La intención de Perotti de sumar un animal suelto marca el ritmo de la interna peronista en el cierre del año. Mirabella, Lewandowski, Toniolli, Cleri y Busatto siguen caminando. Espectáculo y política, una vieja alianza en tiempos de antipolítica.

Un sector del peronismo santafesino, el que se referencia en el gobernador Omar Perotti, procura atraer al conductor Alejandro Fantino de la TV a la arena política. De los luminosos rayos catódicos al ominoso barro, digamos. Puntualmente, el diputado nacional Roberto Mirabella comentó durante el brindis de fin de año para la prensa, que se realizó la semana pasada en Rosario, su decisión de continuar “caminando la provincia” con el fin de exponer su “plan” de gobierno, como continuidad del de Perotti. La novedad es que a esas recorridas se sumaría el relator de fútbol que durante el macrismo alimentó su programa televisivo del canal América, Animales Sueltos, con serviciales informes anti-K. Por ahora, la idea del “santafesinismo” –réplica litoraleña del proyecto mediterráneo que encabeza Juan Schiaretti– liderado por el actual mandatario es que Fantino le sume “conocimiento” y “popularidad” a Mirabella. Aún no está del todo claro su rol, aunque el diputado y hombre cercano al mandatario dijo que si el conductor televisivo quiere ser gobernador, lo será después de él. Es que no sólo hay que medirlo en términos de opinión pública, sino en la cancha, donde según el dicho burrero “se ven los pingos”.

Enfrente podrían tener a otro periodista deportivo que ingresó recientemente al mundo de la política, Marcelo Lewandowski, senador nacional por Santa Fe, quien aún no decidió su futuro electoral, que se bate entre la Casa Gris y el Palacio de los Leones. Mientras tanto, las otras fracciones del PJ mantienen sus precandidatos a la gobernación con miras a los comicios del próximo año: La Corriente, liderada por Agustín Rossi, propone al diputado provincial Leandro Busatto; el Movimiento Evita sostiene al legislador nacional Eduardo Toniolli; mientras La Cámpora mantiene en carrera al diputado Marcos Cleri.

Animal suelto

Mirabella está convencido de dos cosas: que el Frente de Todos está estallado, que es una experiencia electoral en decadencia. Y que él quiere ser el candidato a gobernador del archipiélago peronista santafesino –incluso, y si es posible, ampliado a otras islas- que suceda a Perotti en la Casa Gris.

Dice que el adversario principal está ubicado en la alianza opositora que procuran conformar la UCR, el PRO, el Partido Socialista, el PDP y otras fuerzas antiperonistas bajo la denominación “frente de frentes”.

También señala que Fantino se sumaría a “su” campaña, acompañándolo en recorridas por las ciudades y pueblos de la provincia con el objetivo de levantar su perfil.

Y, de paso, medir la reacción ciudadana a la importación de una figura mediática al mundo de la política, vieja técnica en tiempos de antipolítica.

Básicamente, lo que buscan es semblantear al animal suelto cuando algún vecino descontento lo aderece con una puteada por embarrarse de política. El cómico Miguel Torres del Sel probó y no le gustó.

Según un legislador consultado para esta nota, por “la info” que tiene Fantino aún “no está decidido”.

“Lo tentaron, le picó el bichito”, dijo, pero agregó, ya a modo de interpretación, que la aparición de su nombre en público “es más una herramienta para esta especie de negociación con Lewandowski”.

De todos modos, el orden de los factores entre Mirabella y Fantino terminará siendo una decisión de Perotti, encuestas en manos, cuando el tiempo del cronograma electoral lo obligue a adoptar una determinación. Y de los movimientos de otros candidateables, puntualmente de Lewandowski, el peronista que mejor mide.

Celebrities

El traspaso de “personalidades públicas” de diferentes ámbitos como el deporte, el espectáculo, la actuación o lo mediático al universo de la política tiene una larga y variada historia, y resultados disímiles.

