Liliana Sanjurjo

 

“Ningún ministro o ministra de Educación que menosprecie tanto salarialmente al docente puede hacer la más mínima propuesta pedagógica” antes o después. La doctora en educación Liliana Sanjurjo es quien se para en esta afirmación, al ser invitada a analizar el conflicto que el gobierno de la provincia mantiene con la docencia pública santafesina. Considera que si se pretenden docentes profesionalizados e innovaciones en el sistema escolar, el salario debe acompañar.

En la actualidad, Sanjurjo dirige posgrados en prácticas docentes, es invitada por universidades nacionales y extranjeras a compartir cátedras y congresos, y el año pasado fue distinguida como Profesora Honoraria de la Universidad Nacional de Rosario (UNR). Ha escrito catorce libros (como autora y coautora) y cientos de publicaciones. Y, además, ha dado clases en todos los niveles del sistema educativo.

Ese pasar por distintos cargos, le ha permitido afianzar la idea de que no es posible tener una mirada ingenua sobre el oficio de la enseñanza. “Lo que permite aprovechar la experiencia no es solo pasar por distintos cargos, sino saber que estás ocupando un cargo político, no en el sentido de lo partidario o designados por la gestión. Se trata de tener conciencia de que estás ocupando una función, un rol como docente o como directivo que siempre es político, porque una toma decisiones en función de un ideal o no”.

Para abundar en esa idea comparte una situación que vivió en estos días cuando apoyó una publicación en las redes sociales que analizaba “el discurso del odio”. Alguien le reprochó la falta de imparcialidad por ser una educadora. “A lo que contesté -repasa- que la educación es altamente política, porque definirte por el discurso de no odio es una posición bien política y no definirte también”.

A ese carácter político de la docencia se le suma la dimensión de trabajadora y trabajador de la educación, con condiciones dignas para ejercer su profesión y para garantizar los cambios educativos necesarios.

-¿Cómo se piensa al docente en este conflicto que mantiene la provincia con el magisterio?

-Hace poco me pidieron una opinión acerca de la propuesta de la ministra (de Educación) Adriana Cantero sobre el secundario y la no repitencia. Cuando se miran los fundamentos de ese proyecto, se piensa que nadie puede estar en desacuerdo que repetir todo un año porque no aprobaste “x” materia, y repetir lo mismo de la misma manera, es una aberración; así que podría llegar a ser un buen proyecto. Pero también opiné inmediatamente que es difícil pensar que sea un proyecto serio porque la misma ministra decía que se necesitaban recursos, personal especializado, trabajar en grupos más pequeños, por ejemplo, pero cómo iba a hacerse esto, cuando el gobierno ni siquiera había abierto las paritarias. Es una contradicción. Porque tener a la docencia en tal pauperización le impide pensar siquiera en cualquier proyecto pedagógico. Yo que he estado en el cargo de mayor jerarquía por concurso (supervisora de nivel superior), he trabajado en doble turno, aportando por más de 50 años, noto el empobrecimiento de mi jubilación. Además, cómo es posible que un juez no pague impuesto a las ganancias y un maestro que gana la décima parte de ese salario sí.

-De tus años de docencia y situaciones conflictivas como las que se viven en este momento, con amenazas de descuentos, abriendo las escuelas a modo de invitación a romper la huelga docente, ¿a cuál otra te recuerda? 

-A las de los gobiernos de Menem (Nación) y Reutemann (provincia), a los 90. Eso duele porque se supone que no estamos en un proyecto neoliberal a nivel nacional, y por ende la provincia, que responde al mismo proyecto, tampoco. Pero algunos personajes son los mismos y algunas ideas bases también. El tema es que ningún ministro o ministra de Educación que menosprecie tanto salarialmente al docente, puede hacer la más mínima propuesta pedagógica. Porque eso supone docentes profesionalizados. Y no solo por la cantidad de trabajo y lo que implica ponerse al día todo cambio, sino por los supuestos que subyacen. El cambio y la innovación suponen un docente profesionalizado y el salario debe mínimamente acompañar. Eso ahora no pasa.

-Lo que hace el gobierno, el Ministerio provincial, ¿le quita autoridad pedagógica a cualquier proyecto que quiera encarar la ministra Cantero? 

-Exacto. Contreras (José, investigador) habla de proletarización docente (de las condiciones de vida y trabajo del profesorado, de su empobrecimiento). Tratar a la docencia  salarialmente así no se condice con ninguna propuesta pedagógica. Esta humillación de la docencia no habilita después al ministerio para hacer propuestas pedagógicas innovadoras.

Formación sindical

“¿Cómo te formó la participación en el sindicato docente?. Fue uno de los hitos más importantes de mi formación política. Yo estuve desde la primera hasta la última comisión directiva del Sinter (Sindicato de los Trabajadores de la Educación de Rosario), que fue uno de los pilares de la Ctera. Claro tenía 22 años, así que era la última vocal. Pero no importa, estuve desde el principio y para mí es un orgullo”, compartía la profesora Sanjujro en una entrevista realizada por este medio (Con la camiseta de Maestra, del 10 de marzo de 2021).

Liliana Sanjurjo se apoya en esa rica historia de formación académica y sindical para defender la vida democrática de Amsafé: “Quiero que se recalque que la docencia vota a sus representantes locales, provinciales y nacionales a través de las urnas. Se vota escuela por escuela. Eso le da la autoridad al gremio. Las medidas no las deciden los dirigentes, sino cada voto docente. Esto merece respeto. La democracia sindical que ha logrado hace muchísimos años la docencia es respetable y tiene que ser respetada”.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 700 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

  • amsafe

    La provincia convocó a la paritaria docente

    El gobierno santafesino llamó a la mesa de negociaciones a la Amsafé. Este jueves el magis
  • Las luces de mi ciudad

    Kevin Dolce está enamorado del lugar en el que nació (y vive) y decidió crear un multiespa
  • La jugada colectiva

    El Club Lavalle está en el corazón del barrio Bellavista. Las infancias y el cuero rodando
Más notas relacionadas
Más por Marcela Isaías
Más en Educación

Dejá un comentario

Sugerencia

La provincia convocó a la paritaria docente

El gobierno santafesino llamó a la mesa de negociaciones a la Amsafé. Este jueves el magis