posibilidades de desarrollo a Europa, lo cual no es facilitado por el poder anglosajón. No creo que se desarrolle un enfrentamiento convencional. Este poder financiero busca bloquear su propia caída a través de iniciativas bélicas. El ascenso de las fuerzas multipolares cobró mucha más fuerza. Ese mundo que nos venden las potencias ya no existe”.

Con posterioridad Juan Francisco Soto encaró la cuestión con otro arranque: “El pronóstico que realiza la OTAN sobre Rusia generalmente fracasa. Lo que hacen EEUU y Gran Bretaña usando a Kiev como títere es romper un mecanismo de construcción para la paz propio de Eurasia: la mesa de dialogo inaugurada en el 2014, cuando se produjo el golpe de Estado y la ocupación de la OTAN sobre Ucrania, que es el formato de Normandía. Un dialogo de Francia, Alemania, Ucrania y Rusia. Ese fue un trabajo para la paz, de allí surgieron Minsk 1 y Minsk 2. En ese formato las poblaciones de Lugansk y Donetsk tienen su representante. Este formato no necesita a Estados Unidos ni a Inglaterra. Es un modelo euroasiático para la paz”.

“Ahora Ucrania bombardea zonas civiles, escuelas, parece que buscara una sustitución de la población como se ha hecho en otras situaciones en la historia. Los anglosajones están logrando que Ucrania no siga esa hoja de ruta”. Frente a la presente situación “Me parece extraordinaria la decisión de trasladar la población de Lugansk y Donetsk hacia Rusia para protegerla. La diferencia entre Oriente y Occidente como dijo Samuel Huntington es que los poderes occidentales no tienen pruritos éticos a la hora de usar la fuerza”. Y fue concluyente al señalar que “Vladimir Putin está luchando por un nuevo orden de seguridad mundial para garantizar la paz”.

La conversación evolucionó hacia un trasfondo impensado. “Hace poco apuntó Soto- en un dialogo inter religioso un obispo montenegrino de la Iglesia Ortodoxa sugirió que en Europa Oriental está la base del cristianismo occidental. En realidad estos poderes occidentales representan la ausencia de cristianismo, por eso llevan adelante la búsqueda de una guerra que derive en un genocidio. Putin va a intentar llevar la paz hacia Ucrania”. Allí retomó la historia: “La madre patria de Moscu es Kiev. Los lazos son muy profundos y Rusia va a intentar por todos los medios no atacar Kiev”. Y recordó que “De hecho lo que quedaba del nazismo fue reclutado por la OTAN”.

Por eso hay otra diferencia: “La Multipolaridad exige el cumplimiento de la Carta de las Naciones Unidas”. Fíjese lector la trascendencia del comentario. La Carta de las Naciones Unidas se firmó el 26 de junio de 1945 en San Francisco, al terminar la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Organización Internacional, y entró en vigor el 24 de octubre del mismo año. Esto es, tras la Segunda Guerra Mundial, las grandes potencias establecieron un esquema internacional; hoy, dos de los principales emergentes victoriosos de la contienda –los Estados Unidos y Gran Bretaña-, no lo están cumpliendo.

La mudanza de Dios

Durante mucho tiempo la concepción cristiana se afirmó en Occidente mientras desde Oriente surgían variantes monoteístas bien diferenciadas, consideradas heréticas, y otras directamente politeístas. Más cerca, ese “costado” del planeta pareció adoptar con energía el ateísmo, lo cual, enlazado a los intereses siempre presentes y en despliegue, amplió el foso en una humanidad proclive al conflicto. A lo largo de la era del capitalismo se extendió en el comando del gran bloque occidental una versión individualista de la creencia que sirvió para justificar los atropellos y las crueldades más atroces. También, para calificar al catolicismo como atrasado y medievalista.