Fue Carlos Menem en los años 90 del siglo pasado quien impulsó esos “ingresos” con suerte dispar: Carlos Reutemann construyó una carrera política; Ramón Palito Ortega no, Ricky Maravilla tampoco, Pinky (Lidia Satragno) más o menos.

Por lo general, la política profesional acude a “los famosos” cuando el descontento popular y ciudadano se acrecienta sobre su actividad. Es decir, cuando le modifica la vida “a la gente”, pero para mal. La bronca y el descontento abren el camino a la celebrity.

Ilustración: El Eslabón

En los últimos años Santa Fe fue pródiga en la materia: Amalia Granata se convirtió en diputada provincial; Carolina Losada en senadora nacional; Del Sel estuvo a pocos votos de ganar una elección a la gobernación y luego ocupó por un par de años (hasta que se cansó) un escaño en el Congreso nacional. Los tres tienen en común, y no es un dato menor, que no residen en Santa Fe.

La operación Fantino, en ese sentido, no entraña entonces casi ninguna novedad.

De todos modos, expone carencias. “Si después de cuatro años de gobernar un sector del peronismo tiene como solución a mano para tener más posibilidades, recurrir a este tipo de instancias, posiblemente hizo las cosas mal”, dijo a El Eslabón el diputado y precandidato a gobernador Busatto.

Otro dirigente del PJ provincial, que dialogó con este semanario con la condición del off the record, consideró el intento como “un fracaso” del perottismo “en la política”.

“(El gobernador) no asumió un rol de conducción, no le interesó. Y no ha tendido puentes con nadie”, agregó. El silogismo concluiría así: si no conducir el partido a pesar de tener los resortes del Estado –algo estructurante en el peronismo-, si no diálogo con los otros sectores del Frente de Todos, ergo Perotti toma las decisiones “con la almohada”, dijo la fuente. Ya no sería ni siquiera el “santafesinismo” como réplica del cordobecismo de Schiaretti, sino el dirigente que está solo y espera, según esa interpretación.

En ese sentido, Busatto señaló que “el peronismo les importa poco y nada, son proyectos a imagen y semejanza de un dirigente, que privilegian capacidades individuales”.

Full time

“Me parece que la política se enriquece cuando más gente participa. Lo que ha mostrado la historia argentina es que las decisiones de Estado requieren más que de un rostro o de tener fama, requieren conocimiento, contracción al trabajo, programa, ideas acerca de qué es un gobierno”, dijo Busatto en diálogo con este semanario.

“No creo que la política sea una actividad corporativa, sólo para los políticos”, aclaró, para explicar que de todos modos “implica algo más que cuestiones en términos personales: no es un trabajo de ocho horas, es un modo de entender la vida, los 365 días del año. El grueso de las decisiones de mi vida pasa por ahí, no alcanza con vivirla como una actividad filantrópica”.

Busatto, precandidato a gobernador de La Corriente de la Militancia, sostuvo que no tiene “problemas en discutir con todos los que quieran gobernar Santa Fe qué quieren hacer con la seguridad, con la educación, con la distribución del ingreso, y con qué tensiones quieren convivir”.

“Yo no quiero convivir con la de los que no llegan a fin de mes, prefiero la tensión con la de la distribución del ingreso. Al peronismo le hace falta en esta época del año presionar más a los sectores que tienen para distribuir con los laburantes. Ese va a ser mi planteo”, abundó el diputado provincial.

En ese sentido, resaltó que “hace falta más que una cara de televisión” para encarnar un proyecto político, y ver si esa figura mediática “está dispuesta a venir a vivir a Santa Fe”.

Busatto recordó que la diputada “Granata vive en Buenos Aires, Losada es legisladora y vive en Buenos Aires. No sea cosa que el peronismo quiera traer a gente que quiera vivir fuera de Santa Fe”.

El precandidato señaló que cumplir con los requisitos legales para ser candidatos no suple “la legitimidad” necesaria para serlo.

