En su debut en el campeonato, el Canaya igualó 0 a 0 ante Lanús, en el Gigante de Arroyito, tras un flojo partido. Desde el inicio del segundo tiempo, jugó con uno menos por la roja directa que vio Marcelo Benítez.

En un pobre encuentro en Arroyito por la primera fecha, Rosario Central y Lanús no se sacaron ventajas. Empataron sin goles, y tuvieron pocas chances, lo que hizo justo el resultado. Los de Jorge Almirón no aprovecharon su momento, y nunca pudieron hacer valer el hombre de más en la etapa complementaria.

Central no comenzó de la mejor manera. Cedió la pelota a su rival en los primeros minutos, y sufrió feo en un par de ataques. En el primero, el joven Lucas Varaldo picó al vacío, eludió a Gaspar Servio, y con el arco a su merced, le apuntó al palo. En una jugada similar, también por el sector izquierdo de la defensa auriazul, se filtró Ángel González, pero falló en el mano a mano ante el arquero. 

Los méritos que empezó a hacer Lanús para ponerse arriba se fueron diluyendo con el correr de los minutos, en los que el partido se emparejó. Luciano Ferreyra, con muy poco, fue lo más peligroso del dueño de casa, con un remate desde afuera del área, y en otra jugada en la que se metió en el área con pelota dominada, pero no con la suficiente fuerza como para definir con potencia. 

Walter Montoya, con más esfuerzo que fútbol, tuvo la más clara a poco de meterse en los vestuarios. Encontró en el área una pelota suelta desde una jugada parada, y definió fuerte por arriba del travesaño.

El segundo tiempo comenzó con el mismo andar cansino y repleto de imprecisiones que ambos equipos mostraron en la primera etapa. Adquirió otro color desde los 7’, cuando –a instancias del VAR– el árbitro Pablo Dóvalo expulsó a Marcelo Benítez, por una patada en el abdomen del defensor Matías Pérez.

Es que desde allí, un Lanús obligado se adelantó unos metros, y dejó espacios en el fondo. Alejo Veliz forzó a la defensa, pero no pudo terminar bien la jugada; luego, al Pupi Ferreyra le sacaron la pelota de la cabeza dentro del área. En la réplica, Lautaro Acosta, en vez de patear al arco buscó el pase al medio, interceptado por la defensa canaya.

En líneas generales, los dirigidos por Leandro Somoza y los de Jorge Almirón aburrieron en el Gigante, y exhibieron un fiel reflejo de las producciones de ambos en el certamen anterior, en el que ninguno cumplió las expectativas.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Presentan el nuevo libro de Eduardo Rinesi

¡Qué cosa la cosa pública! (Apuntes Shakespereanos para una República Popular) del filósof