Con gol de entrada de Willer Ditta, Newell’s le ganó 1 a 0 a Argentinos Juniors en el Coloso, por la fecha 4 del campeonato, y así se subió a lo más alto de la tabla, con 10 puntos. No le sobró nada arriba, pero sufrió poco abajo.

Newell’s tuvo un arranque prometedor, instalado en campo rival y buscando sacar diferencias en el marcador lo antes posible. Con cinco en el fondo, el lateral Armando Méndez tenía vía libre para ir hacia adelante sin preocuparse tanto por sus espaldas, bien resguardadas. Y un desborde suyo que siguió con centro al medio de Ramiro Sordo terminó en los pies de Francisco González, que la agarró mordida.

De todas maneras, la ventaja no tardó en llegar. Otra corrida del uruguayo por el carril derecho llevó peligro al área rival, que lo ahuyentó mandando la pelota al córner. Y de su ejecución, a los 5’, cayó el gol de Willer Ditta, que capturó el rebote del cabezazo de su compañero de zaga, Víctor Velázquez. 

El conjunto de la Paternal tardó en amigarse con la pelota, de la que suele adueñarse. Y en la parte final del primer tiempo inclinó la cancha a su favor. La más clara fue con un tiro libre de Gabriel Carabajal que pasó muy cerca del palo más lejano de Ramiro Macagno, que sólo atinó a mirar.

En el segundo tiempo, los de Gabriel Milito tuvieron mayor posesión del balón, pero sin lograr penetrar la bien parada defensa rojinegra. Los de Javier Sanguinetti apostaron a contraataques, sin buenos resultados mayoritariamente: una la culminó Juan Garro, con un remate a las manos de Federico Lanzillota. El arquero del Bicho también fue exigido con un disparo lejano de Julián Fernández.

Argentinos seguía merodeando en las cercanías del área, y ahí quedaba. Pero en los minutos finales, los espacios se abrieron y casi lo aprovecha el ingresado Mateo Coronel, que con un certero remate desde la medialuna agigantó la figura de Macagno, que salvó su valla con una gran volada.

Newell’s iba poco al ataque, pero tenía las suyas. En un tiro de esquina casi lo liquida con un frentazo de Velázquez que se fue cerca. Y a la salida de otra jugada de pelota parada, Marcos Portillo, tras una serie de rebotes, pateó fuerte a ras del verde césped y exigió una tremenda tapada de Lanzillota.

A los del Parque Independencia no les sobró nada en el triunfo ante el difícil equipo de La Paternal, pero tampoco padecieron embates del rival. El resultado fue justo y sólo una victoria de Platense (este martes, ante Aldosivi) podrá sacarle la exclusividad en la cima al rojinegro. 

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Deuda histórica con Santa Fe: Perotti detalló el acuerdo con Nación

“Sin dudas es una señal positiva que los santafesinos, cuando nos unimos y le damos persev