Este proceso de trazo grueso tuvo varias derivaciones de distinto tenor. El asesinato directo, a dólar por cuero cabelludo, de las poblaciones nativas en el Norte, se presentó como natural –propio de los impulsos del ser humano-, y las reservaciones –espacios de confinamiento a cielo abierto- lugares para evacuar culpas con briznas de solidaridad. Como contracara, se falsificó el sendero de mestizaje abierto en Nuestra América y ocultando la fusión múltiple, los nuevos pueblos del Sur fueron caracterizados como una mancha bárbara dentro del modelo “occidental y cristiano”. Entre el “atraso” del mundo Indohispánico y el “ateísmo” asiático, el eje anglosajón se postuló como liderazgo humanista, democrático y tolerante.

Pero los resultados son distintos a las presentaciones discursivas. Las zonas Multipolares van absorbiendo, cada una a su manera, conceptos que incluyen sus propias tradiciones, el pensamiento social de la Iglesia y la claridad analítica de un materialismo económico asentado en las necesidades de los propios pueblos. El desarrollo de políticas de fortalecimiento de los Estados y de priorización de la inversión productiva genera economías robustas que amplían, con acento en la investigación científico técnica, empleos y mercados. El poder anglosajón exige permanente salvataje de entidades financieras deficitarias, aspiradoras para los recursos públicos obtenidos por los Estados, ajustes que someten sociedades enteras al atraso y la desocupación.

Así, los adictos que pueblan las calles de Kensington (el barrio zombie de Filadelfia), no son una excepción sino el preludio del destino que el modelo financiero ofrece a la humanidad. Así, las algaradas ambientalistas que damnifican los proyectos productivos enlazan perfectamente con ese diseño, que poco aporta a la elaboración de bienes de producción y consumo. Así, esta semana salió a la venta un rifle para niños en los Estados Unidos.

Esto bien puede sustentar algunos interrogantes: El primero es ¿Dónde está Dios? El segundo, ¿Dónde está el capitalismo?

Mientras la lluvia borronea el paisaje ciudadano y unos verdes acompañan las reflexiones, puede indicarse: ¡Qué paradoja! Rusia, el ogro del sistema, le ofrece una salida genuina. Parece cierto que Dios escribe derecho sobre renglones torcidos. La Comunidad Organizada, presente.

En el año 2018 se suscitó una controversia acerca de la propuesta de enterrar el cuerpo embalsamado de Vladimir Lenin. El Partido Comunista ruso aceptó con satisfacción la negativa del presidente Putin. Su postura en aquél momento permite aproximarse a su convicción más personal. Entonces dijo: “El comunismo y el cristianismo se parecen, la tumba de Lenin es como una reliquia religiosa”.

La situación en Ucrania es parte de una pulseada gigantesca. Su resolución en cualquier dirección no tiene porqué ser definitiva para el planeta. Pero será un paso en alguna de las opciones planteadas.

El mundo no es incomprensible, lector. Es complicado, sí. Pero hay que saber buscar la información adecuada para entenderlo. Y en lo que a cada uno corresponda, transformarlo.

 

*Área Periodística Radio Gráfica / Director La Señal Medios / Sindical Federal

Con la colaboración de Lautaro Fernández Elem y los columnistas indicados.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
  • Cuando no estás

    Veo por aquí y por allá que quienes advierten, con sanas intenciones, que los comicios de
  • Peleas

    Feletti, Guzmán, Kulfas, Cristina, Alberto. Dimes y diretes. Diagnósticos.
  • Los que integran y los que excluyen

    El mítico estratega norteamericano, Henry Kissinger, censurado. Sus coincidencias con Lavr
Más por Gabriel Fernández*
  • Valentina y las estrellas

    Yo no sé, no. Aquel invierno había arrancado con un frío que a mí y a Pedro se nos notaba
  • Que no se Corte

    El máximo tribunal desplazó al juez del concurso de Vicentin y tomó el caso, con destino i
  • ¿Quién ceba la inflación?

    En la CTA, CFK habló de economía, apuntó al endeudamiento macrista y a los grandes formado
Más en Columnistas

Dejá un comentario

Sugerencia

Renunció Guzmán al cargo de ministro de Economía

El ahora ex titular de esa cartera publicó en su cuenta de Twitter una carta dirigida al p