Referentes y organizaciones políticas y sociales que apostaron al Frente de Todos encontraron en el reciente 25 de Mayo una fecha válida para insistir en sus advertencias sobre la gravedad de la situación y la necesidad de “volver a las fuentes” para garantizar pan y dignidad al pueblo.

“El pueblo, los pobres del pueblo, no sabe cómo hacer para que llegue la comida a su mesa”. La advertencia del Grupo de Curas en Opción por los Pobres fue una de las que resonó en los últimos días, en los que un nuevo aniversario de Mayo de 1810 se dio en un contexto de agudización de la injusticia social en la Argentina, sustentada por una suba generalizada de los precios de bienes y servicios, con el de los alimentos bien arriba en la tabla de aumentos por rubros.

“Muchos recurren a comedores, llevan sus hijos a comer a las escuelas, recurren a Cáritas u otras instituciones, pero el trabajo digno, con un salario también digno es cada vez más una utopía”, describieron los Curas respecto del empobrecimiento del pueblo; que se registra –señalaron– “mientras algunos parece que sólo se miran a sí mismos o miran con pocas o contadas aspiraciones las próximas elecciones presidenciales”.

En ese sentido, no sin antes remarcar que “hay opciones que sólo serían de destrucción o de suicidio colectivo”, se dirigieron al gobierno para pedirle “un urgente cambio de rumbo y la firme decisión de enfrentar con firmeza a los responsables del hambre y la injusticia”. 

“Las enormes ganancias de los que se enriquecen con la crisis y el hambre y el temor al reclamo de socialización de las riquezas no es lo que se votó cuando dijimos ¡basta! al neoliberalismo”, enfatizaron, para insistir luego en que con sus advertencias y reclamos no pretenden abrir paso a la oposición por derecha sino “responder al Presidente que pidió que lo ayudemos a corregir las cosas que están mal”.

El pronunciamiento del grupo de sacerdotes se difundió hace apenas unos días, a poco de “celebrar un nuevo aniversario de la decisión de vivir como un pueblo libre, justo y soberano”; y su contenido coincide con el de otras expresiones como las de referentes y organizaciones que también reivindican las tres banderas fundantes del peronismo y vieron en este último 25 de Mayo una ocasión ideal para izarlas una vez más.

Es que independencia económica, soberanía política y justicia social ondean como síntesis del peronismo en tanto “pensamiento vigoroso, filosófico, actualizado, que sigue dando respuestas a las demandas de la hora actual, por la vigencia de su ideología”, según sostuvo Jorge Rachid, referente de prédica extendida más allá de los ámbitos que más ha trajinado y conocido por su condición de médico sanitarista.

Foto: Juan Mabromata | AFP

“Si expresamos los peronistas un sentimiento nacional desde el cual desplegamos una acción política destinada a construir una patria justa y soberana, desde un modelo biocéntrico, que derrumba la lógica de pensamiento y acción política neoliberal basada en modelos macroeconómicos que no priorizan y excluyen a las mayorías populares al provocar una concentración económica injusta, que ha dominado al mundo en las últimas décadas y que se expresó con una brutalidad inhumana en la guerra pandémica que vivimos los últimos dos años ¿no profundizaremos nuestros propios caminos ante estos desafíos?”, interpeló en el texto que difundió el último miércoles, que desde su título llama a “Revolucionar el peronismo”.

Dar carnadura a esa consigna, escribió Rachid, permitirá “afianzar un proceso de construcción política, doctrinaria, filosófica e ideológica que lleve a la profundización de las políticas que terminen con la pobreza”, que no es lo mismo que “gestionarla”, resaltó.

El documento señala en otro de sus tramos que el “hecho pandémico” expuso la “etapa terminal” de una “crisis civilizatoria” que no se debe tanto ni a la propia pandemia ni a la guerra en Ucrania como a “esa concentración espúrea de las riquezas que es responsable del calentamiento global y del hambre de millones de seres humanos que mueren por esa causa cada día”. 

Frente a esa crisis mundial, “lejos de navegar aguas ajenas” el peronismo “debe afianzar su concepción de paz y soberanía política que siempre llevó al Multilateralismo” propuso Rachid.

“La Tercera Posición traduce una concepción superior a la de la mirada binaria de buenos y malos, de ejes del mal, de ortodoxos y heterodoxos, de proteccionistas y liberales”, que para el dirigente y médico sanitarias son “simplificaciones” que estrechan la mirada geopolítica que la hora impone. “Los argentinos no necesitamos amparos externos, sino reafirmar nuestra propia decisión soberana y defenderla”, acción que requiere de “un correlato de políticas nacionales que impliquen decisiones, que como todas las políticas estratégicas a ser aplicadas, deben ser conducidas desde la prédica y la persuasión previas en el conjunto de la Comunidad, en un debate en el seno del pueblo que lo incluya, que lo escuche y también sea capaz de deconstruir el discurso hegemónico único dominante de las últimas décadas”, consideró.

Y añadió que “la conciencia social compartida de la solidaridad social, cuya máxima expresión fue siempre el peronismo, a través del movimiento obrero organizado y los movimientos sociales, producto del impulso de las organizaciones libres del pueblos, doctrinariamente expresadas en la Comunidad Organizada”, es “la principal herramienta para derrotar el sistema demo liberal burgués vigente”, tal como lo definió Juan Domingo Perón en el Congreso de Filosofía de Mendoza a mediados del siglo pasado.

Otra manifestación en la misma línea que se dio este último 25 de Mayo surgió del llamado Encuentro Patriótico, que reunió en el norte del conurbano bonaerense a militantes de agrupaciones y movimientos del peronismo y afines que afirman que en estos días se atraviesa “una tragedia social cuya profundidad está cristalizada en niveles de desigualdad insoportables, en la subordinación política a los intereses extranjeros que imponen los grupos económicos que controlan los resortes hegemónicos del desarrollo nacional, en la entrega de los controles de gobierno a una tecnocracia dispuesta a ejecutar el programa de las minorías económicas y en la peligrosa colonización del pensamiento político”, que “son consecuencias de un largo ciclo neoliberal que atraviesa al conjunto del sistema político” y que sólo podrán revertirse volviendo a las fuentes: “La soberanía política, la independencia económica y la justicia social, no son apenas las banderas históricas de aquella revolución inconclusa que sigue significando el peronismo para nuestra historia, constituyen también un horizonte estratégico”, sostuvieron en el plenario llevado a cabo en Vicente López.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
  • La otra mejilla

    Tienen jurisprudencia a favor para judicializar el reclamo. Pero el diálogo del mutualismo
  • La mentira sin patas

    Todo un chiste del destino que McCarthy sea el apellido de uno de los senadores yanquis qu
  • La seguimos en la calle

    El universo cultural, siempre prolífico y reconocido allende las fronteras, pone en escena
Más por Manolo Robles
  • Alta muestra

    En 1995 cientos de enanos de jardín protagonizaron una exposición del grupo Rozarte en el
  • El tren de la historia

    La década saqueada y el desmantelamiento del ferrocarril. Privatizaciones y después. La mi
  • La radio japonesa

    Yo no sé, no. Promediaban los 60 y aunque la tele era el aparato que desde las 4 o 5 de la
Más en El Eslabón

Dejá un comentario

Sugerencia

Lobo suelto, Central atado: caída en el debut de Tevez

El Canaya no despega, ni siquiera con la llegada de Carlos Tevez, recibido por el Gigante