El Primer Encuentro Regional del Foro de Madrid tuvo lugar en Colombia, organizado por el partido español Vox. El objetivo es atacar (sin ninguna preocupación por la verdad) a todos los gobiernos no neoliberales de América Latina, existentes y por venir.

“Foro Madrid es una alianza internacional de líderes, entidades y partidos que defienden la Libertad, la Democracia y el Estado de Derecho ante el avance de la extrema izquierda en países de ambos lados del Atlántico (….) Llevamos décadas viendo cómo los regímenes autoritarios implantados en países como Cuba, Venezuela y Nicaragua han coartado sistemáticamente las libertades de nuestros pueblos, erosionado la institucionalidad democrática, dinamitado el Estado de Derecho, irrespetado la separación de poderes y atentado contra cualquier tipo de expresión de oposición a sus prácticas (…). Las acciones liberticidas puestas en marcha por los personajes al frente de estos regímenes, no han sufrido grandes consecuencias mediáticas o políticas en el mundo occidental. Tampoco ha habido una respuesta contundente a estas dictaduras, que han destruido el espíritu democrático y productivo de nuestros pueblos, enriqueciendo a una oligarquía izquierdista que sigue abusando de su poder para enriquecerse y extender su red a través de nuestros continentes”, señala el sitio oficial del Foro Madrid, agrupación que señala entre sus objetivos “generar conciencia a nivel internacional sobre las consecuencias del avance de la extrema izquierda, su agenda ideológica y su fracasado sistema de gobierno”, y “contrarrestar las estrategias de influencia geopolítica del Foro de Sao Paulo y el Grupo de Puebla, construyendo una red de aliados a favor de la libertad en todos los países de la Iberosfera”.

No es la máquina del tiempo. Se trata, en realidad, de la actual batalla por el sentido. En esa disputa simbólica, las fuerzas de derecha y ultraderecha vienen agitando conceptos propios de la Guerra Fría y del macartismo sin preocupación alguna por la historia, la verdad y el ridículo. 

El Foro de Madrid, que representa la versión del más cerril anticomunismo mezclada con eurocentrismo y colonialismo, organizó un encuentro el fin de semana pasado en Bogotá, Colombia, con el objetivo explícito de atacar, por todos los medios a su alcance (que son muchos), los gobiernos de América Latina y el mundo que no respondan a los intereses de los poderes económicos más concentrados, y que no avalen la xenofobia, el racismo, el elitismo, la homofobia y la misoginia que esta agrupación defiende.

El foro pertenece a la Fundación Disenso, presidida por Santiago Abascal, líder del partido español de ultraderecha Vox. La reunión tuvo lugar en el hotel Radisson de la capital colombiana. Entre los que participaron, se cuentan el ex presidente de Colombia (condenado por sobornos y fraude procesal) Álvaro Uribe; el ex vicepresidente de Perú durante el régimen de Alberto Fujimori (condenado a 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad), Francisco Tudela; el ex ministro de Relaciones Exteriores del gobierno de Jair Bolsonaro en Brasil, Ernesto Araújo (negacionista del cambio climático y el coronavirus), y el ex ministro de la Presidencia, Gobierno y Defensa de Bolivia durante el nefasto gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada, Carlos Sánchez Berzaín. 

El documento fundacional del grupo de ultraderecha es la denominada “Carta de Madrid”. Allí se afirma que “una parte de la región está secuestrada por regímenes totalitarios de inspiración comunista, apoyados por el narcotráfico y terceros países”.

Entre los firmantes se encuentran representantes de la ultraderecha en la región, como la dirigente venezolana María Corina Machado; el ex candidato presidencial chileno José Antonio Kast; el senador brasileño Eduardo Bolsonaro; el diputado argentino Javier Milei, y el ex ministro del gobierno de facto de Bolivia, Arturo Murillo, actualmente preso en EEUU.

2021 no fue un buen año electoral para la derecha de la región. En esta parte del mundo, quedó demostrado que se puede frenar la inercia neoliberal. El 19 de julio triunfó Pedro Castillo en Perú; el 28 de noviembre ganó Xiomara Castro en Honduras, y el 19 de diciembre Gabriel Boric le ganó a la derecha chilena. Un triunfo de Gustavo Petro en Colombia, y el hipotético regreso de Lula a la presidencia de Brasil podrían producir un cambio de tendencia en la región. Para evitar esto, se organizó el Primer Encuentro Regional del Foro de Madrid. 

