En la noche de este lunes, desde una moto dispararon contra el portón de la Unidad Penitenciaria 3 de Suipacha y Zeballos. Las detonaciones, al menos cuatro de acuerdo a las vainas servidas recogidas en el lugar, se escucharon alrededor de las 22.30. Los tiros fueron contra la entrada principal del edificio que se conoce como La Redonda, en Suipacha al 2900.

Los agresores escaparon sin ser detenidos, pero las imágenes de las cámaras de seguridad de la cárcel identificaron una Honda Wave como el rodado en el que llegaron. Por lo menos uno de los proyectiles impactó en el portón de la fachada norte de la cárcel, que ocupa la manzana de Suipacha, Zeballos, Riccheri y Montevideo.

No es la primera vez que se registran ataques contra edificios del Servicio Penitenciario; los últimos y más reiterados habían ocurrido este año contra el Complejo Penitenciario de zona oeste. Poco después del ataque de este lunes, se emitió un “alerta” en todas las cárceles de Rosario. Y en la de calle Suipacha se montó un operativo extra de seguridad con dos guardias apostados en la entrada baleada.

Historial de ataques

El domingo 22 de mayo, dos personas pasaron en moto y dispararon contra el complejo penitenciario de 27 de Febrero al 7800 donde se encuentra la Oficina de Recepción de Detenidos de Rosario (Order). Dos balas impactaron en un móvil del Servicio Penitenciario estacionado fuera y una tercera dio contra la fachada del edificio donde en ese entonces estaba detenido Máximo Ariel “El Viejo” Cantero, fundador y ex líder de la banda Los Monos, quien luego del ataque fue trasladado a la cárcel de Piñero.

El 21 de septiembre siguiente, otra balacera, más impactante, tuvo como blanco la cárcel de mujeres, en el mismo predio. Los agresores llegaron en un auto hasta el cruce de 27 de Febrero y calle 1706 y desde allí dispararon 11 veces. En el lugar, dejaron un texto en principio dirigido a las delegadas de los pabellones. Fue un cartón con mensaje escrito a mano. “Si se siguen prestando con René (Ungaro) y los Funes, que hacen verduguear a las pibas presas, vamos a empezar con las familias”, rezaba la amenaza reforzada con la frase “Primer y último aviso. Saben que no jodemos”.

Este martes, el director del Servicio Penitenciario de Santa Fe, Gabriel Leegstra, explicó que, salvo en la Unidad 3 baleada, no se reforzó la custodia en los penales de la provincia, pero sí se recomendó al personal penitenciario estar “atento y cubierto” ante otro posible hecho similar.

Fuente: El Ciudadano

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 700 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

¡Viva la Scaloneta, cabrones!

En un duro partido, la Selección Argentina derrotó 2 a 0 a México, por la fecha 2 del Grup