El ciclo Teatro x la Identidad presenta su 17ª edición. Organizado por Abuelas y el Museo de la Memoria, significa un valioso aporte a la búsqueda de nietas y nietos apropiados durante la dictadura.

La búsqueda incansable de Abuelas de Plaza de Mayo por recuperar la identidad de nietos y nietas que fueron apropiados en el marco de la última dictadura cívico militar, encontró en las artes una herramienta maravillosa que permite llegar a lugares a los que de otro modo es muy difícil acceder. A través del ciclo Teatro x la Identidad, la filial Rosario de dicha institución, junto con el Museo de la Memoria, permiten que cientos de alumnos y docentes presencien obras teatrales en diferentes salas de la ciudad y participen de charlas que giran en torno a diversas temáticas que hacen a la defensa de los derechos humanos. La 17ª edición, en la que se retorna a la presencialidad luego de la pandemia, se desarrollará durante las primeras dos semanas de octubre y ya están todos los cupos agotados.

A no bajar la guardia

“Esta es la 17ª edición y lo lindo es que finalmente nos vamos a poder encontrar con alumnos, alumnas, alumnes y docentes personalmente, porque el año pasado, si bien pudimos hacer una única función para público en general, no lo pudimos hacer con las escuelas por la pandemia”, dice en diálogo con el eslabón Romina Bozzini, actriz e integrante de la filial local de Abuelas, y adelanta: “Todas las funciones están agotadas, están los cupos completos y estamos muy felices”.

El ciclo nació en 2006, con la puesta en escena de la obra Las puertas de la quebrada, escrita por Analía Spina, hija de desaparecidos, en el Centro de Expresiones Contemporáneas (CEC). Pero desde 2010, sus organizadores comenzaron a dirigirlo a las escuelas. “Esto forma parte de una movida que está pasando hace bastante en Abuelas y que tiene que ver con que muchos de los hombres y mujeres que se acercan con dudas, llegan acompañados de sus hijos o hijas”, remarca Bozzini, y agrega: “Los nietos, las nietas que estamos buscando, hoy son padres y madres con hijos e hijas en edad escolar y muchas veces son sus propios hijos quienes los traen. Entonces, entendimos que era muy importante que pudiéramos entrar en las escuelas a hablar sobre estas temáticas porque son ellos y ellas quienes nos están ayudando a traer a su papá o a su mamá a la institución.

Es muy movilizador y muy potente, incluso son ellos quienes nos están llamando por teléfono para hacerse los análisis de ADN. Entendieron todo”.

Muchas nietas y nietos recuperados relataron que al convertirse en padres o madres les creció desde adentro una imperiosa necesidad de conocer su verdadera identidad. “Cuando se acercan a Abuelas, muchos te dicen «no vengo solamente por mí, vengo sobre todo por mis hijos»”, reafirma Romina, y añade: “Más allá de esto, la realidad es que trabajar con las escuelas es fundamental. No sólo por lo que se pueda dar desde la temática directamente relacionada a la historia de Abuelas, sino con todo lo que está pasando en nuestro país, con los temas del día, por decirlo de alguna manera. En este caso, nosotros nos estamos preparando porque sabemos que vamos a tener que hablar y que van a surgir temas vinculados, por ejemplo, con lo que pasó con Cristina, con la violencia que hay en los medios de comunicación, los discursos del odio y la toma en los colegios de Buenos Aires y esos delirios que aparecen, como eso de que los padres tienen que pagar no sé qué. Es todo mucho y no hay que bajar los brazos, siempre hay que seguir”.

Actuar para vivir

“El uso de la metáfora o del arte, ya sea teatro, música, pintura, poesía o literatura, siempre puede mover algunas cosas que, a veces, lo más directo no lo logra”, remarca la actriz y militante por los derechos humanos, y detalla. “Hay obras que nos llegan, se contactan directamente con Abuelas y se ofrecen a participar. Entonces nosotras les pedimos una carpeta o vamos a ver una función o nos invitan a un ensayo, y ahí vemos si esa obra encaja en la temática del ciclo. Otras veces es al revés, como Claudia (Piccinini) y yo estamos en el ambiente del teatro, nos pasa que vamos a ver una obra y alguna dice «che, esta estaría buena para el ciclo». Y en ese caso somos nosotras quienes nos contactamos e invitamos. La realidad, igual, es que después de tantos años de estar trabajando, la gente del teatro de Rosario ya nos conoce y todos los años, cuando se acerca la fecha, se genera un gran movimiento”.

En esta edición se eligieron seis obras: Megáfona; Julieta y Romeo, en su justa medida; Memorias del fuego; Los cielos de la diabla; Últimos, lo más reciente en el tiempo y Las especies nativas. Las mismas se presentarán durante la primera quincena de octubre en las salas de Empleados de Comercio, el Centro Cultural Cine Lumière, la Plataforma Lavardén y el Museo de la Memoria.

En cuanto a la dinámica con las escuelas, Bozzini cuenta que “primero se lee un testimonio del Archivo Biográfico Familiar (fue creado en 1998 por Abuelas de Plaza de Mayo con el objetivo de reconstruir la historia de vida de los desaparecidos cuyos hijos, nacidos en cautiverio o secuestrados junto con sus padres, fueron apropiados durante la última dictadura militar). Después se ve la obra y por último hay una charla entre el elenco, alumnos, docentes, nosotras de Abuelas y el Museo”, y aclara: “Decimos charla y no debate porque la idea es que cada uno pueda decir lo que tenga ganas. Si los alumnos o las docentes no se animan, enseguida nosotras empezamos a hacerle preguntas, a alguno de los actores o actrices, vinculadas al teatro. ¿Cómo llegaron a esta obra, cómo la armaron? ¿Qué significa para ellos el teatro en la constitución de su identidad? Y ahí salen disparadores que terminan generando una charla muy pero muy interesante y enriquecedora porque vemos que hay un montón de cosas que se movilizaron justamente por eso que vieron, por una imagen, un sonido, los olores, los colores, los diálogos”.

Antes de despedirse, Romina adelanta que “el ciclo concluirá con una función abierta al público en general, el viernes 28 de octubre, en la sala del Teatro Vigil” de Alem 3086.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 700 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Santiago Garat
Más en Cultura

Dejá un comentario

Sugerencia

Gobernar cuesta un Perú

El Congreso de Perú aprobó con 101 votos la destitución del presidente, quien había disuel