La Agencia Provincial de Seguridad Vial dio a conocer los datos que “mejoraron notoriamente” su desempeño en el primer trimestre de 2022 con respecto a los dos años anteriores. La cantidad de positivos bajó del 4,4 por ciento al 2.

La APSV, que depende del Ministerio de Seguridad de la provincia, publicó los datos de los operativos de control que se realizan en rutas y calles de todo el territorio santafesino y que buscan reducir la siniestralidad vial por la incidencia del consumo de alcohol en la conducción. La comparativa analiza los primeros tres meses de los últimos tres años.

En este sentido, el informe menciona que entre enero y marzo de 2022 se llevaron a cabo 64.885 tests de alcoholemia, lo cual supone un incremento sustancial con respecto al mismo trimestre de 2021 (19.021) y 2020 (8.422).

En cuanto a los casos positivos sancionables, es decir, mayores a 0,50 grs, en 2020 se habían registrado 373 (4,4 por ciento), en 2021 fueron 705 (3,7) y en el primer trimestre de 2022 se tomaron 1317 (2 por ciento), lo que representa una reducción de más de la mitad con respecto a 2020.

El subsecretario de APSV, Osvaldo Aymo, indicó que “la evaluación que podemos hacer al analizar estos valores es que la reducción de las alcoholemias positivas se funda en la sistematización, efectividad y continuidad de los controles en toda la provincia, todos los días de la semana (no sólo los fines de semana) a toda hora”. Y agregó: “La presencia activa y permanente de los controles en las rutas es lo que genera una cultura del control que redunda en mayor respeto a las normas”.

Actualmente, Santa Fe cuenta con 22 puestos fijos de fiscalización, que se encuentran trabajando las 24 horas, y 80 puestos de control alternativos, que se traduce a un total de 100 operativos funcionales diarios y más de 45.000 vehículos fiscalizados por mes. Además, la APSV realiza “un importante trabajo de educación, formación y concientización de las principales conductas de riesgo que buscan modificar prácticas inseguras”, resaltaron.

La utilización de los alómetros, dispositivos que detectan la presencia de alcohol por aire espirado, contribuyó a que se incrementara la cantidad de tests tomados, según indicaron desde el organismo estatal. “Este nuevo dispositivo tiene como objetivo optimizar recursos y además incrementar y agilizar los controles de alcoholemia en todo el territorio provincial”, explicaron. Durante el primer trimestre se realizaron 33.010 tests con alómetros lo que representa un 71 por ciento del total. 

La directora de la APSV, Antonela Cerutti, expresó: “Es importante la presencia activa de la Policía de Seguridad Vial en las rutas como así también la incorporación de nuevos instrumentos para mejorar los procedimientos de fiscalización que agilice y mejore los operativos”.

“Ante una estadística que demuestra que más del 90 por ciento de los siniestros viales ocurren por el factor humano, el trabajo de la PSV toma relevancia en cada control de alcoholemia. Cada caso positivo detectado implica la extracción de un conductor peligroso que no continuará circulando en la vía”, añadió.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Región

Dejá un comentario

Sugerencia

Renunció Guzmán al cargo de ministro de Economía

El ahora ex titular de esa cartera publicó en su cuenta de Twitter una carta dirigida al p