La articulación entre Brasil y Argentina es un enorme paso adelante en la elaboración, desde el Sur, de una potencia multipolar latinoamericana. Que esa confluencia se registre como anticipo de la reunión de Celac, es un mensaje potente que –sabemos– México valora especialmente.

Observo que la gran noticia del período no encuentra una repercusión equivalente a su dimensión. En los medios, en las redes, las noticias menores ocupan espacios mayores. Pero ese despliegue ligado a lo mejor de nuestra historia y creador de un futuro mejor, existe. Estamos en plena elaboración de un ABC agigantado. Cómo no señalar su trascendencia.

Apunte Azteca

La acción de México es de una fineza diplomática significativa. Por un lado promovió a la Argentina al frente de la Celac en un año clave; entre ambos debilitaron la influencia de la OEA y así se facilitó el reencuentro potenciado de la Argentina y Brasil.

Es la primera vez en la historia que hay encuentro trans hemisférico real. Todo lo anterior fueron contradanzas entre gobiernos argentinos y mexicanos de distinto signo y pronunciamientos sin aplicación concreta.

Pero México no puede alardear públicamente porque se sabe en medio de un tramo transicional, y sobre todo porque está ubicado geopolíticamente en el Norte. Necesita, mientras apuntala el Sur, tener las mejores relaciones posibles con los Estados Unidos y Canadá.

El equilibrio que viene logrando López Obrador es admirable. Hoy la Celac ha dado un paso decisivo para convertir países subdesarrollados en naciones emergentes que ocupan su lugar en la multipolaridad.

Apunte sobre las diferencias

La constitución de una Celac Social con referentes de organizaciones sindicales, sociales y populares en general del subcontinente, es una buena idea para poner sobre la mesa de discusión los problemas que afectan de modo directo a nuestros pueblos.

El planteo desplegado hasta el presente, aunque tiene aristas que deberían considerar otras miradas –sobre todo en la cuestión ecología y recursos naturales–, es razonable. Ahora bien: sólo tendrá efecto si admite la elaboración de un diagnóstico claro.

A qué nos referimos: hay franjas de esa iniciativa que pretenden equiparar la reunión de la Celac con la reciente efectuada en Davos. Algo así como acá venimos los humildes a rechazar los dictados de los poderosos. Esto es una importante confusión.

En Davos se congregaron, entre otros, 600 directivos de las corporaciones más grandes del mundo. Como indicamos en el material realizado para Cuadernos de Bitácora, una gran parte de ellos son responsables de la guerra y del hundimiento de naciones enteras, inclusive algunas del propio Norte.

Foto: Télam

Los jefes de Estado aquí reunidos, con sus variantes y con las excepciones conocidas, han sido elegidos por sus pueblos. Admitieron un discurso de apertura inequívoco en su orientación, así como respaldaron, el año previo, la gestión de la Argentina (respaldada por México) al frente de la organización.

La Presidencia Pro Tempore de nuestro país, liderada por Alberto Fernández, resultó de excelencia y posicionó a la región un paso adelante en la constitución de una fuerza emergente con enormes recursos primarios y con varios miembros de gran potencial industrial.

Movilizarse para repudiar ese camino es un error que no deberían permitirse los gremios ni las asociaciones populares de la región. Otra cosa es hacerlo para exigir mejoras en el horizonte social, en la distribución, en la participación.

Como dice la canción, llegan tocando el bombo y la trompeta, para marcarle a todos la diferencia. Si no se percibe el avance latinoamericano del período presente, se rechazarán victorias; algo muy parecido a celebrar derrotas.

Argentina-Brasil: algunos ejes del Acuerdo bilateral

 El Acuerdo de Integración Argentina Brasil es una iniciativa que adecúa el vínculo entre ambas naciones al nuevo esquema internacional de alianzas geopolíticas establecidas regionalmente, en detrimento de la agonizante globalización.

El objetivo es profundizar la integración en todos los campos: energía, finanzas, agronegocios, industria, minería, conectividad, turismo, economía del conocimiento, defensa, derechos humanos, ambiente, educación, ciencia y tecnología y salud.

En cada área se especifican las políticas destinadas a operar en corto, mediano y largo plazo. De tal modo se pretende incrementar el comercio bilateral y las inversiones, profundizando la infraestructura de intercambio comercial.

En materia energética, se reforzará la estructura de transporte con un gasoducto hasta la frontera. El accionar está planteado en un Memorándum de Energía que controlará la comercialización de gas, de energía eléctrica y de gas licuado de petróleo.

Foto: Télam

En minería, se usufructuará de conjunto las materias primas para desarrollar su empleo dentro y fuera del espacio geográfico. También, la cooperación tecnológica a través de organismos públicos que regularán la labor de empresas privadas. Entre otros destinos, se desplegará la construcción de baterías de litio, plantas de fertilizantes, minerales de hierro y cobre.

En los aspectos que se incluyen dentro del concepto macroeconomía, la acentuación del vínculo bilateral combatirá la restricción externa, con mayor disposición de dólares, la actividad económica en general mediante exportaciones tradicionales más la de gas desde Vaca Muerta hacia la frontera sur de Brasil y la coordinación regional, expresada en acuerdos político-económicos que inyecten soberanía y desarrollo a la región.

Una de las principales medidas es la extensión del sistema que permite la compensación de importaciones y el financiamiento por parte del Banco Nacional de Desarrollo (BNDES) de la construcción de la segunda etapa del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner, que se extenderá desde Salliqueló, en la provincia de Buenos Aires, hasta San Jerónimo, en Santa Fe.

Se fomentará la inversión pública, la promoción de la industria y la distribución del ingreso, con el sentido de imprimir un mayor crecimiento de la Argentina vía el aumento de exportaciones hacia Brasil, que junto a China es nuestro principal socio comercial.

En línea, se acentuará el perfil del comercio bilateral entre la Argentina y el Brasil con rasgos manufactureros: los productos de origen industrial son significativos e incluyen cadenas de alto valor agregado. Los productos primarios y de primera transformación ocupan un lugar relevante en las exportaciones totales de ambas naciones.

También se acordará un swap del Banco Central brasileño para el fortalecimiento de reservas y el comercio bilateral. En sintonía, habrá acuerdos entre bancos públicos como el BNDES, el Banco de la Nación Argentina (BNA) y el Banco de Inversión y Comercio Exterior (Bice) para profundizar el comercio, infraestructura de intercambio comercial e inversiones.

En cuanto a la moneda común, como anticipamos, implica el inicio de una discusión que deberá incluir, entre otros temas, la resolución de los desequilibrios de productividad, las etapas de convergencia económica de quienes participen y la dinámica de las decisiones de política económica, monetaria y cambiaria.

Finalmente, y mientras vamos abordando otros aspectos del vínculo bilateral, apuntamos la trascendencia del Acuerdo de Cooperación Antártica: La Argentina y Brasil se comprometieron a desarrollar proyectos tecnológicos y científicos, intercambiar información sobre nuevas tecnologías y también personal científico y cursos de capacitación. La logística será compartida y se emplazará en Ushuaia, una de las cinco puertas hacia el continente blanco.

*Director La Señal Medios / Área Periodística Radio Gráfica / Sindical Federal

Nota relacionada

Fernández pidió fortalecer “la democracia ante una derecha recalcitrante”

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 700 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Gabriel Fernández*
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Filosofía, carrera estratégica para el desarrollo del país

Este año, el Programa Nacional de Becas Manuel Belgrano sumó estos estudios considerados p