Entre Colón y Mc Carthy: La “Iberosfera”

Desde el año pasado, Abascal anunció el deseo de expandir las miras de Vox más allá del país europeo. Señaló por entonces que la idea era crear una “estructura internacional”.

“La situación que atraviesan las naciones que conforman la Iberosfera es enormemente preocupante. Nuestros países y sociedades se enfrentan a un ataque frontal del Foro de San Pablo y del Grupo de Puebla, que a través de sus organizaciones, partidos y candidatos títeres quieren subvertir nuestras democracias encaminándolas a proyectos totalitarios”, señaló Abascal, al abrir el encuentro que tuvo lugar entre el 18 y el 19 de febrero y al que se invitó a “líderes políticos y sociales de toda la región para hacer frente a las amenazas de los aliados de los regímenes de Cuba, Venezuela, Nicaragua y el narcocomunismo”.

Los organizadores de la reunión tienen en la mira los próximos comicios que se celebrarán en Colombia y Brasil, donde la izquierda posee claras chances de ganar, lo que para la ultraderecha “pondría en peligro la existencia de la democracia, la libertad y el Estado de Derecho en toda la región”.

El encuentro del Foro de Madrid se organizó para evitar el triunfo de Petro en Colombia y de Lula en Brasil

En la nota publicada el 21 de febrero en Página 12, titulada “Vox desembarcó en Colombia con su primer foro contra la «amenaza comunista»”, Guido Vasallo relaciona el desembarco de la ultraderecha española en la región con el telón de fondo de las elecciones presidenciales de mayo en Colombia, en las que el candidato izquierdista Gustavo Petro es el favorito.

“La ultraderecha busca construir un relato con arraigo y sustento internacional. Busca élites que compartan sus postulados anticomunistas, anti-diversidad o en contra de la igualdad de género. Aunque tiene una base natalista, encuentra en América Latina eco entre los sectores ultraconservadores o las elites que temen el ascenso al poder de grupos hasta ahora sub-representados como indígenas o minorías”, señaló a Página/12 la doctora en relaciones internacionales e investigadora asociada del Instituto Complutense de Estudios Internacionales Erika Rodríguez Pinzón.

“No es la primera vez que Vox se acerca a la región. Ya lo hizo en México, donde intentó registrar su marca en el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial para poder ofrecer varios servicios, entre ellos consultorías en el ámbito de la seguridad nacional. Además, parlamentarios de Vox estuvieron en la toma de posesión del presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, y tuvieron encuentros en Lima con la ex candidata presidencial de Perú, Keiko Fujimori. Incluso se movieron cerca de la ex presidenta de facto de Bolivia, Jeanine Áñez, a quien Abascal propuso como candidata al Premio Sájarov del Parlamento Europeo”, recuerda Vasallo en la nota de Página 12.

En la nota titulada “Uribe alerta en Foro Madrid sobre los peligros de un gobierno de Petro”, publicada en el diario colombiano El Informador, se reafirma, a partir de las declaraciones de los participantes, que uno de los objetivos principales del encuentro es evitar el triunfo del candidato de izquierda en las elecciones presidenciales del 29 de mayo.

Uribe alertó “sobre los riesgos que supondría para la economía y la democracia la llegada al poder de un dirigente de izquierda como Gustavo Petro, líder en las encuestas de intención de voto para las elecciones presidenciales de mayo próximo”, señala la nota publicada el 19 de febrero en El Informador.

“Si el país no toma decisiones insensatas, con el crecimiento económico experimentado (del 10,6 por ciento en 2021), Colombia podrá mostrar en libertad una gran tendencia de reducción de la pobreza”, dijo Uribe.

“Si en el gobierno anterior (de Juan Manuel Santos) pararon la economía, qué esperar de un gobierno con Petro, con la amenaza permanente de expropiaciones, de impuestos y regulaciones excesivas”, agregó el ex presidente condenado por la Justicia a través de videoconferencia.

