La Provincia detectó entre enero y mayo a 118 choferes de transporte de carga o de pasajeros con alcoholemia positiva. En el mismo período del año pasado, la cifra fue de 84. Afirman que hubo “un incremento preocupante” en casos positivos de camioneros.

La Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV), dio a conocer un informe en el que consta que entre enero y mayo de 2022 se detectaron 118 conductores profesionales con alcoholemia positiva. En el mismo período de 2021 habían sido 84 los choferes con esta falta, lo que implica un incremento interanual del 40 por ciento.

Estos resultados se obtuvieron en el marco de los controles que la APSV coordina con la Policía de Seguridad Vial en todo el territorio provincial, y que tienen el objetivo de “combatir el alcohol al volante y otras conductas graves que incrementan el riesgo en la conducción para todos los usuarios de rutas y autopistas”.

“Se debe tener en cuenta que para los conductores profesionales la tolerancia es cero para el consumo de alcohol al volante”, aclararon desde el organismo estatal santafesino a través de un comunicado. Entre los conductores que abarca el informe, hay de transportes de cereales, de animales, taxistas, colectiveros, camiones de grúa, entre otros.

Según datos preliminares del Observatorio Vial de Santa Fe, en 3 de cada 10 siniestros de 2022 donde hubo uno o más fallecidos se registró la presencia de camiones, mientras que esta proporción se encontraba en un promedio del 22 por ciento en los años anteriores, lo cual indica un aumento del 27 por ciento en su participación.

Al respecto, la directora de Seguridad Vial, Antonela Cerutti afirmó que “desde el inicio de la gestión de Omar Perotti tomamos la firme decisión de incrementar los controles estrictos y sistemáticos para estar presentes en todas las rutas que atraviesan nuestra provincia. A través de los datos obtenidos en operativos detectamos un incremento preocupante de alcoholemias positivas en choferes de vehículos de carga”.

“Por eso –continuó la funcionaria– no sólo instamos a los conductores a tomar conciencia de estos graves actos, sino también instalar en el ideario colectivo que en algún momento los vamos a controlar porque estamos convencidos que los controles salvan vidas”.

Desde la entidad explicaron que los vehículos de transporte de carga, por su gran porte, son un factor que en la mayoría de los casos incrementa la gravedad en los siniestros viales, muchos de ellos con consecuencias mortales. “En este sentido, la APSV, junto a la Policía de Seguridad Vial, continúa abordando esta problemática a través de los controles que se realizan activamente en los 22 puestos fijos de fiscalización y 80 puestos de control alternativos, que se encuentran trabajando las 24 horas, esto se traduce a un total de 100 operativos funcionales diarios”, remarcaron.

Por su parte, el subsecretario de APSV, Osvaldo Aymo, señaló que “hay que tener muy en cuenta que los camiones por su gran porte son un factor que incrementa la posibilidad de muerte o lesiones graves en los siniestros viales”, y agregó que “seguimos incrementando los controles en las rutas, pero manifestamos una gran preocupación por las consecuencias que generan la conducción imprudente y el consumo de alcohol en vehículos de gran porte”.

Foto: Prensa APSV

Según estudios del Observatorio Vial de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, los siniestros viales son la primera causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 35 años y la conducción bajo los efectos del alcohol es uno de los factores determinantes más importantes. Las estadísticas nacionales demuestran que de cada cuatro siniestros viales con fallecidos, en al menos uno el alcohol está presente.

Para tratar esta problemática, la APSV implementa controles diarios y además participa del operativo de la ANSV “Alcoholemia Federal”, que se desarrolla en simultáneo en diferentes provincias con el objetivo de visibilizar la eficacia de los controles a la hora de afrontar una de las conductas más riesgosas en la conducción como es el consumo de alcohol. Asimismo, la APSV coordina con distintos municipios y comunas de la provincia, (aproximadamente 12 puntos en simultáneos) y convoca además a otros organismos: agentes de ANSV, agentes fiscalizadores de secretaria de transporte de la provincia y unidad regional.

Las multas por estas faltas van de 300 Unidades Fijas (U.F.) a 1000 U.F., más inhabilitación accesoria para conducir de 15 días a 2 años. En estos casos no resulta aplicable el beneficio de pago voluntario previsto en el artículo 27 inciso “a” del presente Código.

Además, de conformidad a la Ley Provincial 13.133, la autoridad de aplicación está facultada a disponer medidas cautelares y/o preventivas para todo lo cual sin ser taxativos, incluyen la retención del vehículo y/o la suspensión de la licencia de conducir con el impedimento al conductor imputado de continuar circulando hasta tanto el juez competente resuelva sobre la causa y reintegre la licencia de conducir.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Región

Dejá un comentario

Sugerencia

Alberto Fernández: “La Argentina necesita que nos escuchemos”

El presidente entregó en la ciudad de General Roca la vivienda número 60.000 por parte del