Rosario Central igualó 0 a 0 ante el Xeneize, como visitante, por la fecha 14. Ambos tuvieron sus chances de penal, pero fallaron: Agustín Rossi le tapó uno a Gaspar Servio, quien a su vez le atajó el suyo a Pol Fernández. 

Central se plantó en plena Bombonera, un reducto muy familiar para su entrenador Carlos Tevez. Le salió a jugar de igual a igual, y logró imponerse en gran parte del primer tiempo. La más clara fue desde los doce pasos, pero como (casi) siempre, el arquero Agustín Rossi hizo de las suyas.

La jugada que originó el penal fue de gran magnitud: empezó en un saque corte de Gaspar Servio, y a toda velocidad, la pelota cayó en los pies de Ignacio Malcorra, quien no pudo conectar bien. Mientras Central se lamentaba, el VAR observó una mano de Luis Advíncula, que tras corroborar en el monitor, el árbitro Pablo Echavarría marcó penal.

El duelo de arqueros y de especialistas (Rossi en atajar y Servio en patear) fue a los 13’, y tuvo como ganador al de Boca, de antecedentes impresionantes en esa instancia. Esperó hasta el final la ejecución del portero canaya, y desvió el balón con los pies. De todas maneras, Gaspar tuvo revancha a los 54’, aún del primer tiempo, cuando el árbitro –otra vez gracias a la tecnología– le dio un penal al Xeneize, atajado a Pol Fernández.

El habilidoso Facundo Buonanotte significó un verdadero dolor de cabeza para la defensa local. Por su parte, los dirigidos por Hugo Ibarra, pese a los problemas para meterse en el partido, tuvieron las suyas: Facundo Roncaglia, tras un despeje corto y al medio de Servio, estuvo cerca de marcar. Y luego, una gran jugada colectiva casi termina con el tanto de Óscar Romero.

Central pareció haber hecho el desgaste físico en la primera mitad, porque se quedó con poco resto para la etapa complementaria, en la que le cedió la pelota al dueño de casa, que tuvo en un disparo al travesaño (cerca del ángulo) de Sebastián Villa una muy clara aproximación. 

Central, retrasado, apostó a la contra. Después de mucho tiempo sin acercarse a las inmediaciones de Rossi, el ingresado Alan Marinelli apareció por sorpresa por detrás de la adelantada defensa boquense y su remate pasó muy cerca del palo. Luego, y ante la posibilidad de avanzar por la inferioridad numérica, Buonanotte se animó desde lejos, y exigió al arquero.

El resultado fue justo. Un tiempo para cada uno, y con poco vuelo futbolístico en ambos bandos. Los dos tuvieron su chance de penal, y la desperdiciaron. La igualdad le calza mejor a Central. Trarse un punto desde la Bombonera, difícilmente esté mal.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Docentes con el ojo en el 97% de aumento salarial

Los sindicatos del magisterio -Amsafé y Sadop- pidieron a la provincia, en la mesa paritar