La pandemia plantea tantos interrogantes como nuevas oportunidades. Junto con las problemáticas que surgieron por las restricciones sanitarias, como el cierres de actividades y la pérdida del empleo, también se abrieron nuevas puertas: la posibilidad de trabajar desde casa y de formarse en cualquier disciplina sin tener que desplazarse a un centro educativo. Esto hizo que muchas personas se hayan replanteado su carrera profesional, producto de una necesidad inmediata o para protegerse ante la incertidumbre.

En un mundo cada vez más competitivo, contar con títulos y formaciones específicas es muy valioso para destacar en el mercado laboral. Por eso, estudiar una maestría o hacer un curso de especialización en línea puede dar un impulso fundamental a las posibilidades de conseguir un nuevo trabajo o de progresar en el que ya se tiene. Sumar algunas de las habilidades más demandadas hoy en día, entre las que se cuentan la programación y los idiomas, podría ser una garantía de cara a lograr una estabilidad económica a futuro.

¿Cómo financiar una formación?

La educación abre muchas puertas, pero todo tiene un costo. Las maestrías y posgrados pueden requerir una inversión de varios miles de euros, dependiendo de la temática y de la modalidad de cursada. Incluso los cursos de formación breves y asincrónicos, como los que ofrecen muchas plataformas educativas online, tienen un coste significativo, tanto para el acceso al curso como para el pago de derechos para rendir los exámenes de certificación.

En un contexto actual en el que la crisis no parece tener una salida y los precios de los alimentos y los servicios públicos no paran de aumentar, es difícil encontrar fondos propios con los que poder hacer frente a un proyecto tan costoso. Por eso, la posibilidad de obtener algún tipo de financiamiento adicional podría ser una solución para invertir en un proyecto educativo y profesional.

Los préstamos bancarios tradicionales demandan condiciones que son difíciles de cumplir para alguien que se encuentra en una situación económica personal desfavorable. Esto es aún peor para los interesados que cuenten con antecedentes de mora y estén registrados en ASNEF, por ejemplo.

Pese a esto, existen otras alternativas para solicitar rápidamente un poco de dinero sin tener que pasar por procedimientos tan engorrosos. Los préstamos personales online son créditos por montos bajos que pueden devolverse en plazos que no superan los dos o tres años y que no requieren que el cliente se dirija a una sucursal bancaria para pedirlos. Son ideales para gastos imprevistos, como el pago de una matrícula, que no pueden esperar.

Dónde conseguir los mejores préstamos online

Obtener un préstamo personal es mucho más práctico actualmente que hace algunos años. La razón principal que explica esto es la aparición de los préstamos online, que se pueden pedir a través de la red sin tener que lidiar con el típico papeleo de un crédito tradicional y se reciben pocos minutos después de haber sido solicitados. Puesto que se evitan los largos procesos de evaluación crediticia de antaño y toda la documentación se maneja en línea, la duración del trámite se reduce al mínimo.

Una importante cantidad de bancos y empresas financieras ha comprendido la necesidad que tiene mucha gente de un acceso rápido a los préstamos para cubrir determinados gastos extraordinarios, por eso se han flexibilizado los requisitos. Cuando se piden los préstamos online, sólo se debe completar un formulario online con datos personales, aunque puede ser necesario también proveer alguna documentación adicional, como comprobantes de ingresos o fijar un destino para los fondos. Naturalmente, usar el dinero para financiar un curso de formación es razón más que suficiente para solicitar un crédito.

Sin embargo, los préstamos personales tienen un aspecto negativo: su altísima tasa de interés. Como los requisitos que las entidades piden son escasos, utilizan el costo de financiamiento elevado para cubrirse ante posibles incumplimientos. Por eso, antes de endeudarse para continuar los estudios, es necesario evaluar si se está en condiciones de cumplir con el compromiso en el plazo de devolución correspondiente.

Adquirir nuevas competencias y certificaciones es fundamental para ser más competitivo en el mercado laboral actual. ¡Con los préstamos personales puedes obtener el apoyo financiero que necesitas para conseguirlos!

Más notas relacionadas
Más por Redacción
Más en novedades

Dejá un comentario

Sugerencia

Deuda histórica con Santa Fe: Perotti detalló el acuerdo con Nación

“Sin dudas es una señal positiva que los santafesinos, cuando nos unimos y le damos persev