Desde el espacio de derechos humanos lamentaron la “partida inesperada e injusta” de Viviana Nardoni, quien falleció este miércoles en el mismísimo Museo que presidió desde 2015. “Se fue como le gustaba vivir: debatiendo, argumentando”, remarcaron.

La histórica militante política y de derechos humanos de la ciudad, sobreviviente del genocidio y ex directora del Museo de la Memoria de Rosario, murió este miércoles en la entidad de Córdoba y Moreno, mientras se desarrollaba la reunión en busca de las nuevas autoridades del lugar.

“Estamos escribiendo las palabras que, como equipo, jamás hubiésemos pensado escribir”, arranca el comunicado del Museo de la Memoria. “Se nos fue Viviana Nardoni, la Vivi. Nuestra amiga, compañera y líder que iluminó con su ética, formación y creatividad”, continúa.

Desde el espacio indicaron que “es infinita la tristeza que nos inunda con su partida inesperada e injusta. Sucedió en el lugar por el cual luchó y al que le dedicó tantas energías e ideas, y se fue como le gustaba vivir: debatiendo, argumentando, planteando escenarios, desarmando otros con una retórica precisa y robusta”.

Nardoni tenía 68 años y fue directora del Museo desde 2015. Y si bien su gestión terminaba en 2019, con el inicio de la pandemia, el municipio demoró el proceso y su dirección se extendió hasta fines de 2021. Justamente, este miércoles se realizaba una asamblea por la designación de nuevas autoridades, con Viviana presente. Y fue allí donde sufrió una descompensación que terminó por ser irreversible.

“En su luminosa vida –sigue la carta del Museo– desarrolló tantísimas facetas: periodista, gestora cultural, productora, historiadora, pero lo que ella siempre fue es una militante política con ansias por transformar el mundo con una mirada puesta en la patria grande. Vivió en carne propia las atrocidades del genocidio que llevó adelante la última dictadura cívico-militar, pero nunca basó su gestión y su carrera en eso. Era un dato ineludible que ella nombraba pero nunca como punto de llegada en su reflexión sino como un hilo que ayudaba a tejer sus ideas y acciones”.

Recordaron también que “nos acompañó desde el año 2007 mientras peleábamos por nuestra sede definitiva, fue la compañera de pensamiento perfecta para imaginar y producir junto con Rubén Chababo la primera muestra permanente de nuestro Museo en el edificio de Córdoba y Moreno creando juntes ese enfoque que apuesta a las sutilezas, la reflexión y la evocación”.

Y añadieron: “Desde 2015, como directora, emprendió el camino de darle una impronta propia a esa muestra aunque manteniendo intacta la apuesta por memorias que evocan sentidos antes de caer en aquellas que, desde la literalidad, no se preocupan por interpelar y escuchar al visitante”.

“La memoria colectiva rosarina, argentina y latinoamericana acaba de perder a una de sus máximas constructoras. Nosotres, humildemente, pero con su pasión como guía intentaremos honrar su memoria. Hasta la próxima batalla y hasta la victoria siempre querida Vivi”, cierra el escrito.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Presentan el nuevo libro de Eduardo Rinesi

¡Qué cosa la cosa pública! (Apuntes Shakespereanos para una República Popular) del filósof