Julio está sentado en el pupitre que da a una de las ventanas del salón de cuarto grado de la escuela Alem. Algunos discuten durante el recreo si la N de don Leandro corresponde a Nicasio o a Nicéforo. Julio tiene la mirada perdida en el afuera, en el gris del silencio matinal. El zumbido de un helicóptero lo despabila y lo obliga a mirar el cielo. El mosquito gigante tiene una bandera celeste y blanca tatuada en el lomo verde militar. Va a las Islas, piensa. Allá en el sur de la patria, donde su hermano Darío y miles de pendejos más están poniéndole el pecho a las balas, literalmente, con las manos y las caras congeladas, con un cagazo madre en los huesos y contra soldados entrenados y equipados para ir a la guerra. ¿Será verdad que la ropa y la comida que mandamos nunca les llega? ¿Será verdad que los ingleses tienen camperas con calefacción? ¿Será verdad que los propios milicos argentinos torturan y estaquean a los pibes? En todo eso piensa Julio mientras la seño Ana, que acaba de entrar, confiesa que no está segura si la N es de Nicasio o de Nicéforo.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
  • Alta muestra

    En 1995 cientos de enanos de jardín protagonizaron una exposición del grupo Rozarte en el
  • Todo personal

    Juanma Robles, vocalista de Gay Gay Guys, presenta su segundo disco solista, El emperador
  • El barrio, la pelota y el diario

    Hugo Soriani, cofundador y actual editor de Página 12, nació en un hospital militar, es hi
Más por Santiago Garat
Más en El Eslabón

Dejá un comentario

Sugerencia

Rosario tendrá su inquilinazo contra la reforma “regresiva y pro mercado”

Inquilinos Agrupados Rosario expresará este miércoles –a las 19 en Plaza Pringles– su rech