“En términos de legitimidad, es raro que lo único que legitime sea su nivel de fama”, sostuvo sobre la operación Fantino, para señalar que “tenemos que hacer un mea culpa desde la política, porque priman los valores como la fama, o el comportamiento mediático, y eso no le cambia la vida a nadie, está demostrado”.

El legislador rememoró la figura de Reutemann y consideró que su aparición en la arena política, desde otro ámbito de lo social, no tenía que ver tanto con la repercusión mediática sino con “los valores arraigados por su trayectoria deportiva”.

En cambio, “hoy, el Dipy es referente de la política argentina, Granata lo es. Se ha degradado a niveles más graves”, opinó.

Para el otro dirigente peronista consultado y antes mencionado, acudir al animal suelto representa una “expresión de lo que terminó siendo el perottismo y el lugar que le asigna al peronismo”.

“Estuvieron incómodos, de espaldas al resto del peronismo, con una gran incapacidad para entablar un diálogo con los otros sectores”, razonó en relación a los tres años de gestión de Perotti. “Y tampoco trabajaron en la interna de ellos para potenciar un candidato”, agregó. Resultado: tentar al relator deportivo nacido en San Vicente hace 51 años.

El 25 de noviembre Fantino entrevistó a Mirabella en su programa televisivo. Presentó al diputado nacional como “el próximo gobernador de la provincia” y anunció: “Voy a ir un poco más seguido, voy a caminar un poco la provincia”. Más seguido.

Fijate de qué lado

Esta semana también se conoció la cena que compartió Mirabella con el diputado nacional de La Cámpora, Marcos Cleri. Se reunieron en el mismo restaurante en el que, a la misma hora, se hizo el agasajo de la Cámara de Diputados provincial a la prensa. Todo indica que fue una coincidencia, porque el brindis con los y las periodistas estaba previsto para unos días antes, y se postergó.

Tras el acuerdo electoral para los comicios de medio término entre Cristina Fernández y Perotti, la agrupación que en Santa Fe conduce Cleri mantuvo una sintonía con el gobernador.

Pero esta semana, tras el fallo de la Corte Suprema de Justicia nacional sobre la demanda por coparticipación de la Ciudad de Buenos Aires, Cleri dijo que “Perotti debe decidir de qué lado está”.

“Es un momento crítico para el país que afecta directamente los intereses de la provincia y su gente. Le pido al gobernador que se ponga al frente de las acciones necesarias para preservar los recursos de los santafesinos”, señaló enfáticamente el diputado antes de que el gobernador se expresara al respecto.

El líder de La Cámpora mantiene su precandidatura a la Gobernación santafesina. Tras este chisporroteo con Perotti habrá que ver cómo se desarrolla el vínculo entre ambos, mediado seguramente por la cena con Mirabella. 

Orgánico del cristinismo, la precandidatura de Cleri probablemente quede sujeta a los acuerdos que CFK pueda tejer en Santa Fe, eventualmente, para los próximos comicios.

El otro factor que introdujo alguna novedad en el escenario de la interna del PJ es la aparición del fantasma de Fantino. Aunque, al parecer, no asusta a nadie.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 700 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
  • Al frente a la derecha

    Juntos por el Cambio y los restos del Frente Progresista avanzan en un acuerdo electoral.
  • Cerrar filas

    La mesa nacional de Juntos por la Corte y la defensa del máximo tribunal, cuyo presidente
  • Que se Corte

    El presidente y doce gobernadores pidieron el juicio político de los cuatro integrantes de
Más por Luciano Couso
  • La Celac Social sale a la cancha

    El encuentro de referentes de movimientos populares que se hizo en paralelo a la cumbre of
  • La Spica marrón

    “Tucumán: ingenio ocupado por los obreros. Córdoba: quilombo por el descanso dominical.
  • Motoqueros (capítulo 12)

    Después de dormir toda la noche, o mejor dicho lo que restaba de la noche, en la habitació
Más en Columnistas

Dejá un comentario

Sugerencia

Organizaciones sociales comienzan el relevamiento de “Precios Justos”

El Movimiento Popular la Dignidad controlará a partir de este lunes el cumplimiento del pr