El auriazul lo ganaba con gol del joven Alejo Veliz, pero en el complemento el Quemero se lo dio vuelta con dos penales convertidos por Matías Cóccaro y Franco Cristaldo. A una fecha del final, Central continúa último.

El Canaya sumó una nueva derrota en su haber, en la fecha 13 de la Copa de la Liga Profesional, un certamen que quedará para el olvido. El equipo de Arroyito no supo aprovechar la ventaja inicial, ni el hombre de más con el que jugó buena parte del segundo tiempo.

En el partido pasaba poco cuando Rosario Central se puso en ventaja gracias al gol del juvenil Alejo Véliz, a los 21’ del primer tiempo. El chico de 18 años al que le tocó la ardua tarea de reemplazar a Marco Ruben, recibió una exquisita habilitación de Marcelo Benítez (que seguía fino con los pase gol tal como ante Independiente), y luego eludió al arquero Marcos Díaz para meter un disparo certero hacia la red.

Minutos antes del entretiempo, Huracán empezó a inclinar la cancha a su favor y a sumar méritos para alcanzar la igualdad. Dos buenas tapadas de Gaspar Servio a los remates de Rodrigo Cabral –lo más peligroso del Globo– desde el borde del área lo impidieron. El atacante tuvo la tercera, pero no fue la vencida: la pelota pasó apenas afuera.

El dueño de casa salió del vestuario con la misma tendencia del final de la primera parte, y encontró un rápido premio: el árbitro Leandro Rey Hilfer vio una mano de Claudio Yacob dentro del área sin la ayuda del VAR, y marcó penal, que Matías Cóccaro cambió por gol, con una muy buena ejecución.

El Canaya la pasaba mal en el Tomás A. Ducó en esos primeros minutos del complemento, en los que no sólo no pudo sostener la ventaja, sino que además peligraba la igualdad. Necesitado de una victoria para seguir con chances de clasificar en el Grupo B, el Quemero fue por todo. Hasta que a los 17’ la roja (por doble amarilla) a Federico Fattori significó un alivio para los de Leandro Somoza, que emparejaron el trámite del partido. 

Pero Central falló en el fondo, le regaló otro penal al Globo, y Franco Cristaldo no perdonó: a los 36’, el volante pateó tan bien que Servio le adivinó la intención (remate cruzado), pero no pudo desviar la pelota.

Una nueva derrota del conjunto de Arroyito lo mantiene en el fondo de la tabla, a una fecha del final. La goleada ante el Rojo en la jornada anterior pareció un oasis en el desierto. Central se vuelve con las manos vacías, tal como lo ocurrió las últimas cuatro veces que salió de su casa.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Caso Franco Casco: fuerte repudio a la consigna de los policías que son juzgados

Organismos de Derechos Humanos rechazaron enérgicamente la frase “30 mil razones para no v