Tras descartar una fuerte devaluación, el gobierno incentivó a productores agrarios a que comercialicen la soja guardada, con el objetivo de reforzar las escuálidas reservas del Banco Central.

El Banco Central concedió un incentivo a ruralistas para intentar apurar la entrega de granos y el consiguiente ingreso de dólares para engordar las escuálidas reservas de la autoridad monetaria. Se creó un nuevo régimen para estimular a grandes productores agrarios a que vendan sus cosechas, principalmente soja, en momentos de restricción cambiaria. Si bien no fueron pocos los sectores que calificaron a la medida como una concesión a los especuladores, sobre todo muy criticada por dirigentes sociales, por otro lado se descartó, al menos por el momento, una fuerte o mega devaluación y una baja de retenciones como venía reclamando la Mesa de Enlace.

En Argentina ya fueron vendidas 20 millones de toneladas al complejo agroexportador asentado en los puertos del Gran Rosario y se calcula que hay unas 25 millones de toneladas de granos más sin vender de la campaña 2021/22, almacenadas en silobolsas en los campos por productores y también por centros de acopio, quienes venden a las grandes cerealeras. Es casi la misma cantidad de toneladas de granos retenidas en Ucrania por la guerra.

En los últimos días desde el gobierno machacaron que no habrá devaluación brusca y se presentaron medidas corte curitas: beneficios a empresarios del agro y bono para el programa Potenciar Trabajo. Al inaugurar el remozado hotel número seis de la Unidad Turística Chapadmalal en el día que se recordó el aniversario número 70 de la muerte de Eva Duarte de Perón, el presidente Alberto Fernández anunció el pago de un bono de 11 mil pesos para casi 1.300.000 personas inscriptas en el Potenciar Trabajo. También, en su discurso cargó contra “los especuladores que no quieren vender” la cosecha.

No obstante, ese mismo día, un rato más tarde, el Banco Central presentó el estímulo para los ruralistas que tendrá vigencia hasta el 31 de agosto. La medida  se denominó “dólar soja”: consiste en darle la opción al productor de que después de vender su soja (a 49 mil pesos la tonelada) pueda destinar el 30 por ciento de lo que recibe en pesos a comprar con libre disponibilidad un dólar ahorro (poco más de 200 pesos). Y el 70 por ciento restante de lo que cobra por su venta podría depositarlo en una cuenta bancaria especial que ajustaría el monto en pesos al tipo de cambio del dólar oficial. Un plazo fijo privilegiado. Industriales y otros sectores salieron a pedir igual trato.

Sobre el dólar soja, la consultora Sarandí que dirige el economista Sergio Chouza pintó tres escenarios posibles: “Optimista: liquidan fuerte y caen los dólares financieros porque venden contra brecha; Base: liquidan moderado y no tiene impacto sobre los dólares financieros; Pesimista: liquidan poco y por la señal de debilidad se potencia la corrida”. Habrá que ver.

Nicolás Pertierra, del Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (Ceso), indicó que “con esta medida el gobierno buscó una solución a corto plazo. La clave para saber si es positiva o negativa es el escenario base que se tenga, es decir, cuánto se hubiese exportado en agosto sin la medida (algo hipotético). En agosto de 2021, el complejo soja exportó 2.300 millones de dólares”.

Pablo Paillole, director del distrito seis de la Federación Agraria Argentina, opinó: “La mayoría de los pequeños y medianos productores hoy no tiene ni un grano para especular. Algunos lo tienen para dárselo a los animales o para venderlos y financiar la nueva siembra”. En declaraciones radiales, el productor cordobés agregó: “El 60 por ciento de las exportaciones que realiza el país son de origen agropecuario. Los dólares que necesita el país dependen de siete u ocho multinacionales . Hay 4.200 productores que cultivan casi el 78 por ciento de la soja en la Argentina. Ese sector tiene capacidad de especulación. Por eso hacen falta medidas estructurales”.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
  • ¿Y ahora qué Massa, eh?

    El superministro anunció un plan estabilizador con el foco en acumular reservas, arbitrar
  • ¿Qué hará Massa con la superlapicera?

    Tras los rumores de los últimos días, Alberto Fernández reacomodó las piezas y el presiden
  • Arco y brecha

    Las disparadas en las cotizaciones no oficiales del dólar ubican al gobierno como blanco d
Más por Guillermo Griecco
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Cuando pase el temblor

Yo no sé, no. Una mañana de un sábado de agosto íbamos seis en un bondi rumbo al Saladillo