En la nota publicada el 21 de febrero en La Jornada de México, titulada “Frenar la embestida de Vox y ultraderecha en América Latina”, José Murat, presidente de la Fundación Colosio, advirtió sobre la necesidad de frenar esta embestida antidemocrática y retrógrada. La Fundación Colosio es una Asociación Civil sin fines de lucro, dedicada al análisis, investigación, divulgación y docencia, en torno a los retos económicos, políticos y sociales de México.

“Ante el avance de la izquierda en América Latina, Vox y la ultraderecha intensifican sus acciones en el subcontinente, por lo que desde el llamado primer Encuentro Regional del Foro de Madrid, celebrado el viernes 18 y el sábado 19 de febrero en Colombia, llamaron de manera abierta o soterrada a defender los contravalores del neofascismo, el clasismo y la discriminación racial”, señaló Murat, al tiempo que recordó que Vox se viene pronunciando con virulencia contra el feminismo, el aborto, el matrimonio igualitario, adopción para parejas del mismo sexo y la eutanasia. Abascal manifestó abiertamente su racismo ante las culturas americanas que fueron avasalladas por la conquista española, al expresar que “España logró liberar a millones de personas del régimen sanguinario y de terror de los aztecas hace 500 años”.

“Es el territorio conquistado hace cinco siglos el que Abascal se empeña en reconquistar ideológicamente ahora. Decimos que llamar primer encuentro regional al de Colombia es un eufemismo, porque la escalada empezó desde septiembre de 2021, cuando el dirigente de Vox sostuvo un encuentro con varios senadores panistas para firmar la Carta de Madrid, en reunión no avalada por su dirigencia nacional”, agregó Murat, que asimismo precisó que en diciembre de 2021 se reunió con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, para impulsar una agenda retardataria y ultraderechista en ese país y en el subcontinente latinoamericano, específicamente en contra del fantasma del comunismo.

“En realidad, la llamada Carta de Madrid es un manifiesto ideológico hostil a toda expresión de avanzada, como las posturas promovidas por el grupo Puebla, integrado por políticos y ex presidentes de izquierda de Latinoamérica como Evo Morales, Luiz Inácio Lula da Silva, Leonel Fernández, José Mujica, Alberto Fernández, José Luis Rodríguez Zapatero y Cuauhtémoc Cárdenas, entre otros”, afirma Murat.

En la nota titulada “La cruzada de la ultraderecha española contra la «amenaza comunista»” empieza en Colombia: lo que hay que saber del Foro Madrid”, publicada en el sitio de noticias del canal ruso RT, Nazareth Balbás apunta al estado de alerta en que se encuentran las fuerzas de derecha, y cómo comienzan a articular acciones para ganar terreno.

“La estrategia para evitar ese avance no pierde puntada en lo fundamental: apuntar a Venezuela y Cuba como enemigos habituales, desprestigiar al Foro de Sao Paulo y al Grupo de Puebla, y ponerle la etiqueta de «libertad» a una agenda antiderechos”, sintetiza Balbás.

“El punto más interesante de esa «cruzada» es que el mismo partido que arremete contra los migrantes en España, gran parte de ellos provenientes de Latinoamérica, es el que encabeza un movimiento en la región para imponer un proyecto político supremacista, racista, machista y xenófobo, bajo la mirada eurocentrista de un concepto como la «Iberosfera»”, agrega.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Pablo Bilsky
  • Un diccionario para todos los gustos

    Más de 60 autores y autoras de la provincia de Santa Fe participan de un proyecto de escri
  • Valentina y las estrellas

    Yo no sé, no. Aquel invierno había arrancado con un frío que a mí y a Pedro se nos notaba
  • Avanzando sin permiso

    Allí va, cantando como la cigarra, La Bartolina, colectivo de trabajadores del arte que pe
Más en El Eslabón

Un comentario

  1. Sandro

    01/03/2022 en 10:42

    El «ridículo» lo hace la izquierda fascista de la mano del progresismo cultural…

    Responder

Dejá un comentario

Sugerencia

Deuda histórica con Santa Fe: Perotti anunció el acuerdo de pago de Nación

El gobernador y el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, firmaron el convenio