La Unión Tranviarios Automotor (UTA) anunció este miércoles el lanzamiento de un paro de 48 horas para los días miércoles y jueves de la semana próxima en todo el país, salvo en CABA. En un comunicado, el gremio que lidera Roberto Carlos Fernández hizo responsable de la decisión de llevar adelante la medida de fuerza a los gobiernos provincial y el Estado nacional. La UTA seccional Rosario, por su parte, ya adelantó que adherirá.

“Transportamos 3 millones de usuarios diariamente y los trabajadores del interior no podemos cobrar nuestro aumento salarial. Nos encontramos en medio de una disputa entre los gobiernos provinciales y Estado Nacional, sobre quién se hace cargo del acuerdo salarial”, indicaron a través de un comunicado y añadieron: “Por ello, ponemos en conocimiento de los trabajadores, a la opinión pública y los usuarios de los servicios, que habiéndose agotado la Conciliación Obligatoria declaramos Paro del Transporte de Pasajeros en el interior del país por 48 horas durante los días miércoles 12 y jueves 13 de octubre. Los gobernantes serán los responsables de los mismos, atento a la negativa de acordar salarios para los compañeros representados”.

 

Por último, sostuvieron que “queremos dejar expresado que hemos agotado todas las instancias de negociación en procura de la paz social a fin de no perjudicar a los usuarios de nuestros servicios en el interior del país, pero debemos luchar por los salarios de los trabajadores y por un aumento que es reconocido por los empresarios pero los gobernantes desconocen, obligándonos a tomar las medidas”.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 700 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

“El mensaje es: las alianzas mafiosas históricas en esta provincia no se tocan”

La militante y abogada de Hijos Rosario recibió el respaldo de organizaciones de DDHH, sin