La organización Abuelas de Plaza de Mayo celebró este viernes el octavo aniversario del reencuentro entre su titular, Estela de Carlotto, y su nieto, Ignacio Montoya Carlotto, quien recordó aquél momento como “una puerta” que se abrió para que “una historia” pueda ser contada.

“A 8 años del encuentro que estremeció a la Argentina y el mundo, celebramos la fuerza de la verdad. Te abrazamos una vez más querido @montoyacarlotto. Por muchos más encuentros, muchas más verdades, sigamos construyendo #Identidad”, publicó Abuelas de Plaza de Mayo en su cuenta en Twitter, junto a una fotografía de ambos.

El 5 de agosto de 2014, Abuelas anunció en una conferencia de prensa que luego de 36 años de búsqueda, Estela de Carlotto había hallado a su nieto. Fue la restitución del nieto 114, Ignacio Montoya Carlotto, hijo de Laura Carlotto y Walmir Oscar Montoya y nieto de la presidenta de la Asociación.

El joven, que tenía dudas sobre su identidad, se había comunicado por correo electrónico con las Abuelas para conocer su origen, y gracias a la intervención de la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (Conadi) y del Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) se pudo restablecer su identidad.

La palabra de Ignacio

“Hace 8 años ante mí se abrió una puerta, tras la cual estaba esperando ser contada una historia”, expresó Montoya Carlotto en sus redes, quien nació el 26 de junio de 1978 en la localidad bonaerense de La Plata y que vivió durante años en la localidad de Olavarría junto al matrimonio que lo apropió. Sobre aquél momento, el nieto de la titular de Abuelas recordó: “Los nombres que allí estaban, figurados como ajenos antes, eran los de mis padres y el mío propio”.

El nieto 114, de los 130 que fueron identificados y restituídos por Abuelas desde el retorno de la democracia, detalló el derrotero de su vida desde que supo cuál era su identidad. “Eso que inmediatamente vino, fue realmente digno de la historia tras la puerta aquella, fui una noticia primero, una expectativa después, un potencial ‘muchas cosas’”, indicó.

Pese a haber recibido “amenazas de todo tipo y calibre” y haber sido víctimas de “operaciones, fake news y pedidos”, Montoya Carlotto resaltó que desde aquél día comenzó “un aluvión de cosas simples y tanto más poderosas” en su vida.

“Dos familias enormes, que con la más enorme de las paciencias posibles han sabido hacer y rehacer conmigo todo el tiempo. Amigos de años que han transitado estas veredas a mi lado, diciendo poco y haciendo mucho”; destacó el músico de 44 años. En esa línea, hizo hincapié en que en “medio de la tormenta” pudo “hacer un hogar” y formar una familia para que “salga el sol desde adentro”.

“Hacer música y más música. Hacer kilómetros y amigos nuevos. Trazar relaciones, de las fáciles y las que cuestan. Entender y ser entendido”, concluyó.

Fuente: Página 12

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

¡Viva la Scaloneta, cabrones!

En un duro partido, la Selección Argentina derrotó 2 a 0 a México, por la fecha 2 del Grup