Sobrevivientes y familiares de víctimas de la dictadura cívico-militar ingresaron este jueves por primera vez al predio donde funcionó el centro clandestino conocido como ex Quinta Operacional de Fisherton y plantaron 30 árboles, uno por cada persona detenida y desaparecida en ese lugar.

“Este es un acto de construcción colectiva de memoria”, afirmó la nieta restituida y referente local de Abuelas de Plaza de Mayo Sabrina Valenzuela Negro y añadió: “Donde hubo muerte y desaparición, habrá lapachos y jacarandás», enfatizó, y sostuvo: «En este lugar nos abrazaremos y juntos miraremos al futuro y emprenderemos las luchas necesarias, porque tenemos bien en claro que nuestro pueblo necesita vivir en una sociedad más justa, ese era el sueño de los 30 mil” desaparecidos.

Foto: (Nora Pastorini)

La finca donde se cometieron delitos de lesa humanidad fue demolida en 2016, tras la caída de la medida cautelar que prohibía tocar las instalaciones y hoy el lugar forma parte del polideportivo de un colegio. En 2018 fue señalizado como sitio de memoria por organismos de derechos humanos.

«No sé qué es más difícil de sobrellevar, si saber que este fue un lugar de horror o encontrarse con que no quedan signos materiales de eso”, dijo el referente de Abuelas de plaza de Mayo filial Rosario, Iván Fina, quien añadió: «No sé qué  es peor, si el dolor y la dureza del recuerdo o la intención y la amenaza del olvido».

El sitio, ubicado en San José de Calasanz al 9100 del barrio Fisherton, zona oeste de Rosario, funcionó como centro clandestino de detención e integró el circuito de la subzona 21, dependiente del Comando del Cuerpo del Ejército II en Rosario, que abarcó las provincias de Santa Fe, Entre Ríos, Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones.

Foto: (Nora Pastorini)

Entre los hechos ocurridos en ese lugar se destacan la apropiación de bebés nacidos en cautiverio, cuyos responsables fueron juzgados y condenados entre el 2020 y 2021 en el marco de la causa conocida como “Klotzman”.

En ese juicio fueron condenados a prisión perpetua el exjefe del Destacamento de Inteligencia 121 de Rosario Jorge Fariña y los exmiembros de la Policía Federal Federico Almeder, René Langlois y Enrique Andrés López.

Según las investigaciones, durante la primera quincena de agosto de 1976 estuvieron detenidas ilegalmente en ese lugar 30 personas, la mayoría pertenecientes al PRT-ERP.

Foto: (Nora Pastorini)

“Este sitio va a ayudar a construir memoria, no para mí sino para toda la sociedad y sobre todo a los jóvenes que van a ser los que tengan que seguir buscando y contando lo que pasó”, consideró la hija de desaparecidos Ana Lina Klotzman. “Para mí saber dónde está este sitio y poder señalizarlo fue sanador; todos compartimos que saber siempre es mejor porque la verdad brinda paz2, afirmó.

El acto de homenaje y la plantación de árboles contó también con una intervención artística colectiva, en la que se colocaron banderas con los nombres de las víctimas que pasaron por el centro clandestino.

Nota relacionada:

Una pesadilla que vuelve

 

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Silvina Batakis asumió como ministra de Economía de la Nación

El presidente Alberto Fernández le tomó este lunes juramento en un breve acto que se llevó