Este jueves, a las 21, la obra El Lombricario se presenta en la Sala Lavardén. La puesta dramática escrita y dirigida por Julián Sanzeri llega al tradicional escenario de Sarmiento y Mendoza.

La pieza teatral surgió en un taller en el año 2016 pero pudo encontrarse con el público recién en el 2019. Aborda una disputa por una herencia entre Héctor y Víctor, dos hermanos que interpretan Maximiliano Fonseca y Nicolás Marinsalta. En los diálogos, plenos de frases identificables como los que se dan en cualquier familia, se desnudan las personalidades y las historias que cada uno tejió en sus relaciones. De fondo se desarrolla un emprendimiento familiar dispuesto a ofrecerle al mundo el alimento del futuro: carne de lombriz argentina.

El vínculo entre los personajes se potenció con las funciones. La obra va logrando sus propios tiempos, esto tiene que ver con los ritmos de la actuación y la atmósfera que se logra en cada situación. Cuando los actores se van apropiando del espacio, de los objetos, asimilan los tonos con los que se dicen los diálogos, asumen la presencia del público, cuando todo eso se ensambla y funciona, la obra aparece. La posibilidad de volver a juntarnos post pandemia y organizar funciones también le suma al evento cierta emoción. Y creemos que, después de lo que sucedió y sucede a nivel general, el sentido de la obra se resignificó-asume Julián Sanzeri.

Según Nicolás Marinsalta el personaje que interpreta Víctor, es un tipo que está tratando de sobrevivir, de ganarse un mango, de querer ser o pertenecer a cierto estrato social al que muy probablemente no va a llegar nunca, creo que es un personaje en el que uno fácilmente se reconoce, el laburante que tiene una familia, que patea la calle, se le cae todo un poco a pedazos y está siempre un poco enloquecido corriendo atrás de todo.

Sanzeri es actor además de dramaturgo y director, respecto de esos diferentes roles plantea que escribir es algo que hizo para no desligarme del teatro, es una práctica bastante solitaria hasta que llegan los ensayos. Aunque después se siga reescribiendo. Para él hay mucho placer en actuar; se suspende la realidad pero sucede algo que tiene mayor intensidad y que depende mucho de cuanto me involucro. Dirigir supone ponerse a disposición de un grupo, proponer una dinámica de trabajo, tomar decisiones, trabajar con lo que proponen los demás. Es otro rol en relación al proyecto. Creo que para mí es más trabajoso, incluso esa situación de aceptar que cuando empieza la función ya no puedo hacer nada.

La obra se está preparando especialmente para ocupar el espacio de la Sala Lavardén.
El contexto cambió completamente ya que entre sus primeras funciones y la actualidad pasó nada menos que una pandemia. Nos encontramos distintos con la obra -aporta Marinsalta. Yo particularmente me encuentro en algún sentido más cómodo que en otros momentos por los ensayos, las funciones, haber ido encontrándole algunas capas de complejidad al personaje y a las maneras de actuarlo e ir también precisando qué quiero decir con esta obra o este personaje.

Sanzeri cuenta que el escenario constituye también un desafío ya que es una sala grande, linda, muy cómoda, que tiene un valor significativo para la ciudad. Además de seguir con los ensayos para sostener los ritmos y los climas de las escenas, y recuperar detalles en las actuaciones el grupo tiene en cuenta que es un espacio diferente; muy amplio, por eso pensamos en cómo poder adaptarnos.

Este jueves El Lombricario se hará presente en la Sala Lavardén (Sarmiento y Mendoza). Las entradas se pueden adquirir de manera online en la boletería virtual del espacio Lavardén.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
  • Loquería

  • Cortina

  • La triple campaña

    Miguel Franchi presenta una propuesta cambiante para apuntalar la candidatura del político
Más por Diego Roth
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Alberto Fernández: “La Argentina necesita que nos escuchemos”

El presidente entregó en la ciudad de General Roca la vivienda número 60.000 por parte del