El secretario de Salud Laboral de la Federación Aceitera (FTCIODyARA) y secretario general del Sindicato de Aceiteros de Rosario, Marco Pozzi, sostuvo que los trabajadores organizados deben pensar “estrategias para avanzar sobre el capital” y destacó que la utilización de la huelga fue un método de lucha para acceder a un salario que permita alimentación adecuada, vivienda digna, educación, vestuario, asistencia sanitaria, transporte y esparcimiento, vacaciones y previsión.

“En 2015 sostuvimos una huelga nacional de 25 días y en 2020 un paro nacional de 21 días pasando la navidad frente a las fábricas. En las dos oportunidades logramos conquistar el Salario Mínimo Vital y Móvil. La huelga es un hecho final pero ese poder se construye cotidianamente”, dijo Pozzi, al relatar los resultados de esas luchas que se convirtieron en mojones de la historia del gremio.

Según informaron desde el sindicato rosarino, Pozzi habló este miércoles ante el XIII Congreso de la Asociación Latinoamericana de Abogados Laboralistas, que se desarrolla en la Ciudad de México, y explicó: “En 2004, el abogado laboralista Horacio Zamboni nos acerca el concepto del Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM), un derecho constitucional que estipula las necesidades básicas que necesita un trabajador para vivir”.

Además, señaló que ese concepto salarial estuvo apoyado por una serie de “ejes muy claros: la democracia sindical, las asambleas en fábrica y la claridad de las estructuras de nuestros sindicatos”.

“Es imposible pensar una lucha para los trabajadores sin conocer su realidad. Los y las delegadas de base son quienes le ponen el cuerpo a la lucha, construyendo la huelga día a día. En las asambleas intentamos continuamente construir un sentido común obrero”, agregó.

Pozzi también destacó que junto a la lucha salarial avanzaron en la pelea por romper con la tercerización laboral en las plantas aceiteras: “Fue la gran lucha de la transformación estructural en nuestro sindicato”.

En materia de salud y seguridad laboral, Pozzi indicó: “Tenemos que pensar que al salario hay que acompañarlo con condiciones dignas. Tenemos la ley de Comités Mixtos, que son órganos conformados por una parte empresarial y una parte sindical que discute sobre la salud de los trabajadores”.

“Podríamos solamente discutir lo que propone la ley pero elegimos cuidarnos como trabajadores. Desarrollamos un Manual Práctico de Seguridad con la intencionalidad política de pensarnos a nosotros como los verdaderos gestores de la salud y obligar a las empresas a que cumplan”, agregó.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Cuando pase el temblor

Yo no sé, no. Una mañana de un sábado de agosto íbamos seis en un bondi rumbo al Saladillo