Rosario Central empató 1 a 1 con Platense, en el Gigante, por la fecha 21 de la Liga Profesional. Arrancó abajo por el gol de González Hernández y lo empató Buonanotte. Jugó más de la mitad del complemento con uno más.

El conjunto de Arroyito volvió a sumar de a uno. Esta vez, por su igualdad ante el equipo de Vicente López, dirigido por Omar De Felippe. Salvo un tramo del primer tiempo, a los de Carlitos Tevez les costó arrinconar a su rival. Tampoco pudo hacerlo en el segundo, en el que tuvo ventaja numérica desde los 20’, por la roja a Carlos Villalba.

A Central le pesó la siesta en los primeros minutos. Salió dormido y Platense lo aprovechó. Avisó con un remate desde la media luna de Villalba que, tras un desvío, se estrelló en el travesaño. Y a los 13’ llegó el gol: el Calamar no lanzó centro al área en un córner, sino que llevó a cabo una jugada preparada que terminó con el tanto de Ramiro González Hernández, que la tocó muy suave por encima de Jorge Broun.

Desde ahí, todo se le hizo cuesta arriba al Canaya, porque el encuentro era constantemente interrumpido. Ignacio Malcorra, de tiro libre, la metió en el travesaño. Y después le anularon –a instancias del VAR– un gol a Alejo Veliz porque al ejecutar una jugada de pelota parada, el recién ingresado Jhonatan Candia resbaló y pateó con los dos pies.

Cerca del entretiempo, el auriazul era mucho más que su rival. Un cabezazo de Veliz exigió una gran tapada de Marcos Ledesma, quien a los 52’, aún de la primera parte, no pudo evitar el tanto en su valla. Facundo Buonanotte recibió en el área casi de espaldas al arco, y resolvió con un suave y sutil toque para igualar el marcador.

En los primeros minutos del segundo tiempo, ambos tuvieron chances claras. El lateral Damián Martínez probó desde afuera, con un disparo fuerte y abajo, y el arquero alcanzó a mandarla al córner. En la réplica, el delantero Juan Cruz Esquivel pateó desde el borde del área y exigió a Fatura Broun.

Por doble amarilla, el volante Villalba fue expulsado por Silvio Trucco, cuando corrían 20’. Contrariamente a lo que marca la lógica, el conjunto visitante se acomodó pese al hombre de menos, y a Central le costó hacer pesar la ventaja numérica. Lo tuvo en jugadas aisladas, como la de Gino Infantino, que alcanzó a puntear una pelota enviada al área, pero el arquero salió rápido y llegó a tiempo para salvar a su equipo.

Y no hubo mucho más. La igualdad significó otro fiel reflejo del andar irregular del equipo de Carlos Tevez en el campeonato. Le costó elaborar juego colectivo, y casi no tuvo chances claras en la segunda parte. Con voluntad y actitud no alcanza. 

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 700 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Gobernar cuesta un Perú

El Congreso de Perú aprobó con 101 votos la destitución del presidente, quien había disuel