La secretaria de Energía, Flavia Royón, afirmó que el esquema de segmentación de tarifas que aplicará el gobierno nacional “es una política distributiva con sentido social”, y consideró que “hay que darle subsidios a quien realmente los necesita”.

Durante una conferencia de prensa en el microcine del Palacio de Hacienda para dar a conocer los nuevos valores de los servicios de luz, gas y agua, la funcionaria aseguró además que en la Argentina “hay que instalar el uso racional de energía”.

El subsecretario de Hidrocarburos, Federico Bernal, dijo que la quita de subsidios en el consumo de gas se hará “en tres etapas” que serán en septiembre, noviembre y enero con “aumentos progresivos”.

Al respecto, Royón precisó que si bien en principio se había previsto quitar los subsidios en tres tramos iguales, se tomó la decisión de que el primer tramo será de 20% y el 80% restante en las dos etapas restantes posteriores, porque se prevé que 2los costos van a tender a bajar y va a ser más accesible para la gente”.

En tanto, el subsecretario de Energía Eléctrica, Santiago Yanotti, dijo que “con esta medida logramos acercarnos al orden fiscal que necesitamos en materia de subsidios”.

Nuevo esquema

Gas natural

El subsecretario de Hidrocarburos, Federico Bernal, informó que para aquellos usuarios de nivel 1 (los sectores de mayores ingresos) la quita del subsidio será total y el aumento del gas será del 167 por ciento.

Para el nivel 3 (sectores medios) se subsidiará hasta un 70 por ciento del promedio entre los umbrales mínimos y máximos de consumo, siempre teniendo en cuenta la división en subzonas del país. “El 30 por ciento se quita el subsidio y se va a ir escalonadamente a pagar el precio pleno”, dijo el funcionario.

En el caso del nivel 2 (menores ingresos), el funcionario aseguró que mantendrán la tarifa vigente.

“El aumento será escalonado, en septiembre, noviembre y enero. Construimos un promedio para cada subzona que surge del umbral mínimo y máximo y cada uno de esos promedios los mensualizamos y los adaptamos a cada subzona tarifaria y a cada categoría de usuario”, agregó.

Energía eléctrica

Por su parte, el subsecretario de Energía Eléctrica, Santiago Yanotti, informó que para el nivel 1 “del 100 por ciento del subsidio que hoy tienen se le va a retirar en la primera etapa el 20 por ciento”. Esta categoría le corresponde a un total de 399.156 usuarios residenciales.

Para el nivel 3 se subsidiarán hasta los primeros 400 kWh mensuales, afirmó, “y por arriba de ese tope el incremental va a perder el subsidio y va a ir al mismo precio que el nivel no subsidiado”. “El promedio en Argentina es de menos 300 kWh mensuales, con lo cual entendemos que con 400 kWh entra más del 70 por ciento de la demanda”, detalló Yanotti.

Al igual que en el gas, aquellos usuarios del nivel 2 mantendrán los subsidios. “Con estas medidas logramos acercarnos al orden fiscal y también se busca incentivar el ahorro del recurso”, aseguró.

Agua

La titular de Aysa, Malena Galmarini, precisó que a partir del 1 de noviembre “dejarán de percibir el subsidio en su totalidad” aquellos usuarios residenciales que se encuentran en nivel zonal alto.

Al nivel zonal medio se le quitarán los subsidios en dos etapas. “A partir del 1 de noviembre del 40 por ciento y otra a partir del 1 de enero de 2023 que será del 20 por ciento para llegar a marzo (de 2023) sin subsidio”.

En tanto el nivel zonal medio-bajo, agregó Galmarini, tendrá una quita del 45 por ciento del subsidio desde el 1 de noviembre, en enero del 30 por ciento y en marzo del 15. “Y el 15 restante se sostendrá para acompañar a aquellos compatriotas que están en mayor vulnerabilidad”.

“Con este nuevo cuadro el ahorro para el año en curso, es decir noviembre y diciembre porque el impacto en la factura será a partir del 1 de noviembre, será de 2.000 millones de pesos. Para 2023 el ahorro será de 45.000 millones. El subsidio hoy es recibido por todos y todas los usuarios y las usuarias de manera homogénea, entonces la distribución termina siendo injusta -dijo la titular de Aysa-. Un usuario de Aysa paga apenas el 36 por ciento de lo que cuesta producir un litro de agua. El resto es subsidio.

Y agregó: “Pedimos consumo responsable, el agua es un elemento vital para todos y todas. Ese consumo tiene que ir de la mano del precio porque el precio finalmente también le pone valor a este recurso”.

Para los usuarios no residenciales, afirmó Galmarini, la quita de subsidios será en dos pasos: “Primero sostendremos el 40 por ciento, luego el 30 por ciento para llegar a marzo con el 0 por ciento”.

Fuente: Télam

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Alberto Fernández: “La Argentina necesita que nos escuchemos”

El presidente entregó en la ciudad de General Roca la vivienda número 60.000 por parte del