Jóvenes y memoria

 

Un grupo de jóvenes habla de cómo las prácticas militantes barriales sirven para mejorar sus condiciones de vida. Otro sobre cómo los medios se refieren a las zonas más pobres de la ciudad solo a través de las noticias policiales. Y también están quienes documentan la historia y la obra del padre Santiago Mac Guire, perseguido y detenido durante la última dictadura cívico-militar. Todas son  producciones realizadas -en diferentes años- en el marco del Programa Jóvenes y Memoria que, desde 2013, lleva adelante el Museo de la Memoria de Rosario. Hasta el 20 de abril hay tiempo para inscribirse y participar de la edición 2022 de este proyecto.

El programa busca unir el pasado reciente con el presente, para contar la historia más cercana y pensar en las problemáticas propias de la juventud. Pero siempre a través de “las miradas y las voces jóvenes”, resalta ese objetivo central de la idea la coordinadora del Departamento de Articulación Territorial del Museo, la psicóloga Alejandra Cavacini.

La coordinadora repasa que el departamento trabaja en actividades con grupos de jóvenes enmarcados en organizaciones sociales, políticas y culturales de los barrios. Ese trabajo, que define de “construcción de memoria”, lo realizan “desde talleres y con dinámicas participativas desde la educación popular, con un trabajo lúdico y artístico muy transversal”.

El Programa Jóvenes y Memoria de Rosario pertenece al Departamento de Articulación Territorial y está inspirado en el programa homónimo de la Comisión Provincial por la Memoria de la provincia de Buenos Aires, presidida por Norita Cortiñas y Adolfo Pérez Esquivel. Un proyecto nacido en La Plata hace 20 años y hoy extendido por todo el país. La edición 2022 se presentó el miércoles 13 pasado.

“Al programa le dimos una impronta propia, porque en la mayoría de los casos que funcionan a nivel país trabajan con las escuelas y con docentes a cargo. En Rosario hicimos algo diferente: son grupos de al menos cinco jóvenes de cualquier lugar de la ciudad (o alrededores), desde cualquier trayectoria en la que estén participando y una persona adulta acompañante”, detalla Alejandra Cavacini.

Siguiendo esa identidad que tiene el programa local, la agenda y las temáticas a trabajar las ponen los mismos jóvenes. “Si bien el programa tiene una temática general, que es trabajar sobre el autoritarismo y la democracia, sobre la vulneración de los derechos humanos, sobre la agenda del presente también, son los jóvenes quienes van a elegir el tema a investigar”, dice la educadora.

El programa está dirigido a jóvenes de 13 a 25 años, y para participar el grupo interesado debe inscribirse (al menos cinco jóvenes quienes lo integren y una persona adulta que acompañe). Luego, comienzan una serie de encuentros y capacitaciones, -dice Cavacini- apoyados en los recursos museográficos de los que dispone el Museo y abordando con temas troncales, como historia, memoria, derechos humanos y dictadura, entre otros. Más tarde cada grupo diseña un anteproyecto donde definen cuál es la problemática que les preocupa, los atraviesa, y qué historia local van a tomar para investigar todo un año. “Siempre tiene que ser una historia, local, cercana, regional, es decir no un tema en general”, subraya.

“Trabajan así todo un año a través de diferentes recursos, el museo acompaña, acerca y después van haciendo encuentros regionales entre todos los grupos que participan para ir contándose y enriquecerse en la escucha”, valora Cavacini.

Ya para octubre, el proyecto debe estar terminado y sintetizado valiéndose de un recurso expresivo, ya sea un mural, una revista, una canción o un video, entre otras ideas. En noviembre, las iniciativas locales se juntan en el gran encuentro que cada año se realiza en Chapadmalal, a donde llegan chicas y chicos de todo el país que participan de Jóvenes y Memoria.

“La idea es abordar la historia reciente desde el presente, desde las problemáticas que preocupan, que interrogan y desde nuevas narrativas, desde un lenguaje y estética jóvenes, desde sus propias voces y miradas”, resalta Cavacini.

Para participar -es de cupo limitado- hay que escribir al correo del Departamento de Articulación Territorial del Museo: dep.articulacionterritorial@gmail.com Poner en el asunto: “Inscripción Jóvenes y Memoria 2022” y aclarar las características del grupo: organización a la que pertenecen, cantidad de personas y rango de edad, si existen temáticas trabajadas y los intereses en común, entre otras.

En el sitio del Museo de la Memoria de Rosario, que depende de la Secretaría de Educación y Cultura de la Municipalidad de Rosario, se puede obtener más información sobre la trayectoria de la propuesta, además de acceder a las producciones audiovisuales de ediciones anteriores del programa.

Fábrica de Ideas

Otra iniciativa del Departamento de Articulación Territorial es Fábrica de Ideas, también destinada a jóvenes de entre 13 y 25 años. Desde el Museo definen a la propuesta como “un espacio semanal de intercambio en el que se propone abordar, investigar y producir sobre la participación político cultural juvenil, construyendo estrategias de intervención y transformación en relación a las problemáticas actuales en diálogo con la historia reciente”.

El proyecto -agregan desde el Museo- “invita a crear grupalmente un proyecto de investigación sobre una temática local que atraviese a las juventudes y permita vincular las memorias con los problemas actuales de sus comunidades en relación con la vulneración de los derechos humanos”.

Este grupo -de Fábrica de Ideas- pertenece al Programa Jóvenes y Memoria, por lo que todo lo producido durante el año también se expone en el encuentro en Chapadmalal.

En este caso, los encuentros se realizan todos los jueves, de 18 a 20, en el Museo de Córdoba 2019). Para sumarse hay que completar un formulario, aquí el enlace para hacerlo: https://bit.ly/3Ob1jcC

Para consultas también se puede escribir al correo: dep.articulacionterritorial@gmail.com

 

Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Marcela Isaías
Más en Derechos Humanos

Dejá un comentario

Sugerencia

Lobo suelto, Central atado: caída en el debut de Tevez

El Canaya no despega, ni siquiera con la llegada de Carlos Tevez, recibido por el Gigante