La obra Cenizas en las manos se presentará los sábados de octubre en el Cultural de Abajo. Esta comedia oscura aborda el difuso límite entre la vida y la muerte en un páramo en los márgenes de una guerra.

fotografía: Vicky de Rosa (2022)

“Dos sepultureros viven y trabajan al borde de una fosa común de donde sale una mujer que llegó viva a su propio entierro” sintetiza la publicidad de la pieza dramática. Patricio Pietri, Claudia Simón y Nicolás Terzaghi se encargan de darle vida a esos personajes bajo la dirección de Francisco ’Fran’ Alonso.

El director se formó como en la Escuela de teatro y títeres. En pocos años actuó en Broma Pesada, Artículo 19, Teatro Compacto: El amor después del amor y Teatro Compacto: El recital subacuático. En el medio participó de Frankenstein, un amigo diferente, obra que coescribió y en la que también fue asistente de dirección, luego fue ahondando más en esa búsqueda escribiendo Artículo 19 y guionando algunas producciones audiovisuales.

El director conoció la obra de Laurent Gaudé casi por casualidad “estaba dentro de un libro de teatro francés contemporáneo que compré, una antología de obras de la cual Cenizas en las manos era parte. Me interesó puntualmente los personajes que tenía, que planteaba” -recuerda- “me llamó un poco la atención el estilo con el cual estaba escrita, coloquial, directo, crudo y al mismo tiempo que lograba ciertos pasajes de humor que después seguimos trabajando en el proceso con los actores y en la adaptación”. Francisco detalla que adaptó la obra “para acercarla un poco a lo argentino de alguna manera, a cuestiones más nuestras”.

El elenco está conformado por el trío Claudia Simón, Patricio Pietri y Nicolás Terzaghi aunque la música Valentina Solé también aparece en escena.

Fran conoció a Claudia y Patricio cuando hicieron Frankenstein, un amigo diferente. “Me resultó muy interesante poder ponerlos en otro lugar, a los actores que conocí en un proceso llevarlos a otro lugar que me interesaba explorar”. Con Nicolás había “compartido una pequeña participación en una escena de una obra que se llamaba Teatro Compacto” desde allí quedaron con la pica de hacer algo juntos. y desde ahí quedamos con buena relación, con buen vínculo y con interés de hacer algo juntos y cuando Francisco vio el personaje le pareció “que él con su formación y trayectoria podía aportarle algo muy propio”. “Creo que los tres construyeron sus personajes aportándole mucho de lo personal de cada uno, de sus propios colores actorales”.

El armado de Cenizas en las manos empezó a fines del 2019, se interrumpió con la pandemia y a mediados del 2021 “se intensificó y se profundizó” para llegar a este estreno.

En la narrativa se entremezcla lo trágico y lo cotidiano en la que sólo lo absurdamente caricaturesco permite afrontar la crudeza del dolor, el abandono, lo irracional, lo injusto.

“Las actuaciones están trabajadas en dos registros. Por un lado los sepultureros tienen una virtud clownesca, sin perder la oscuridad de estos personajes, por momentos tienen ciertos pasajes de humor físico y de comedia que se vuelven cierto alivio para el espectador porque la temática es cruda y es pesada. Nosotros siempre decimos que esta obra nos enseñó un poco a reírnos de la muerte. Y es en parte por este trabajo con los sepultureros, mientras que la sobreviviente es un personaje que empieza a poner en cuestión el límite entre la vida y la muerte, por ende es un personaje un poco más surrealista, un personaje de textos más poéticos, más ligados. Su ritmo corporal es distinto y en esa alternancia la obra se desenvuelve con mucha fluidez”.

La puesta en escena se compone por un lado por el diseño y la construcción escenográfica de Agustín Pagliuca que “recrea una fosa común en el escenario lo cual nos permite un montón de posibilidades a la hora de crear niveles de escena, incluso poder actuar bajo la tierra de alguna manera” y por el otro el vestuario a cargo de Liza Tanoni que “recrea estos personajes que no dejan de tener una cuestión ligada a lo militar y a lo laboral pero utilizando también telas y modelos de corte que no refieren a ningún tiempo de alguna manera”.

 

La puesta incluye a la guitarrista Valentina Solé, “fue una prueba para ver al principio cómo funcionaba tener la sonoridad de una guitarra eléctrica ya que el rock también tiene algo que ver con la posguerra (…) a lo que el rock significó sobre todo en ese tiempo más que por la música en sí”. En los ensayos empezaron a ver la posibilidad de que ella “estuviera en escena y que tuviera un personaje así que la inclusión de Valentina terminó llevándonos a una adaptación también de la obra y de resignificar muchas cosas ya que ella está dentro de la historia, ella es parte del grupo de los muertos, se relaciona con los actores a través de su lenguaje propio que es la música”.

La propuesta teatral se presentará los sábados de octubre a las 22hs en la Sala Cultural de Abajo (Entre Ríos 579).

Ficha técnica:

Dirección: Fran Alonso

Actuación: Patricio Pietri, Claudia Simon y Nicolás Terzaghi

Dramaturgia: Laurent Gaudé

Música en vivo: Valentina Solé

Asistencia de dirección: Valentina Oviedo

Dirección Fran Asistencia de dirección Valentina Oviedo

Dramaturgia: Laurent Gaudé

Escenografía: Agustín Pagliuca

Vestuario: Liza Tanoni

 

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 700 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Diego Roth
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Gobernar cuesta un Perú

El Congreso de Perú aprobó con 101 votos la destitución del presidente, quien había disuel